Nicaragua

Requiere sector agropecuario de Nicaragua pasar a etapa superior

Necesita una mayor productividad con mejor tecnología y asociarse para beneficios financieros y uso de equipos agrícolas

Redacción Central |

https://www.lavozdelsandinismo.com/img/info/programa-agropecuario-2012-03-09-40328.jpg
Necesita una mayor productividad con mejor tecnología y asociarse para beneficios financieros y uso de equipos agrícolas

El crecimiento del sector agropecuario en los últimos seis años respondió a una expansión de tierras para el cultivo, pero ahora debe pasar a una etapa superior, en la que se puedan obtener mayor productividad y que los productores se asocien para beneficios financieros y el uso de equipos y dejar la agricultura tradicional.

Estas ideas fueron expresadas este martes por el ministro de Agropecuario y Forestal, Ariel Bucardo, y el gerente general del Banco Central de Nicaragua, Ovidio Reyes, quienes fueron entrevistados en el programa televisivo Revista en Vivo, por el periodista y director de la emisión, Alberto Mora.

Los funcionarios indicaron que desde el año 2007 el gobierno sandinista desarrolló diversos programas sociales para que se desarrollara la agricultura familiar y la pequeña producción, mediante la cual se elevaron los niveles de cosecha en su conjunto, así como de exportación, pero ahora se impone elevar los rendimientos en la misma área destinada a la agricultura, para no afectar la zona boscosa del país y beneficiar al medio ambiente, además de hacer más competitivos los productos agropecuarios obtenidos.

Significaron que este año ha sido de un buen invierno, las lluvias han beneficiado las siembras y las cosechas, lográndose en el caso de los granos básicos la siembra de postrera, lo cual resulta beneficioso.

Bucardo indicó que la agricultura crece un ocho por ciento, sin embargo el sector agropecuario no tanto, aunque sí por encima del uno por ciento, debido a la disminución de la producción de la carne bovina, porque se incrementó la venta de animales en pie, pero se disminuyó el proceso industrial. La producción de leche creció cinco por ciento.

Asimismo apuntó que en los últimos cinco años creció considerablemente la producción de arroz, que si bien antes estaba por debajo del 50% del consumo nacional, ya se está por encima del 90%, aunque se debe precisar que el consumo también se ha incrementado. Pero no hay dudas que Nicaragua logrará el autoconsumo de arroz.

Sin embargo, la producción de los otros granos básicos es a través de pequeños agricultores, que prácticamente laboran con métodos tradicionales, menos productivos que en otros países y es necesario incrementar el rendimiento, incluso en muchos casos se puede duplicar, para lo cual se requiere mejoramiento de los suelos, capacitación a los productores y uso de equipos para aumentar los rendimientos.

Para estos casos lo más recomendable es la asociación de cooperativas o productores, unir sus recursos y utilizar mejores tecnologías. Incluso, aclaró Reyes, cuando acuden al banco de esta forma asociados se les facilita la adquisición de créditos.

Bucardo apuntó que en países del área se obtiene mayor productividad que en Nicaragua, incluso a veces más del doble. Asimismo sucede con la producción de leche, pues el promedio es de cuatro litros diarios por vaca, cuando debe ser de ocho o más. En el caso de la res, el peso corporal es inferior a la de otros animales de la misma edad en países de esta región, por lo que se está trabajando directamente con los productores para buscar mejores rendimientos.

Tanto Bucardo como Reyes indicaron que junto con la búsqueda de mejores rendimientos, es necesario iniciar gestiones para la venta de los productos, posibles incrementos de exportación en los mercados actuales o buscar otros nuevos destinos, porque no se puede elevar la productividad, sacar más por manzana y animal y después que no tenga salida.

Ambos funcionarios recomendaron a los pequeños productores o cooperativas crear asociaciones, con el fin no solo de mejorar su técnica de labor, utilizar tecnologías de avanzada, sino se les facilita la obtención de créditos financieros en los bancos, lo cual es uno de los problemas a superar en esta nueva etapa.

Recordaron que muchos cafetaleros son pequeños y se agruparon para crear un fondo para el desarrollo, agrupación que también puede servir para solicitar créditos, porque los bancos tienen que arriesgar su dinero cuando entregan un crédito a un pequeño productor que puede perder el cultivo por varias razones, pero en este caso que se asocien existe más posibilidades para todos, tanto para los banqueros como para los productores.

Y hablando del café, señalaron que no se esperan incrementos de la producción de este aromático grano, porque una gran parte de las plantaciones del país está en un proceso de renovación y habrá que esperar unos tres años para que se puedan obtener sus resultados, que deben ser buenos porque se siembran variedades más productivas y con mejores condiciones técnicas.

Bucardo apuntó que el presidente del país, Comandante Daniel Ortega, orientó prestar una atención directa a los productores de granos básicos, especialmente de maíz, con el objetivo de estimular los cultivos y obtener mayores cosechas, con mejores tecnologías y prácticas, así como la creación de pequeñas industrias que puedan moler y hacer harina de maíz, con lo cual se evitará que se pierda por causa de plagas o que los animales se hagan cargo de los cultivos.

Al referirse a otros productos, indicaron que hay un buen crecimiento en general, entre ellos la caña de azúcar y el maní, en lo cual no se tiene problemas. Asimismo se crece también en hortalizas y tubérculos.

Finalmente Bucardo señaló que se trabaja en cuatro direcciones fundamentales, como es el caso del frijol y el maíz, para crecer en producción en las mismas áreas cultivadas y llevarlas de un promedio de 12 quintales a no menos de 20 por manzana.

Asimismo se plantean dificultades con el café, que si bien eran plantaciones viejas, ahora se prevé tener, dentro de unos tres años, no menos de 20 quintales por manzana.

En el caso del ganado vacuno, elevar la producción de leche a más de los cuatro litros como promedio por vaca, así como aumentar el peso corporal del ganado.

Reconocieron que hasta ahora ha sido una dificultad el otorgamiento de créditos bancarios a los pequeños productores agrícolas, por lo que recomendaron la asociación de cooperativas o de dueños de pequeñas áreas para crear fondos de beneficio común y que el banco les sea factible conceder créditos para los cultivos.

El país avanza y ahora es necesario que la producción agropecuaria pase a nuevas fases, con mejores tecnologías, más capacitación en la fuerza laboral y lograr mayor rendimiento por áreas de suelo, así como hacer más productivos los animales de cría.

también te puede interesar