Nicaragua

Ley 779 ha empoderado a la mujer nicaragüense

Desde su aprobación en junio de 2012, la ley contra la violencia hacia la mujer ha visibilizado casos que antes pasaban desapercibidos, considera la jueza del distrito penal especializado en Violencia del departamento de Rivas

Redacción Central |

Ley 779 ha empoderado a la mujer nicaragüense
Desde su aprobación en junio de 2012, la ley contra la violencia hacia la mujer ha visibilizado casos que antes pasaban desapercibidos, considera la jueza del distrito penal especializado en Violencia del departamento de Rivas

El círculo de violencia hacia las féminas, muchas veces invisible, fue roto desde que el 22 de junio se aprobara en Nicaragua la Ley 779, dirigida a garantizar su protección, afirmó la doctora Ana Xochilt Fonseca Laguna, jueza del distrito penal especializado en Violencia del departamento de Rivas.

«Antes de la Ley 779 nadie se acordaba de la víctima, en cambio con esta nueva norma se visibiliza a la mujer como un sujeto procesal al cual se debe brindar protección y seguridad, lo que le permite romper con el círculo de la violencia», consideró.

Detalló que desde su nombramiento como jueza, el pasado mes de marzo, ha comprobado que el delito más frecuente en Rivas es el incumplimiento de los deberes alimentarios.

«Este tipo de delito no sólo refleja la falta de responsabilidad paterna, sino también la extensión de la violencia hacia las mujeres, porque existen hombres que en represalia a la mujer incumplen con el deber de alimentar a sus hijos», dijo, según Canal 15.

Según estadísticas brindadas por la judicial, entre marzo y mayo se registran en esa sala 89 causas. De ese total, 33 expedientes están en proceso, 19 se han resuelto con la suspensión condicional de la persecución penal y se han realizado 20 clausuras anticipadas, de ellas siete originadas por incumplimiento de los deberes alimentarios.

Asimismo se han emitido once fallos de culpabilidad, dos expedientes enviados a ejecución y vigilancia penitenciaria y dos regresados al juzgado local por falta de competencia.

«Los casos de violencia son más visibles porque las mujeres están más empoderadas, ellas sienten un verdadero respaldo y una protección integral de parte del sistema de justicia», dijo Fonseca Laguna.

también te puede interesar