Nicaragua

Chávez vive porque la lucha sigue

Así lo señaló el Comandante Daniel Ortega, al hablar en el acto de firma de acuerdos bilaterales entre Nicaragua y Venezuela, realizado en la Plaza de la Revolución de Managua este domingo dos de junio. Daniel y el presidente Nicolás Maduro presidieron la firma de los convenios marco de cooperación social para el desarrollo de las relaciones entre ambos gobiernos y pueblos

El Comandante Daniel Ortega y su homólogo venezolano, Nicolás Maduro
| Jairo Cajina

Redacción Central |

Así lo señaló el Comandante Daniel Ortega, al hablar en el acto de firma de acuerdos bilaterales entre Nicaragua y Venezuela, realizado en la Plaza de la Revolución de Managua este domingo dos de junio. Daniel y el presidente Nicolás Maduro presidieron la firma de los convenios marco de cooperación social para el desarrollo de las relaciones entre ambos gobiernos y pueblos
»Recorren Puerto Salvador Allende Comandante Daniel Ortega y Nicolás Maduro

Por Nicolás Madrono Carvajal

El Comandante Daniel Ortega y su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, presidieron este domingo el acto de firma de acuerdos bilaterales entre Nicaragua y el país sudamericano, en el contexto de la visita del mandatario bolivariano a nuestro país.

La compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, informó los acuerdos que firmaron representantes de ambos países, en la Plaza de la Revolución en Managua, que abarcan las áreas social, policial y partidistas.

Ante una imagen del Comandante Hugo Chávez, coronando el masivo acto, el Procurador General de Justicia, Hernán Estrada y el canciller de Venezuela Elías Jaua firmaron un memorándum de entendimiento en materia policial. Por su parte Héctor Rodríguez Castro, por Venezuela y Marcia Ramírez, ministra de la Familia de nuestro país, firmaron el convenio marco de cooperación en el área social.

Igualmente Rodríguez, también Coordinador Nacional de la Juventud del Partido Unido Socialista de Venezuela firmó un acuerdo partidario con Bosco Castillo, coordinador de la Juventud Sandinista 19 de Julio.

El Comandante Daniel, al iniciar su intervención, señaló que tenemos que seguir trabajando por la integración y por la paz de todas las familias latinoamericanas y caribeñas.

Nuestro querido hermano, nuestro presidente eterno Hugo Rafael Chávez Frías, te designó Nicolás, lo dijo con toda claridad y con aquella hermosa frase, una verdad tan grande como la luna llena, desde ese momento, está depositando en vos la responsabilidad de conducir ese proceso, dijo Daniel refiriéndose Maduro y agregó que luego fue el pueblo en las votaciones el que vino a ratificar esa voluntad del presidente Chávez para que Nicolás pudiese ejercer la conducción del proceso revolucionario bolivariano.

Añadió Daniel que lo alegraba tener al mandatario venezolano en la patria de Sandino, de Darío, en este sitio histórico y acompañado por el coronel Santos López, que descansa en el primer mausoleo.

Refirió que Santos López siendo un niño se incorporó al Coro de Ángeles del Ejército del General Sandino, y fue defensor de la soberanía nacional. Luego lo acompañó en Managua y el día que el General fue asesinado, ese mismo día sobre la casa donde estaba el coronel Santos López cayeron los asesinos y después logró escapar a Honduras y más tarde a Cuba.

Fue el coronel Santos López el eslabón esencial que unió la generación de Sandino con la general de Carlos Fonseca, afirmó el Comandante Daniel en sus emotivas palabras.

Recordó que aquí está al mausoleo de Carlos (Fonseca) y junto a él el mausoleo de Tomas (Borges). Todos ellos trascendieron a ese plano de vida superior, a ese plano al cual ya habían trascendido Sandino, Bolívar, y porque Martí caído en combate pasó a ese plano superior, es que podemos dar fe que ellos no murieron, sino que siguen viviendo encarnados en las batallas de nuestra América Rebelde.

Más adelante Daniel dijo que hablar de Cuba es hablar de Fidel y hablar de Fidel es hablar de Chávez.

Rememoró que tuvo el privilegio de conocer Chávez el 14 de diciembre de 1994. Fidel me invitó y conocí a Chávez en la casa Bolívar de La Habana Vieja y manifestó que ahí escuchó su voz y a través de su voz escuchó la historia de los pueblos bolivarianos. Escuché la fuerza de su espíritu, capaz de asumir y alcanzar las más grandes victorias ante los más grande desafíos. Él trascendió a ese otro plano de vida, por eso es que podemos asegurar que Chávez vive porque la lucha sigue, es la mejor prueba de que Chávez vive.

En ese momento de su intervención Daniel saludó a Cilia, compañera, primera combatiente, a Rosario, de quien recordó es sobrina nieta de nuestro general Sandino.

«Hoy cumple la hija de Sandino, Blanca Segovia, 80 años, nuestro cariño para vos, para tus nietos y todas la familia», expresó Daniel y dijo que hoy más que nunca no se puede retroceder, nadie se puede vender ni nadie se puede rendir.

Y hoy más que nunca debe ser así, porque se ha logrado configurar una América Latina nuestra por la que luchó Sandino, gracias a esa fuerza extraordinaria del comandante Chávez.

Daniel apuntó que fue en el encuentro de Fidel y Chávez donde nació el Alba y agregó que ello ha venido dando frutos y está presente en las decisiones tomadas por los gobernantes latinoamericanos con la decisión de construir la CELAC, recordando que el Comandante Chávez estuvo al frente de ese momento histórico.

Es cierto, hemos logrado avanzar, es cierto que los avances son muchos más extraordinarios en el campo de la justicia social, la educación, la salud entre los países del Alba, porque es el proyecto más avanzado, es el programa de integración más avanzando, donde se toman en cuenta las asimetrías, donde se toma en cuenta la solidaridad para que nuestros pueblos puedan ser totalmente libres.

Luego, dijo Daniel, está el Mercosur, en la punta de lanza de esta batalla, que no se está librando con bombas ni instalando bases de potencias extra regionales, sino que se está librando multiplicando programas productivos, sociales, de educación y salud, todo aquello que viene a mejorar las condiciones de la familias, de los pueblos que estamos en el Alba.

Informó que en julio el presidente Nicolás Maduro estará al frente del Mercosur, que integran Venezuela, Brasil, Uruguay, Argentina y Paraguay.

«Nosotros tenemos que buscar como acercarnos al Mercosur y Mercosur debe buscar como acercarse al Alba», expresó y añadió que el Mercosur debe acercarse a Centroamérica y viceversa y de esa manera desarrollar un frente de lucha económica, comercial, político, que nos haga más libres a todos los latinoamericanos y caribeños.

Está también Unasur, la Comunidad de Estados del Caribe, están perfilándose otros bloques, lo que llaman del Pacífico, hay un movimiento de configurar nuevos bloques y lo importante es que no perdamos de vista que tenemos un compromiso en la CELAC y ahí en ese compromiso están establecidos principios que todos hemos suscrito y avalado.

«Quiero pensar que cualquier movimiento que se dé en la dirección de formar bloques no vaya en detrimento de despedazar el gran bloque latinoamericano y caribeño, sino que vaya a fortalecer ese gran bloque», manifestó el presidente de Nicaragua.

En otro momento Daniel dijo que preocupa que se tomen iniciativas para dividir y luego debilitar el proceso de consolidación de la CELAC.

«Nicolás, quiero pensar que eso no puede estar pasando, que el presidente de la hermana república de Colombia haya expresado la decisión en nombre del pueblo de colombiano, la decisión de incorporarse a esa organización militar, la Organización del Tratado del Atlántico Norte, que no tiene razón de ser, cuando por otro lado América Latina y el Caribe la hemos definido como una zona de paz».

No es asunto de voluntad, de expresar un criterio. Si queremos la paz para América Latina trabajemos por el desarrollo económico y social, por la salud, la educación, el empleo, la unidad latinoamericana y caribeña, ahí está la fortaleza de la región, señaló.

La potencia de América Latina y el Caribe no está en que nuestros países se incorporen a organizaciones como la OTAN, cuyos méritos ha sido bombardear, destruir, como lo ha hecho en los últimos tiempos.

Espero que el presidente Santos no haya dicho hecho, que sean versiones periodísticas, demos todavía una oportunidad de que estamos siendo víctimas de un amarillismo periodístico, dijo Daniel, pero nosotros desde este momento, Nicaragua, va a dejar totalmente claro, que un país como Colombia, incorporarse a la Otan es clavarle una puñalada a los pueblos de nuestra América. No le encontramos ni pie ni cabeza a esto, sentenció.

Así como los pueblos luchan por la unidad latinoamericana y caribeña, los imperios siguen conspirando y mientras más fuertes nos ven, más conspiran contra nosotros, y no quieren que nuestros pueblos puedan acceder a los beneficios, dijo el Comandante-Presidente.

Lo más importante es que nuestros pueblos han avanzado, la CELAC tiene compromisos y no es fácil romper esos compromisos y si alguien llegara a romper esos compromisos, mucho más temprano que tarde vendrán otros gobiernos a no dejar romper esos compromisos, dijo Daniel y recibió el aplauso de los reunidos.

«Nos acercamos al 34 aniversario del triunfo de la Revolución Popular Sandinista y este acto y encuentro entre el pueblo bolivariano y la República bolivariana, su presidente Maduro y el siempre presente Comandante Chávez no es más que una ratificación que esa revolución que triunfó hace 34 años en Nicaragua ahora, en estos nuevos tiempos de paz, de tranquilidad para nuestros pueblos, es una revolución revitalizada.

El compromiso que ha hecho el compañero Nicolás, es el mismo que hizo el comandante Chávez el 10 de enero cuando estaba retornando al poder la juventud y el pueblo de Nicaragua, dijo Daniel.

Podemos decirle a nuestro pueblo que nos sentimos más fuertes, seguros de seguir combatiendo la pobreza, de tener más recursos humanos en nuestro país, especializados, que con nuestras riquezas, las que no da la naturaleza, que nos dan las capacidades de los trabajadores, vamos a seguir avanzando, como lo hemos venido haciendo, reduciendo día a día, la extrema pobreza, la pobreza, que eso es lo que al final de cuenta quería Bolívar, quería Sandino, quería Martí.

Le decimos a Chávez: Te estamos cumpliendo con Nicolás al frente. Sandino vive, la lucha sigue, concluyó sus emocionadas palabras el Comandante Daniel en medio del aplauso de la multitud.

Por su parte, al hablar ante los reunidos en la Plaza de la Revolución, Nicolás Maduro, saludó al Comandante Daniel Ortega, a la compañera Rosario y a «los ministros y ministras de nuestra hermana Nicaragua».

El presidente de Venezuela señaló a Nicaragua siempre hermosa, llena de calor humano, verdadero, de patria grande.

Estas horas, desde anoche, han sido horas de recuerdos muy vivos, de nuestro Comandante amado, nuestro padre fundador, Hugo Chávez. Esta foto trae los recueros vivos, de su palabra, su verbo, su verdad militante, dijo Maduro al señalar la imagen que detrás de la presidencia, coronó el masivo acto.

La última vez que estuvimos aquí fue el 10 de enero de 2012, se juramentaba el presidente reelecto Daniel Ortega y aquí estuvimos junto con él, señaló Maduro y dijo que recordaba ese día cuando en el discurso del Comandante Daniel Ortega, en sus palabras, se refirió muy cariñoso al Comandante Hugo Chávez y la plaza se hizo un reconocimiento al Comandante eterno bolivariano.

Esta foto es su respuesta al baño de amor que recibió en esta plaza, rememoró el presidente de Venezuela.

Dijo que en aquel momento Chávez se paró a agradecer el reconocimiento. Eran tiempos de lucha y de esperanza. Año 2012, difícil, complejo.

Maduro dijo que había conversado con el presidente Daniel y que habían sostenido conversaciones durante todo el día y siempre, en cada momento ha estado presente el comandante Hugo Chávez.

Añadió que la mejor forma de demostrar la lealtad por todo lo que nos dio, y la mejor forma de demostrar nuestro amor militante, es trabajar sin descanso por hacer realidad una América Latina, próspera, en paz, que sus sueños no se pierdan, es la mejor forma de convertirnos en guardianes de los sueños de Chávez, de Sandino, de Carlos Fonseca, de Bolívar, Sucre, entre tantos otros que lucharon por una América libre.

Los sueños eternos de los libertadores que imaginaron estas tierras llenas de hombres y mujeres libres.

General de hombres libres llamaban a Sandino y ese mismo grito recorrió años antes Venezuela con el grito de Ezequiel Rodríguez, fue el grito de tener tierras y hombres y mujeres libres, libres de la explotación, el saqueo, de dictaduras civiles y militares o de falsas democracias, absolutamente libres del destino de nuestras patrias, manifestó Maduro.

Cuando decimos que Chávez nos dejó Patria, nos dejó el dominio de las decisiones de nuestra Patria de la injerencia extranjera.

En ese sueño continuamos, es el camino de la Patria, construir pueblos que tengan derecho a la educación, dijo el mandatario venezolano y añadió que cuando nos imaginamos este continente latinoamericano, caribeño, solamente nos imaginamos su prosperidad a partir de la reconquista de los derechos sociales de nuestros pueblos.

Mencionó los acuerdos fundamentales firmados en esta oportunidad en Managua, relacionados a lo social, para elevar la calidad de la educación pública en Nicaragua y Venezuela, para los niños, para la juventud obrera, universitaria, campesina, para fortalecer el sistema público de salud de nuestros pueblos, para formar a médicos, enfermeras, añadió.

Agregó que son acuerdos para fortalecer nuestra economía social, para fortalecer la economía de las madres del barrio.

Este acuerdo en el campo social viene a mejorar la cooperación de nuestros dos gobiernos, precisó Maduro, en el marco del Alba, para beneficio de los pueblos trabajadores de Nicaragua y Venezuela.

Igualmente, en ese camino trazado de construir la máxima felicidad social, la máxima prosperidad económica en un nuevo esquema de cooperación, que no se base en el saqueo, estamos firmando un acuerdo para hermanar los programas a favor de la juventud en Nicaragua y Venezuela, precisó el mandatario.

Dijo que en Venezuela están lanzando la gran misión de la Juventud Venezolana, porque la juventud tiene que estar en el centro de todos nuestros esfuerzos.

También es importante, dijo, un acuerdo en el campo político y agregó que otro acuerdo muy importante tiene que ver con lo que hemos firmado, un memorando de entendimiento para conformar un acuerdo para un nuevo modelo policial.

Maduro reconoció que Nicaragua tienen un modelo policial propio, que ha logrado índices asombrosos, que hay que reconocer, de seguridad y protección a la población. Mientras una pandemia criminal ha tomado América Latina, Nicaragua ha logrado índices de los más altos del continente en protección y seguridad, dijo el presidente bolivariano.

El comandante Daniel nos ha propuesto el hermanamiento de la policía nacional bolivariana y la policía nacional de Nicaragua, apuntó.

Dijo que esta primera visita a Nicaragua como presidente constitucional de Venezuela ha estado signada por la vista en el futuro.

En otro momento de sus palabras, Maduro manifestó que el Alba ha sido en estos años una fórmula exitosa para la estabilidad económica de nuestros países, para el avance social en función de la igualdad y la superación de la pobreza, y ha sido motor político para la unión de América Latina.

Ha sido el Alba junto a Petrocaribe el motor para el milagro y la creación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), creada el 2 y 3 de diciembre de 2011 en Caracas, cumbre presidida por el Comandante Hugo Chávez.

Quieren meter dinamita en la médula de los logros en la unión de América Latina y el Caribe, de América del Sur y pretenden enrarecer las aguas de las relaciones políticas entre los gobiernos, para en una ofensiva feroz imponer los modelos de dominación rechazados por nuestros pueblos, denunció Maduro.

El camino de América Latina no está en buscar ejércitos para nuestros territorios, nuestros territorios tiene que ser de paz, libre de armas nucleares y de ejércitos interventores, aseveró Maduro ante los cientos de reunidos en la Plaza de la Revolución de Managua.

Es importante que el Alba, que ha sido un fenómeno extraordinario, multiplicador de la salud y la educación de nuestros pueblos, se convierta en centro constructor de la felicidad social de nuestros pueblos, de conquistar la esperanza de nuestros pueblos y en ese camino estamos comprometidos, es el camino de Sandino, de Bolívar, es de camino de la unión.

Nuestra fuerza motora es el amor y está marcado por el sueño de Chávez, volvió a recordar Nicolás Maduro y dijo que estaba hablando por un concepto espiritual, porque nos mueve un gran amor chavista.

Hemos venido a ratificar al pueblo de Nicaragua y a todos los pueblos de Centroamérica, la profunda vocación solidaria, integradora, latinoamericana, de la Revolución de Bolívar y de Chávez.

En nombre de ese amor de Chávez, vamos a continuar juntos, que viva la memoria de Chávez, viva la memoria de Sandino, concluyó sus emotivas palabras el presidente de Venezuela.

también te puede interesar