Nicaragua

Mujeres de Matiguás contribuyen en sus comunidades con producción de cacao

Están conscientes de la importancia de su contribución para el desarrollo económico en su localidad y en sus hogares

Chocolates a base de cacao orgánico
Mujeres de la Cooperativa La Campesina,elaboran deliciosos chocolates a base de cacao orgánico. | El 19 Digital

Redacción Central |

Están conscientes de la importancia de su contribución para el desarrollo económico en su localidad y en sus hogares

Mujeres de la Cooperativa La Campesina, ubicada en el municipio nicaragüense de Matiguás, elaboran deliciosos chocolates a base de v orgánico, cuya materia prima es aportada por otro grupo de 30 productoras desde las plantaciones de ese cultivo.

Las féminas reconocen la importancia de su contribución para el desarrollo económico en el municipio y en sus hogares y, vistas en sus comunidades como emprendedoras, permiten que la cooperativa La Campesina, de la que todas son socias, esté diversificando su oferta en el mercado local con miras a incursionar con un nuevo producto en el mercado internacional.

En las zonas rurales de Matiguás, las mujeres son el sostén de sus hogares y han logrado integrar a cada miembro de sus familias a las labores productivas del cacao, cuidando siempre de no destruir el medio ambiente, ni derrochar los recursos naturales.

De acuerdo con Josefa Pravia, de la finca El Edén, en la Comunidad Maceras II, el cacao era antes un rubro que no generaba muchos ingresos a la familia, pues sin técnicas de manejo apropiado de las plantaciones, y ante la inestabilidad de los precios internacionales y el acoso de los intermediarios, el grano no era bien pagado a los productores.

Sin embargo, con el nacimiento de la cooperativa La Campesina, la realidad de muchas mujeres dueñas de pequeñas y medianas parcelas cambió, pues por medio de ella las mujeres fueron capacitadas y con el acompañamiento de instituciones de Gobierno, han logrado aumentar considerablemente la renta de la siembra de ese producto, refirió El 19 Digital.

Las féminas son las que marcan la diferencia en el lugar, pues, entusiasmadas por su empoderamiento como productoras y generadoras de ingresos, han logrado integrar a todos los miembros de la familia en los trabajo de siembra, mantenimiento de la plantaciones, recolección del cacao y el proceso posterior de preparación del grano para convertirlo en chocolate.

Desde la finca hasta la planta de procesamiento ubicada en la Cooperativa La Campesina, un grupo de ocho mujeres jóvenes trabajan de sol a sol para preparar un delicioso chocolate que comercializan bajo la marca Mussy.

En la pequeña planta las damas se encargan de todo el procedimiento, que comienza con granos de cacao que son tostados y luego procesados en diversas maquinarias para transformarlo en chocolate.

Elieth Sosa, coordinadora del grupo de jóvenes, asegura que las mujeres se sienten agradecidas porque se les ha confiado el procesamiento del cacao, que es la materia prima de la cooperativa.

también te puede interesar