Nicaragua

Policía de León decomisó tres sacos que contenían alrededor de 120 garrobos e iguanas verdes

Los animales eran transportados en condiciones crueles: maneados y con sus extremidades y colas mutiladas

Iguanas verdes
Iguanas verdes | end.com.ni

Redacción Central |

Los animales eran transportados en condiciones crueles: maneados y con sus extremidades y colas mutiladas

Alrededor de 120 garrobos e iguanas verdes, que eran transportadas en tres sacos en autobús de transporte colectivo de la ruta Chinandega-Managua, para ser comercializadas, supuestamente, en el Mercado Oriental de Managua, fueron decomisados por la Policía de León.

Al abrir los sacos la Policía descubrió que los animales eran transportados en condiciones crueles: maneados y con sus extremidades y colas mutiladas, según informó el comisionado Fidel Domínguez, segundo jefe de la Policía de León.

Añadió que también se encontraron con que una docena de reptiles ya iban asfixiados por las malas condiciones en que eran trasladados y que el «cargamento» incluía especies jóvenes.

El jefe policial hizo un llamado a la población para que evite este tipo de práctica considerada como un ilícito. Durante el decomiso, nadie se responsabilizó ni reclamó a los animalitos, creemos que existen cómplices y que personas inescrupulosas están dedicándose a este ilícito, pero estamos profundizando las investigaciones, relató advirtiendo que el decomiso se efectuó en el marco del Plan de Fortalecimiento de Seguridad Ciudadana, aplicado en las carreteras.

Los sacos de reptiles fueron descubiertos en un retén policial, ubicado en el kilómetro 100 de la carretera León-Chinandega, a bordo del autobús amarillo, placa CH355, de la ruta Chinandega-Managua, conducido por José de la Cruz Castillo, dijo el reporte de Canal 15.

Yaniree Álvarez, delegada departamental del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, informó que la institución se hizo cargo de los reptiles para examinarlos, rehabilitarlos y luego liberarlos en la reserva natural de la comunidad de Santa Rosa de Los Parrales en Malpaisillo y en las áreas protegidas de la isla Juan Venado.

La funcionaria recordó que a quienes incurren en delitos como este, se les abre proceso administrativo, se determinan multas y otras sanciones, y si la persona es reincidente se pasa a la vía penal porque es una afectación al medio ambiente.

En algunas comunidades rurales de León el Marena promueve el desarrollo de zoocriaderos de garrobos e iguanas con el objetivo de hacer un mejor uso de nuestros recursos, comentó Yaniree Álvarez.

también te puede interesar