Nicaragua

Incendios forestales dañan unas 133 hectáreas por día

Ese ritmo promedio es casi cuatro veces superior al de 2012. Debido a los incendios forestales, Nicaragua está perdiendo bosques y tierras agrícolas a un ritmo promedio de 133 hectáreas por día, según advirtió el viceministro del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, Roberto Araquistain. Ese ritmo promedio es casi cuatro veces superior al de […]

Redacción Central |

Incendios forestales dañan unas 133 hectáreas por día

Ese ritmo promedio es casi cuatro veces superior al de 2012.

Debido a los incendios forestales, Nicaragua está perdiendo bosques y tierras agrícolas a un ritmo promedio de 133 hectáreas por día, según advirtió el viceministro del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, Roberto Araquistain.

Ese ritmo promedio es casi cuatro veces superior al de 2012, cuando el fuego consumió una media diaria de 35 hectáreas de bosques y pastizales, de acuerdo con el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres, Sinapred.

La mayoría son incendios que se causan para la limpieza de la tierra para los cultivos, y lo hacen de tan mala manera, que el fuego no se detiene en el área que quieren limpiar, sino que se pasa a bosques y a tierras vecinas, alertó el funcionario ambiental.

Araquistain adelantó que la actual temporada seca, que va de diciembre de 2012 a los primeros días de mayo, podría concluir con 2000 puntos de calor, como se denominan los sitios donde se originan incendios en todo el país, identificados mediante vigilancia por satélite, explicó.

Aunque esa cifra sigue siendo menor que el promedio de los últimos seis años (2800 puntos de calor), está por encima de los 1800 puntos de calor detectados en la estación seca de la temporada 2011-2012, anotó.

La proliferación de áreas quemadas tiene varios orígenes, según Araquistain.

El primero es el terreno: El año pasado, al haber menos puntos de calor, se acumuló más material combustible (hojas secas y maleza), y hay mayor propensión a quemas, indicó, según una entrevista con Acan-Efe, que reproduce Canal 15.

El viceministro ambiental citó luego a los agricultores, con su empleo del fuego para el avance de la frontera agrícola para introducir ganado.

También la tala de árboles, la producción extensiva de cultivo de maní y caña de azúcar, y las quemas agrícolas para enmascarar los cambios de uso de suelo, la ocupación ilegal de tierras y la caza de animales.

Araquistain aseguró que no ha habido descuido en los trabajos preparativos contra los incendios forestales, pero señaló que las quemas aumentaron en provincias como León, Chinandega, Rivas y Managua, en el litoral Pacífico de Nicaragua.

también te puede interesar