Nicaragua

Reitera FAO elogios a Nicaragua por avanzar en seguridad alimentaria

El representante de la FAO reiteró elogios al Gobierno Sandinista por mantener la disminución del hambre y continuar programas de seguridad alimentaria

Redacción Central |

http://www.lavozdelsandinismo.com/img/info/katrina-cooper-2012-09-17-48596.jpg
El representante de la FAO reiteró elogios al Gobierno Sandinista por mantener la disminución del hambre y continuar programas de seguridad alimentaria

El gobierno nicaragüense mantiene una política creciente contra el hambre y la desnutrición en todo el país, así como continúa realización de programas sociales para desarrollar proyectos que garanticen la seguridad alimentaria nacional, resaltó este jueves en Managua el representante de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Fernando Soto.

El embajador de la FAO ante Nicaragua expresó en el programa televisivo Revista en Vivo, del canal 4, que esta nación centroamericana es una de las primeras de América Latina en cumplir los Objetivos del Milenio planteados por la ONU, al reducir el hambre y la desnutrición de forma progresiva, la cual registraba el 55% de la población en 1990-92 a menos de la mitad en 2010-2012, al contabilizarse un 20%, con una proyección positiva de continuar esa tendencia bajista hasta su erradicación.

Significó que en el país existe un crecimiento de producción de alimentos en los últimos años, pero no es solo eso, porque en América Latina se produce muchos más nutrientes de los necesarios y tiene un 49% de la población hambrienta y desnutrida. Porque lo que se requiere es una política de gobierno en eliminar el flagelo de la falta de nutrientes para la población, así como formas que estén al alcance de todos.

Es por ello, apuntó, que en un reciente encuentro del Director General de la FAO, José Graziano da Silva, con el presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega, durante la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, en Santiago de Chile, el directivo de la entidad mundial felicitó al mandatario de esta nación centroamericana y analizaron los avances logrados en esta nación centroamericana en la lucha contra el hambre en las últimas décadas.

En reconocimiento a los positivos programas alimentarios y sociales que se ejecutan en Nicaragua, Graziano da Silva invitó al presidente Daniel a participar del próximo Consejo General de la FAO, el venidero 26 de abril, donde el país recibirá una distinción por los progresos alcanzados en la erradicación del hambre y la desnutrición.

Significó que en Nicaragua se cumplen los factores fundamentales para la reducción del hambre, como es el compromiso político, mediante la creación de leyes, instituciones y programas sociales que coadyuven a una mejor alimentación, como son los de hambre cero, huertos en patios de zonas urbanas y en escuelas, bono alimentario y ayuda a las personas más empobrecidas. Resaltó que estos programas tienen el apoyo gubernamental y apuntó que el de la merienda escolar y apoyo a la mujer embarazada merecen un punto aparte.

En el caso de la merienda escolar, que la reciben un millón 50 mil estudiantes de primaria hasta noveno grado, puntualizó que recorrió en Estelí varios centros escolares y pudo constatar como a las 9:00 a.m. los niños reciben un refuerzo alimentario que es prácticamente un almuerzo, con arroz, frijoles, maíz y cereales, los cuales se distribuyen nacionalmente en todos los colegios. Pero además los padres contribuyen y le agregan otros productos, como queso, yuca y otros alimentos.

Significó que buscó en los colegios donde se elaboraban esos alimentos, donde se almacenaban y vio con sorpresa que se depositan y cuidan en casas de los propios alumnos, donde no se perdía nada porque era la comida de sus hijos y de otros niños de la comunidad. Asimismo quedó sorprendido cuando supo que son las madres de los alumnos quienes procesan gratuitamente los alimentos, con mucho amor porque es para sus hijos y otros niños de la zona. Manifestó que fue una experiencia agradable, porque esa es la contribución de los padres en este programa tan noble y justo.

También se refirió a la atención que reciben las embarazadas, que son atendidas en cada comunidad y una comisión medico-social le indica como debe alimentarse y mantener un régimen de vida en esa etapa de gestación, mientras se les indican comprimidos para apoyar la alimentación de la futura mamá. Apuntó que una madre mal alimentada puede crear a un bebé que nace desnutrido, lo cual puede afectar en su desarrollo físico e intelectual. Recomendó ser vigilantes con la alimentación en la primera infancia, fundamentalmente de cero a tres años de edad.

En cuanto al papel de la FAO en esta lucha por una mejor alimentación, uno de los Objetivos del Milenio para cumplimentar en 2015, señaló que esa entidad mundial apoya aquellos programas de políticas públicas que tienen que ver con la disminución del hambre y la desnutrición. Es por ello que en el caso de Nicaragua esa entidad de la ONU apoya en cuanto a la merienda escolar, los programas de hambre cero, huertos en patios urbanos y centros escolares, entre otros, con el objetivo de elevar las posibilidades de alimentación a la población.

La embajadora de Nicaragua ante la FAO, Mónica Robelo, resaltó que entre las experiencias más positivas que tiene su país se encuentran los programas sociales que ayudan a la seguridad alimentaria de toda la población, como la entrega de semillas y animales domésticos, entre ellos vacas en gestación, gallinas, gallo y cabras para la alimentación familiar y crear una fuente productiva, vender en el mercado de la comunidad y empezar a obtener ganancias para satisfacer necesidades de la familia.

Uno de los aspectos que distinguió la embajadora nicaragüense es el desarrollo de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de las Américas, mediante la cual se conjuga una política de complementación, entre ellos productiva-alimentaria.
Al retomar la palabra, el representante de la FAO en Nicaragua resaltó la reciente creación del ministerio de La Economía Familiar, mediante el cual se garantiza la ayuda a la población del país para que tengan una mejor solvencia y puedan satisfacer todas las necesidades de ese núcleo, así como elevar la producción de alimentos en el país.

Destacó el papel creciente y positivo que realiza el gobierno nicaragüense para erradicar dos flagelos agresivos que tiene el mundo hoy día, el hambre y la desnutrición, los cuales tienden a desaparecer en esta nación centroamericana.

también te puede interesar