Nicaragua

Desciende actividad delictiva en Nicaragua

La tasa de homicidios de la nación experimentó un descenso del 8,5% y la de delitos un 9% durante el año 2012

Redacción Central |

La tasa de homicidios de la nación experimentó un descenso del 8,5% y la de delitos un 9% durante el año 2012

Durante el año 2012 en Nicaragua se registraron 675 muertes violentas, 63 menos que las apuntadas durante el año anterior, informó este miércoles el subdirector de la Policía Nacional, comisionado mayor Francisco Díaz.

En tanto, la actividad delictiva descendió en un nueve por ciento, contrario al resto de la región centroamericana, donde aumentaron los índices.

Alrededor de 5,9 por ciento de los hechos delictivos fueron contra la vida de las personas, mientras el 94 por ciento quedaron en el rango de menores, según Díaz.

Para las mujeres, el hogar fue el de mayor peligrosidad, siendo el entorno donde ocurren la mayor cantidad de feminicidios, explicó Díaz.

Asimismo, los accidentes de tránsito constituyen uno de los principales desafíos pendientes, por cuanto en el año vencido aumentaron en cantidad y grado de peligrosidad.

El año 2012 cerró con un incremento de 7,1 por ciento de las tragedias en las carreteras y una secuela de 679 muertos, 66 más que en 2011, precisó.

Según García, en el 99 por ciento de estos casos no incidió el estado de las vías sino la irresponsabilidad del factor humano, sobre todo de los conductores dados al exceso de velocidad y a manejar en estado de ebriedad.

El objetivo de nuestro gobierno, aseguró, es enfrentar esos hechos desde los centros escolares, instituciones estatales, religiosas y Gabinetes de la familia, salud y vida.

Hemos priorizado trabajar desde todos los territorios, entroncados con los distintos actores, en la prevención juvenil, la violencia familiar y sexual, y los accidentes de tránsito, puntualizó Díaz, citado por Prensa Latina.

Nicaragua no tiene maras o pandillas juveniles, aseguró, pero en algunos distritos si tenemos grupos de jóvenes en riesgo social y todo lo que hacemos es para frenar ese fenómeno.

«Si queremos seguir siendo uno de los países más seguros de Centroamérica debemos fortalecer la cohesión entre todos. Ello puede favorecernos con vistas a progresar en el orden económico, pero igual nos puede llevar a ganar en cuanto a la satisfacción social», señaló García.

también te puede interesar