Nicaragua

Afecta la roya a dueños de fincas y trabajadores cafetaleros

Avanza en buena parte de los mayores productores de café de América Latina, fundamentalmente Centroamérica

Redacción Central |


Avanza en buena parte de los mayores productores de café de América Latina, fundamentalmente Centroamérica

La plaga de la Roya avanza en buena parte de los mayores productores de café de América Latina, fundamentalmente Centroamérica, donde hacen mayores estragos los cambios climáticos que están ocurriendo en el planeta, ocasionando grandes daños a productores, especialmente a los más pequeños, y trabajadores cafetaleros.

Diversos medios especializados indican que los grandes productores han podido manejar la existencia del hongo y con más recursos económicos pueden tomar medidas más efectivas, como fumigación y renovación de plantaciones, sin embargo a los más pequeños se les hace más difícil, logrando la plaga hacer mayores estragos.

Si bien los dueños de pequeñas fincas son los más afectados entre los productores, ocurre que también son muy perjudicados por la plaga de la Roya los trabajadores cafetaleros, esos que aprovechan las zafras para el corte y reunir dinero para paliar las necesidades de sus familias.

En Nueva Segovia el pequeño productor Amado González Rivera es uno de los cafetaleros que ha sido afectado por la plaga de la Roya, quien perdió toda la cosecha prevista de sus 30 manzanas, calculada entre 700 y 800 quintales de café oro este año.

En esa región no es él solo el dueño de pequeñas parcelas que se ha quedado sin ganancias, por el contrario, con pérdidas, por lo que tendrá que pedir ayuda para afrontar la zona contaminada, sembrar nuevos cafetos y esperar nuevas cosechas.

Los trabajadores también son afectados por la plaga de la Roya, ya que perciben menos ingresos y trabajan menos tiempo, con serias afectaciones salariales y menos recursos para llevar a sus hogares.

Muchos dueños de fincas señalan que este año la producción se ha reducido considerablemente, por lo que necesitan menos cortadores que en años anteriores, porque ellos también se sienten afectados y tienen que contratar solo el personal que requieran para la cosecha.

Un viejo y ágil cortador, Martín Pérez García, señaló que el precio que se paga por cada lata de café cortado es justo, ascendente a 28 córdobas, pero señaló que para poder ajustar 10 latas tiene que apoyarse en su nieto Marvin, quien tiene solo ocho años.

Este no es el único caso, debe multiplicarse por la cantidad de fincas, manzanas y regiones donde la Roya hace estragos.

también te puede interesar

Con La Paz No Se Juega

Proclama Con La Paz No Se Juega!

Las Familias Cristianas de esta Nicaragua, Bendita y Siempre Libre, nos pronunciamos en total rechazo y repudio a esos sectores que manipulan, en un...