Nicaragua

Rescatan procesamiento del tempate para generar aceite combustible

La producción de aceite combustible entró en una nueva fase de investigación y todo parece indicar que en esta ocasión sí dará resultados positivos

biocombustible - semilla del tempate
En el occidente del país se recuperó la investigación que hace años se inició sobre la producción de biocombustible a partir de la semilla del tempate, una planta que se puede cultivar en condiciones climatológicas extremas, cuya semilla posee un alto por ciento de aceite y que puede aprovecharse en producir biodiesel. | universia.net.mx

Redacción Central |

La producción de aceite combustible entró en una nueva fase de investigación y todo parece indicar que en esta ocasión sí dará resultados positivos

En el occidente del país se recuperó la investigación que hace años se inició sobre la producción de biocombustible a partir de la semilla del tempate, una planta que se puede cultivar en condiciones climatológicas extremas, cuya semilla posee un alto por ciento de aceite y que puede aprovecharse en producir biodiesel.

Tras un primer fracaso en 1989, el cultivo del tempate, científicamente llamado Jatropha curcas L, se recuperó y en 2009 se volvieron a ocupar cinco manzanas abandonadas, cultivadas en la zona de Occidente, departamento de León, donde se han extendido a unas 80 manzanas.

Medios especializados consideran que este nuevo intento de producir biodiesel a partir de la semilla de tempate tendrá éxito y se podrá utilizar en diversas instalaciones, incluso en lugares rurales alejados, donde aun no ha llegado la electricidad, para instalar una planta y generarla a partir de biodiesel producido en la misma región.

En 2009 se retomó el proyecto de producir el biocombustible, pero en esta ocasión a menor escala, para garantizar un mejor manejo de la iniciativa, para luego ir creciendo en la medida que se vean los resultados concretos.

En este nuevo intento trabajan en dicho objetivo especialistas de la Universidad Tecnológica La Salleen León (Ulsa, la Unión Nacional de Productores y Ganaderos, la Cooperación Alemana y la UNI, trabajan en el proyecto, cuyas plantas ya están generando el preciado aceite que por ahora servirá a los pequeños productores y para la generación eléctrica en las zonas rurales de ese departamento del país.

Marlon Toruño, experto sobre biomasa de Ulsa, indicó que lograron recuperar cinco manzanas de tempate -las cuales habían quedado en abandono del primer proyecto-, y luego fueron ampliándose hasta ubicarse con unas 80 manzanas.

Actualmente se encuentran sembradas unas 54 mil plantas en distintos sistemas agroforestales que tienen los productores, las que comienzan a producir en el primer año, pero llegan a su máxima capacidad al quinto año. La vida útil de la plantación es de unos 25 o 30 años.

Markus Neubert, experto integrado en Energías Renovables de la Cooperación Alemana, precisó que las semillas que produce el tempate contienen entre un 30 y 40% de aceite, sin embargo, por cada cinco toneladas de frutas recolectadas, se estima una producción de una tonelada de semilla.

Asimismo indicó que resulta barata la construcción de máquinas para el complejo proceso de la semilla, porque la primera se hizo con chatarra, o sea equipos viejos y abandonados que pudieron ponerse nuevamente en funcionamiento.

La prensa para procesar la semilla con la que cuentan tiene capacidad para triturar el equivalente a 100 manzanas y cuando se alcancen los cinco años de producción máxima de la planta, esperan replicar el proyecto en otras zonas para pasar de una producción experimental e investigativa, a una comercial.

En el año 2007 se efectuó un estudio de costos, dos años antes de comenzar a recuperar y sembrar nuevas plantas, el cual señala que producir aceite vegetal con fines combustibles a partir del tempate es barato y en la medida que se logre mayor eficiencia podría disminuir más, lo cual se diferencia de los altos costos que tienen los derivados del petróleo.

Además, significó que las plantaciones están en su tercer año de vida y que su máxima producción la adquieren a los cinco años, por lo que se tendrá un mayor volumen de semillas por manzana cultivada.

Las plantaciones experimentales están distribuidas dentro del complejo La Salle, y el resto en las cercas, faldas de cerros y otros terrenos degradados de 40 productores, pero esperan la integración de otros 20 o 30 finqueros de la zona, lo cual es también un proceso de investigación en búsqueda de los mejores suelos para su cultivo.

Especialistas señalan que el biodiesel puede mezclarse con el diesel obtenido de fuentes fósiles, lo cual abaratará este último.

Las principales pruebas se realizan en vehículos adaptados, así como en pequeñas picadoras y bombas de riego de las fincas. Se prevé hacer pruebas también en un pequeño motor que genere energía eléctrica en las casas y fincas que aún no cuenten con el servicio eléctrico.

también te puede interesar