Nicaragua

Destacan vigencia de Rubén Darío en nuestro tiempo

El doctor Jorge Eduardo Arellano, estudioso de la vida y obra de Rubén Darío, dijo que sus ideas hoy están muy vivas

Redacción Central |

El doctor Jorge Eduardo Arellano, estudioso de la vida y obra de Rubén Darío, dijo que sus ideas hoy están muy vivas

El doctor Jorge Eduardo Arellano, estudioso de la vida y obra de Rubén Darío, consideró que el poeta nicaragüense «continúa vigente, moderno y trascendental como en su propio tiempo».

«Darío no fue un esteta apolítico, sino todo lo contrario, pues estuvo preocupado e interesado, dando el testimonio de su tiempo. Políticamente estuvo vinculado con la revolución liberal, fue fiel y leal a los principios de la revolución encabezada por Zelaya y la defendió de las intervenciones», indicó.

Arellano advierte que el poema de Darío ‘A Roosevelt’, publicado en 1904, es uno de sus escritos más claros y definidos políticamente, mismo donde deja expresa su posición como antiimperialista: Eres los Estados Unidos, / eres el futuro invasor/ de la América ingenua que tiene sangre indígena, / que aún reza a Jesucristo y aún habla en español.

En su libro ‘Prosas sociopolíticas’, Arellano advirtió en el poema ‘Salutación al Águila’, el cual es un himno a la Concordia Americana, Rubén Darío opone al Águila, símbolo de la identidad de Estados Unidos, al Cóndor, símbolo de lo Indígena Americano, como una forma de manifestación política latinoamericanista.

«Darío escribe un artículo en contra de la intervención yanqui. Y el artículo se llama «El fin de Nicaragua», mismo que publicó en el periódico ‘La Nación’ de Argentina, y donde escribe la frase: ‘Yo no tengo la voluntad de ser yanqui…’, es decir que esta es una de sus expresiones cuando se enteró que Nicaragua, en 1912 con la derrota de Zeledón, se iba a convertir en una dependencia de los Estados Unidos», explicó el doctor Arellano a El Pueblo Presidente.

Asimismo, recordó que el autor de Azul, Prosas profanas y Cantos de vida y esperanza tuvo una vida política bastante activa, siendo primero Cónsul de Nicaragua en París (1903); Secretario de Nicaragua ante la Conferencia Panamericana en Río de Janeiro (1906); Ministro Residente de Nicaragua en Madrid (1908-1910) y Representante de Nicaragua en la Conmemoración del Centenario en México.

también te puede interesar