Nicaragua

Plantean a especialistas su turno para proteger riquezas del Mar Caribe

Los fondos marinos recuperados por Nicaragua tras el fallo de la CIJ están ricos en diversos recursos, que requieren de investigaciones y protección especializada

Jorge Huete
El presidente de la Academia de Ciencias de Nicaragua, Jorge Huete, señaló que esta es una formidable oportunidad para la investigación en diversas áreas, que permitan conocer sobre la diversidad de especies y su vulnerabilidad al calentamiento global. | internet

Redacción Central |

Los fondos marinos recuperados por Nicaragua tras el fallo de la CIJ están ricos en diversos recursos, que requieren de investigaciones y protección especializada

La comunidad científica nicaragüense tiene ahora una gran responsabilidad, porque deben investigar los fondos marinos del país y proteger los complejos ecosistemas allí presentes, tras el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, hecho público el 19 de noviembre último, señalaron expertos.

Los especialistas señalan que esa área de Mar Caribe restablecida a Nicaragua es rica en diversos recursos, lo cual está consignado en una Resolución, con 54 por ciento de la reserva Seaflower, la cual ha sido calificada como zona de importancia global por la Unesco.

El presidente de la Academia de Ciencias de Nicaragua, Jorge Huete, señaló que esta es una formidable oportunidad para la investigación en diversas áreas, que permitan conocer sobre la diversidad de especies y su vulnerabilidad al calentamiento global.

En declaraciones a la prensa, el también director del Centro de Biología Molecular de la Universidad Centroamericana, señaló que estas oportunidades están acompañadas de una gran responsabilidad por la protección de estas riquezas naturales, señalando que Nicaragua tiene investigadores con experiencia en biodiversidad, no así en cuanto a ciencia marina y estudios taxonómicos, ecológicos, oceanográficos y genómicos.

Al respecto señaló que la directora de Asuntos Marinos y Costeros del Ministerio de Medio Ambiente, Elizabeth Taylor, se pronunció por dialogar con autoridades nicaragüenses para mantener una política binacional de protección de la reserva Seaflower en esa zona marina del Caribe.

Huete señaló asimismo que el área ahora bajo soberanía nicaragüense incluye 76 por ciento de la segunda barrera de coral más grande del Caribe, hábitat de 130 especies de peces, 102 de coral y cientos de esponjas, moluscos, crustáceos, tortugas marinas y ballenas, además de 157 especies de aves y vastos manglares.

Sobre su potencial petrolero ha suscitado preocupación en Colombia y en otros países, pues para su exploración y explotación se requiere tecnologías adecuadas, porque de lo contrario serían de alto riesgo para la flora y fauna de toda la península de Yucatán y Centroamérica.

también te puede interesar