Nicaragua

Incorpora cuerpo de bomberos técnica canina para buscar sobrevivientes

Una nicaragüense amante de dos perros los preparó y los animales ya tienen facultades para localizar personas bajo escombros que pueden ser salvadas

Perro de rescate
La nica Seisa Narbáez, de Managua, tiene dos perros y ella misma los entrenó para localizar a personas que se encuentran bajo escombros, piedras, palos y lugares que fueron afectados por posibles huracanes, terremotos u otros fenómenos, animalitos que ahora son elogiados y serán llevados a entrenamientos especiales para perfeccionar la técnica de búsqueda. | Internet

Redacción Central |

Una nicaragüense amante de dos perros los preparó y los animales ya tienen facultades para localizar personas bajo escombros que pueden ser salvadas

La nica Seisa Narbáez, de Managua, tiene dos perros y ella misma los entrenó para localizar a personas que se encuentran bajo escombros, piedras, palos y lugares que fueron afectados por posibles huracanes, terremotos u otros fenómenos, animalitos que ahora son elogiados y serán llevados a entrenamientos especiales para perfeccionar la técnica de búsqueda.

Un reportaje del programa televisivo Multinoticias, del canal 4, señala como la dueña de los canes realiza sus prácticas, incluso con personas escondidas debajo de piedras, para la localización rápida de víctimas de fenómenos naturales o de otro tipo.

Narbáez señaló que son dos mascotas de distintas razas, pero con paciencia y mucha intuición por parte de ella logró dar los primeros pasos y ya tienen un entrenamiento para salvar vidas humanas.

Subrayó que el especialista en técnica canina Jorge Berrios comprobó la destrezas de sus perros y quedó maravillado, a tal extremo que los animales serán llevados a Ecuador para perfeccionarlos.

Berrios resaltó las cualidades que tienen los perros para localizar personas en lugares de difícil acceso y que una vez que ellos lo localizan, aunque estén debajo de escombros, los equipos de salvamento pueden sacarlos del lugar y evitar que mueran.

El especialista señaló que con las pruebas realizadas se puede asegurar que estos animalitos pueden detectar a dos o tres víctimas de derrumbes, terremotos u otros fenómenos en un área de mil 500 metros cuadrados.

Narbáez señala que lamenta tenerse que separar de sus mascotas, pero está consciente que es por el bien de la sociedad y que sus perritos pueden salvar vidas y ello la reconforta y se siente hasta orgullosa de ellos.

también te puede interesar