Nicaragua

Alcanza buenos resultados Programa Productivo Alimentario en Nueva Guinea

Ha transformado la vida de las familias, convirtiendo a la mujer rural en sujeto social activo y productivo del país

Redacción Central |

Alcanza buenos resultados Programa Productivo Alimentario en Nueva Guinea
Ha transformado la vida de las familias, convirtiendo a la mujer rural en sujeto social activo y productivo del país

El Programa Productivo Alimentario que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional ejecuta desde el año 2007 en Nueva Guinea, municipio de la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), ha transformado la vida de las familias, convirtiendo a la mujer rural en sujeto social activo y productivo del país.

Este territorio, ubicado a 292 kilómetros de Managua, ha logrado incentivar en sus parcelas la cría de ganado, cerdos con sus crías y gallinas con sus polluelos y también ha fomentado la siembra de árboles frutales y pequeñas cosechas de legumbres y hortalizas;

Un ejemplo de ello, que reseña El 19 Digital, es doña Rosaura Urbina, quien al levantarse cada mañana se dispone a preparar el desayuno de su familia. Coge algunos huevos para freír, prepara café para su marido y hierve la leche para sus niños. En el fogón también calienta frijoles y cuece bananos verdes.

Antes de irse a la escuela, los niños van «bien comidos» y ella se ocupa de los oficios de la casa, prepara el almuerzo y cuida a los animales que le fueron entregados para hacerlos producir.

«Ese es trajín de todos los días» comenta doña Rosaura, para quien su forma de vida y la de su familia cambió completamente cuando en el año 2010 el Magfor le entregó un bono productivo en el marco del Programa Productivo Alimentario.

Desde el 2010 soy socia, somos 5 miembros en la familia, la verdad es que no es muy grande, pero el bono nos ha ayudado bastante, explica Rosaura, para quien poseer los bienes del bono es una muestra de confianza del gobierno hacia las mujeres.

Para las familias rurales de Nueva Guinea, el Bono Productivo representa un sustancial mejoramiento en sus condiciones de vida, porque incide directamente en la economía del hogar y revaloriza el papel de las mujeres campesinas en la sociedad.

Por otro lado las familias campesinas reconocen que con el programa han aprendido a compartir y a ser solidarias unas con otras, lo cual encaja con los valores y principios promovidos por el Gobierno Sandinista.

«Aquí vivimos en una vida regalada, yo le digo a mis amigas, no se quejen, den gracias a Dios porque hay hogares que la comidita no lo tienen y aquí está de sobra», dicen sonriendo Rosaura quien asegura con el programa también han aprendido a ser más organizadas y a compartir con otras familias de la comunidad.

Jacqueline Laguna, trabaja como responsable del Programa Productivo Alimentario en Nueva Guinea y explica que desde el año 2007 el Magfor atiende a 650 familias de 78 comunidades, organizadas en 32 núcleos.

Con el acompañamiento del Magfor, las mujeres propietarias del bono productivo recibirán capacitaciones para generar valor agregado en los productos lácteos que producen.

también te puede interesar