Nicaragua

A buen ritmo avanza cambio de matriz energética

El cambio de matriz energética para producir electricidad marcha muy buen y ello constituye mucho ahorro, tanto en materiales como compra de combustible

Redacción Central |

https://www.lavozdelsandinismo.com/img/info/ernesto-martinez-tiffer-presidente-ejecutivo-de-enel-2011-06-21-30316.jpg
El cambio de matriz energética para producir electricidad marcha muy buen  y ello constituye mucho ahorro, tanto en materiales como compra de combustible

El ingeniero Ernesto Martínez Tiffer, presidente ejecutivo de la Empresa Nicaragüense de Electricidad, afirmó este martes en Managua que la generación de electricidad mediante fuentes renovables marcha a muy buen ritmo en el país, lo que significa un incremento del ahorro de recursos en materiales y combustible.

Durante una comparecencia en el programa Revista en Vivo, del canal 4 de la televisión, señaló que ese avance es apoyado plenamente por el presidente del país, Comandante Daniel, quien ha orientado llevar el derecho de disfrutar de la electricidad hasta los rincones más lejanos, en los que son más convenientes las fuentes alternativas, como la eólica y la hidráulica.

Martínez señaló que el 45.6 por ciento de la energía eléctrica que se genera actualmente se produce por medios alternativos, o sea por fuentes no renovables, como la eólica, la hidráulica, mediante la biomasa y la geotermia, previéndose continuar incrementándola y lograr en el 2017 más de 80 por ciento de la que se produzca en el país.

Recordó que en los últimos cinco años se ha dado un vuelco a la situación eléctrica nacional, porque la puesta en marcha de baterías de aerogeneradores, restablecimiento de plantas térmicas, reparación y modernización de hidroeléctricas, entre otros factores, elevaron la generación de esa tan necesaria fuente de energía.

Pero lo más importante en estos últimos años ha sido el desarrollo de proyectos mediante el uso de energía renovable, señaló, porque es más limpia al medio ambiente y mucho más barata, porque si bien hay que hacer una inversión inicial, la sustitución del uso de combustible por la fuerza de los vientos o el agua, por solo poner dos ejemplos, deja al país enormes ahorro de divisas, más aun cuando existe una tendencia al encarecimiento del petróleo y sus derivados.

La población se ha beneficiado y ya es casi cotidiano ver en los noticieros el mejoramiento de la vida de una comunidad porque le llegó la electricidad y pueden disponer de ella para el empleo de los medios que son tan necesarios en el hogar, además de la radio y la televisión.

Comentó que mediante las asambleas de la población con los gabinetes en municipios de varios departamentos la población se quejaba que no tenían electricidad, cuando hasta dos o tres kilómetros llegaban las redes de distribución. Esos casos se resolvían con rapidez, porque esas distancias no son muchas. Incluso se dieron casos de 20 kilómetros, para comunidades pequeñas, de unas 50 casitas. Claro, la instalación de la red de distribución la hizo el gobierno, porque una empresa privada se demoraría 50 años para recuperar los gastos por los recursos empleados. Para esta administración lo más importante, reiteró, es el bienestar de la población.

Hoy existe en el país una reserva de generación, la cual se mantiene lista para iniciar la producción de energía en el caso que sea necesario y así mantener, con una demora de unos 15 minutos, la continuidad de la entrega a la red de distribución.

Se continúa desarrollando proyectos y en pocos meses tendremos mucha más carga producida por fuentes renovables de energía, por lo que algunas plantas térmicas pasarán a mantenimiento y estar en la reserva para uso de inmediato cuando sea necesario, para que no suceda como en Costa Rica y Venezuela, que durante una fuerte sequía se vio afectado el suministro eléctrico a la población e industrias.

Martínez señaló que el consumo promedio del país es de unos 600 megavatios/hora, pero que el país ya tiene un potencial de generación eléctrica mediante energía renovable de tres mil 500 a cinco mil mediante la geotérmica; dos mil megavatios, comprobados, de la hidráulica; unos 600 megavatios con la eólica y con el uso de la biomasa es de unos 200 megavatios.

Pero sucede que la entrega de energía eléctrica tiene que ser poco a poco, porque primero hay que instalar la red conductora y después la distribuidora, que es la que lleva la electricidad de casa a casa y esto requiere de tiempo. Además de la planta que garantice el servicio para toda el área de atención.

Enel, puntualizó, trabaja fuerte en elevar la capacidad de producción de electricidad, no solo para satisfacer a la capital y principales ciudades del país, como ocurría en otros tiempos, sino para satisfacer a toda la comunidad. Si en el año 2011 se tenía una cobertura de 67 por ciento, se prevé en fecha tan cercana como el 2017 estar por encima del 90 por ciento de la población, e insistió que se incluyen pequeñas comunidades en zonas alejadas de las ciudades.

también te puede interesar