Nicaragua

Bono Productivo Alimentario contribuye a reducir pobreza y desnutrición en Nicaragua

Protagonizado por las mujeres, la aspiración de este modelo que impulsa el Gobierno Sandinista es que cada familia campesina sea capaz de producir para abastecer su propia mesa y a mediano plazo establecer mercados locales para aumentar las exportaciones

Bono Productivo Alimentario
El Bono Productivo Alimentario, programa que impulsa el Gobierno Sandinista con la entrega de vacas, aves de corral, semillas y frutales, forma parte de la estrategia para reducir a corto plazo la desnutrición y la pobreza. | El 19 Digital

Redacción Central |

Protagonizado por las mujeres, la aspiración de este modelo que impulsa el Gobierno Sandinista es que cada familia campesina sea capaz de producir para abastecer su propia mesa y a mediano plazo establecer mercados locales para aumentar las exportaciones

Basado en el fomento de una economía familiar sostenible que garantice la seguridad alimentaria, el Bono Productivo Alimentario, programa que impulsa el Gobierno Sandinista con la entrega de vacas, aves de corral, semillas y frutales, forma parte de la estrategia para reducir a corto plazo la desnutrición y los altos niveles de pobreza rurales.

El Bono, que tiene un valor de 2.000 dólares, incluye además una línea de crédito y un biodigestor para convertir desechos orgánicos en energía. Asimismo, prioriza la alimentación de los niños que acuden a la escuela y el pago de dinero por trabajos que redundan en el bien comunitario.

«Este es un modelo que nace en la familia y se expande en las comunidades», explicó Guillermo González, ex asesor para asuntos sociales de la Presidencia y que este mes mostró la aplicación del programa en zonas pobres del país a la directora ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Ertharin Cousin, durante su visita a Nicaragua.

En Nicaragua, la directora ejecutiva del PMA reconoció que en el país la inversión para paliar el hambre «tiene resultados positivos» en materia de seguridad alimentaria.

Asimismo, Cousin sugirió crear más oportunidades económicas en áreas rurales para que las familias puedan producir sus alimentos y, de ser posible, vender el excedente.

La aspiración es que cada familia campesina sea capaz de producir para abastecer su propia mesa de leche, carne, huevos, frutas, verduras y cereales, y a mediano plazo establecer mercados locales y exportar esos productos.

Este modelo, que otorga prioridad a las mujeres y a la gente del campo, es el que Nicaragua presentará a sus vecinos regionales luego de que asuma a partir del próximo 29 de junio la Presidencia pro tempore del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-El 19 Digital)

también te puede interesar