Nicaragua

Necesario utilizar mejor semilla para incrementar productividad

El uso de semillas certificadas proporcionará mayor productividad y confianza de obtener un producto más sano, sin necesidad de elementos químicos

Redacción Central |

Necesario utilizar mejor semilla para incrementar productividad
El uso de semillas certificadas proporcionará mayor productividad y confianza de obtener un producto más sano, sin necesidad de elementos químicos

Nicaragua se encuentra inmersa en el desarrollo de semillas certificadas de los granos básicos, como el maíz, frijol, arroz y sorgo, con el objetivo de elevar la productividad de los que cultivan estos rubros, así como disminuir o eliminar el empleo de elementos químicos contra plagas durante el proceso de producción.

Medios informativos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO, señalan que este mejoramiento se encuentra como parte del programa Semillas para el Desarrollo, mediante el cual se promueve su uso entre los pequeños productores.

Este programa se desarrolla en varios países de forma simultánea, y se efectúa en toda Centroamérica, Belice y Panamá, señaló Juan Bosco Franco, funcionario de la FAO, con el objetivo que cada nación pueda producir en su territorio todo el grano que necesite para suplir sus necesidades.

En nuestro país su costo está calculado en 2.6 millones de dólares, mientras que su ejecución la realiza el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria y el Ministerio Agropecuario y Forestal, a través de la Dirección General de Protección y Sanidad Agropecuaria, con la asistencia técnica de la FAO.

Este proyecto para el uso de mejores semillas de granos básicos se inició en 2010 y está previsto que concluya el próximo año, el cual contempla asimismo el mejoramiento de la infraestructura, equipamiento y fortalecimiento del capital humano del Centro Nacional de Investigación Agrícola y Biotecnología, que produce la semilla básica a partir de la semilla de polinización libre.

La producción de semillas mejoradas, a partir de las que reciben del Instituto de Investigaciones se realiza mediante pequeños productores de Las Segovias, Jinotega, Matagalpa, Siuna y Nueva Guinea, quienes las comercializan en el resto del país.

Es necesario ahora crear el hábito de utilizar buenas semillas y hacerle conciencia al productor, al menos hasta que se de cuenta, que con el uso de estas simientes mejoradas podrá obtener mayores cosechas, porque eleva la productividad y ello le genera más beneficios, además de no utilizar elementos químicos contra plagas.

(Redacción Central de La Voz del Sandinismo-Informe Pastrán)

también te puede interesar