Nicaragua

Incrementa Managua seguridad ante fenómenos naturales

El Secretario General de la Alcaldía consideró que el mayor logro es la organización de la comunidad, con disciplina, dirigida por el Poder Ciudadano para evitar muertes de ciudadanos

Redacción Central |

https://www.lavozdelsandinismo.com/img/info/min/amp-fidel-moreno--sec-gnral-comuna-de-manugua-2011-04-29-28422.jpg
El Secretario General de la Alcaldía consideró que el mayor logro es la organización de la comunidad, con disciplina, dirigida por el Poder Ciudadano para evitar muertes de ciudadanos

Las recientes inundaciones ocurridas en Managua, la capital del país, demostraron que los trabajos para el drenaje son efectivos y que un logro excepcional fue la respuesta de la comunidad, con organización y disciplina, para evitar la muerte de ciudadanos que fueron afectados, quienes recibieron ayuda inmediata, afirmó este viernes Fidel Moreno.

El Secretario General de la Alcaldía de Managua expresó en el programa Revista en Vivo, del canal 4, que las lluvias caídas el 29 de mayo fueron de 112 milímetros en menos de una hora, lo que significa que en un área de 10 kilómetros cuadrados se acumuló en menos de una hora un millón de metros cúbicos de agua, que buscaba su salida hacia las zonas más bajas.

Esta situación ocurrió, puntualizó, cuando no se había terminado la red de drenaje de la ciudad, el cual es insuficiente todavía, pero que aun así demostraron su efectividad, aunque faltan elementos importantes, como terminar el revestimiento de canales, construcción de micropresas en zonas altas y medias, así como de cortinas para reducir la velocidad de las aguas y muros de protección.

Subrayó que las obras de drenaje se continúan construyendo, que deben concluir para finales de año, las cuales son monitoreadas directamente por nuestro presidente, Comandante Daniel Ortega, y la compañera Rosario Murillo, así como el estudio para dar una solución definitiva mediante proyectos de carácter integral, sobre la base de protección a las personas y el medio ambiente.

Mediante varios esquemas y láminas, Moreno explicó que en la región sur de Managua existe una altura muy superior y que durante años se construyó allí indiscriminadamente, sin un estudio de urbanismo, fundamentalmente después del terremoto de 1972, lo que implicó que los suelos se fueron sellando y se producen fuertes caídas de agua hacia el centro de la ciudad, que busca zonas más bajas.

Asimismo señaló que si antes del terremoto Managua era una ciudad de unos 44 kilómetros cuadrados y alrededor de 400 mil habitantes, hoy la ciudad tiene más de 100 kilómetros cuadrados y una cifra mayor al millón y medio de habitantes, prácticamente una población cuatro veces más, con todo lo que ello implica en ampliación de una infraestructura, a lo que hay que agregar las consecuencias del cambio climático.

Ante esta situación, los estudios han arrojado varias necesidades para evitar esas grandes inundaciones. Una de ellas es la construcción de un sistema de drenaje que ya está en ejecución, incluyendo las micropresas mencionadas, otro aspecto es frenar el crecimiento de la ciudad hacia el sur, para no afectar más la zona que queda en ese territorio, y un tercer aspecto es la creación de anillos boscosos de protección ambiental en torno a la ciudad capital, todo lo cual ayudará a evitar esas grandes calamidades cuando llueve de forma torrencial, como ocurrió recientemente, o sea el 29 de mayo.

Un elemento que se hace necesario ante todo lo explicado, es la creación de una legislación que sirva como un elemento básico para regular el crecimiento del área de Managua, así como su extensión futura.

El directivo recordó que en medio de las lluvias y la rápida inundación de la ciudad, se demostró el buen efecto que tuvo las brigadas comunitarias, que mediante la dirección del Poder Ciudadano, con mucha disciplina y conciencia solidaria, se movilizaron para la atención inmediata de familias necesitadas, las cuales eran trasladadas rápidamente hacia lugares seguros, se les abasteció de recursos de urgencia, incluyendo alimentos y atención médica, la reparación de la parte afectada de sus viviendas, así fuera el techo de la misma.

Posteriormente hubo reuniones para analizar las fallas que pudieron ocurrir y la forma de eliminarlas para hacer más efectiva la ayuda comunitaria.

Hay personas, señaló, que preguntan sobre las razones por las que se afectaron tantas viviendas y la única respuesta es que esos inmuebles se fueron deteriorando durante decenios y hubo una desatención durante mucho tiempo, pero que ahora hay un gobierno que sí se preocupa y ayuda a sus moradores a repararlas y ha salir de las zonas peligrosas hacia áreas seguras.

La protección de Managua para enfrentar los fenómenos naturales tiene que ser con acciones integrales, las cuales se basan en la protección del ciudadano y del medio ambiente, en todo ello se trabaja arduamente, a ritmo sandinista.

también te puede interesar