Nicaragua

Revelan triste herencia de inundaciones en Managua

La construcción de barrios en zonas bajas e inadecuadas son consecuencias de las actuales inundaciones, porque se levantaron sin un estudio urbanístico

Inundaciones de Managua
La construcción de barrios en zonas bajas y por donde pasan fuertes corrientes de agua cuando llueve son resultado de autorizaciones sin un previo estudio urbanístico y hoy causas fundamentales de las grandes inundaciones que sufre Managua, tras el terremoto del 22 de diciembre de 1972, el cual destruyó la capital del país. | el19digital

Redacción Central |

La construcción de barrios en zonas bajas e inadecuadas son consecuencias de las actuales inundaciones, porque se levantaron sin un estudio urbanístico

La construcción de barrios en zonas bajas y por donde pasan fuertes corrientes de agua cuando llueve son resultado de autorizaciones sin un previo estudio urbanístico y hoy causas fundamentales de las grandes inundaciones que sufre Managua, tras el terremoto del 22 de diciembre de 1972, el cual destruyó la capital del país.

Esa era una buena ocasión para levantar allí una ciudad moderna, con estudios geológicos y urbanísticos que fueran orgullo actualmente, pero lo que sucede es que por intereses de personeros de la dictadura de Somoza, ahora tenemos que sufrir una herencia que nos deja mucha agua y calamidades cada vez que llueve, procurándose salvar la situación mediante trabajos muy capaces de ingeniería, destacó el doctor William Martínez, presidente de la Asociación de Geólogos de Nicaragua.

El connotado especialista precisó que el 98 por ciento de las inundaciones en los barrios de Managua se da por la falta de planificación con que por décadas ha contado la ciudad, construyéndose donde se quiera y no donde se puede.

Recordó que después del terremoto de 6.5 grados que asoló Managua, los nicaragüenses tuvieron una buena oportunidad de construir una capital bien planificada, con estudios geológicos y urbanísticos bien pensados, pero los intereses económicos de la dictadura somocista hicieron que el corazón del país se extendiera para todos lados, en forma desordenada.

Apuntó que barrios y asentamientos se fueron extendiendo desordenadamente, asentándose sobre fallas geológicas, en terrenos bajos sujetos a inundación y junto a cauces por donde, desde las alturas bajan corrientes de agua a gran velocidad.

Actualmente la administración del Presidente Daniel Ortega ha abordado esa lamentable herencia con obras de defensa como mini presas, utilización de gaviones y enchapamiento de causes para evitar más ensanchamientos, que amenazan casas ubicadas en sus orillas.

Para salvar a Managua de las grandes inundaciones todavía hay mucho que hacer, no solo en el terreno urbano, sino en el rural, con obras que van protegiendo a la capital de las fuertes corrientes de agua, que en invierno bajan a gran velocidad desde las Sierras, apuntó Martínez.

Redacción Central de La Voz del Sandinismo-El 19)

también te puede interesar