Nicaragua

Demostró Nicaragua estar mejor preparada para enfrentar contingencias naturales

La juventud ha tenido una participación protagónica en evacuaciones, asistencia y eliminación de daños ocasionados por vientos y lluvias

Redacción Central |

La juventud ha tenido una participación protagónica en evacuaciones, asistencia y eliminación de daños ocasionados por vientos y lluvias

Demostró Nicaragua estar mejor preparada para enfrentar contingencias naturalesLa población nicaragüense demostró en los últimos 15 días estar mejor preparada para enfrentar las acciones de fenómenos naturales, como fueron los vientos y las lluvias, donde la juventud tuvo una acción protagónica destacada, afirmó este lunes el doctor Guillermo González, secretario ejecutivo del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) en el programa Revista en Vivo, del canal 4.

El doctor González puntualizó que esa institución trabaja para evitar las pérdidas humanas durante los desastres, así como disminuir en todo lo más posible los daños materiales y afectaciones directas de la población, como lo ha orientado el presidente del país, Comandante Daniel.

En esta ocasión, subrayó, no solo ha existido esa orientación del jefe de gobierno, sino que ha tenido una respuesta rápida y activa de las instituciones municipales y comunitarias, así como también de la población, que organizada ha salido rápidamente a prestar sus auxilios para ayudar a familias afectadas por destrucción de sus viviendas o casas anegadas, así como la entrega de ayuda humanitaria como colchas, colchonetas y alimentos.

En estas acciones de auxilio la juventud ha tenido una actitud muy destacada en cada comunidad afectada, donde también los vecinos organizados no solo acudieron al auxilio de las familias para llevarlas a los albergues, sino que acudían con las herramientas y materiales necesarios para reparar el daño ocasionado en las viviendas, incluyendo la reposición de los techos, lo que permitió que muchas, la gran mayoría de las personas albergadas, regresaran en pocas horas a sus viviendas.

También hubo una respuesta de las instituciones comunales y municipales, pues tras finalizar los fuertes vientos y lluvias se trasladaban al terreno para verificar y hacer los cálculos oficiales de los daños realizados, lo que permitió a los municipios efectuar oportunamente la ayuda requerida, ya sea con láminas para reparar los techos, colchas y colchonetas para que las personas pudieran descansar de forma segura, así como alimentos para unos 15 días.

Y estas pruebas ocurrieron cuando en Managua, que fue el municipio más afectado, hubo en pocas horas el equivalente de lluvia de los 10 días anteriores, lo que significó un gran torrente de agua que sobrepasó las capacidades de desagüe.

Además, se trabaja fuertemente en las áreas para garantizar el drenaje de la ciudad y evitar inundaciones grandes, que dañen a la población, así como se pasa ahora a la investigación, a los estudios de cuáles fueron los puntos más dañados y sensibles por las fuertes lluvias, los fallos que hubo y cuál es la respuesta correcta, porque se tienen previstos talleres y seminarios donde se tratarán estas cuestiones para mejorar aun más nuestra preparación para enfrentar cualquier contingencia de la naturaleza.

Apuntó que antes de iniciarse el invierno ya cada barrio tenía una relación de los lugares más sensibles para afectaciones por lluvias, así como a las personas que posiblemente tuviesen que socorrer, lo cual ayudó a las brigadas de salvamento.

El titular de Sinapred destacó que durante los fuertes aguaceros y vientos no hubo pérdidas de vidas por circunstancias que pudieron preverse, sino que las que ocurrieron fueron por negligencias, porque hubo acciones tras decisiones erróneas de las personas afectadas, porque funcionó bien la comunicación a la población para evitar precisamente actos que pongan en riesgo la vida humana.

El doctor González recomendó estar atento a la radio y a la comunicación que se emita en esta temporada invernal, porque puede que se anuncien lluvias y no sucedan, pero siempre es preferible protegerse. Asimismo señaló que hay personas en zonas rurales que han vivido durante años cerca de un río, que se bañan en su cauce, pero sucede que con las crecidas las aguas arrastran objetos que pueden afectar a las personas y animales y ser dañados en el intento de cruzarlo, como ocurrió en varios casos.

Sinapred seguirá trabajando con el objetivo de mejorar aun más la protección de la ciudadanía ante fenómenos naturales, hará cuantos seminarios y talleres sean necesarios en barrios y municipios del país, porque la tarea principal que deben cumplir es evitar las pérdidas humanas y garantizar la vida de todos en esos tiempo, para lo cual se perfeccionarán los planes y acciones que se tienen previstos.

también te puede interesar