Nicaragua

Consideran ambientalistas que carretera tica es un ecocidio

Numerosas pruebas fueron presentadas ante la Corte Centroamericana de Justicia, donde se mostraron los numerosos daños causados por Costa Rica en la ribera del río San Juan

Demanda a Costa Rica ante Corte Centroamericana de Justicia
Numerosas pruebas fueron presentadas ante la Corte Centroamericana de Justicia. | El 19 Digital

Redacción Central |

Numerosas pruebas fueron presentadas ante la Corte Centroamericana de Justicia, donde se mostraron los numerosos daños causados por Costa Rica en la ribera del río San Juan

Las organizaciones ambientalistas nicaragüenses que demandan a Costa Rica tras los daños ocasionados por los 120 kilómetros de carretera erigidos sobre la ribera del río San Juan, presentaron ante los magistrados de la Corte Centroamericana de Justicia, abundantes pruebas del desastre ecológico perpetrado.

«La carretera siguió el curso del Río San Juan de forma maliciosa y perversa», afirmó la abogada Rosario Sáenz mientras presentaba la documentación con las pruebas del ecocidio.

En nombre del Foro Nacional de Reciclaje (FONARE) y de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Sostenible (FUNDENIC), demandantes al Estados tico, la abogada presentó cinco tomos de pruebas documentales y fotografías del inmenso daño que Costa Rica hace a la zona, declarada Reserva de la Biosfera, y a sus propios recursos hídricos y ambientales.

Las imágenes presentadas mostraron que la carretera arroja numerosas toneladas de sedimentos al río, ocasionando un serio daño a todo el ecosistema. Asimismo, se pudo constatar la inmensa deforestación causada por el viaducto allí por donde ha pasado, algo que contrasta con el lado nicaragüenses donde la vegetación se mantiene en su máximo esplendor.

Los representantes de FONARE y FUNDENIC subrayaron en la audiencia que las autoridades de Costa Rica violaron 11 convenios internacionales relacionados al cuidado del medio ambiente, además de 14 normas de derechos internos, incluidas las suyas propias, entre otras normas y leyes ambientales.

Asimismo, recordaron que los ticos ignoraron la resolución de la Corte Internacional de Justicia en cuanto a abstenerse de realizar acciones que agraven las diferencias por una porción de terreno ubicada en Harbourd Head, del municipio de San Juan de Nicaragua.

Por otra parte, los demandantes solicitaron al cuerpo de justicia regional que exija la participación de RAMSAR para que verifique el estado actual del complejo de humedales, pues el organismo ha estado «sordo, ciego y mudo» ante la barbarie ecológica.

Como forma de paliar un poco los daños causados, medidas como la reforestación inmediata de las zonas despaladas, la paralización de la carretera y que Nicaragua fortalezca las labores de dragado que se ejecuta desde hace año y medio, fueron propuestas por los asistentes a las instalaciones de la Universidad Católica.

Los ambientalistas llamaron la atención del daño que también se le causa a la flora y fauna de las diferentes especies que convergen en estos humedales, entre las que se encuentran animales terrestres y marítimos, algunos en peligro de extinción.

Costa Rica de forma arbitraria y sin los estudios de impacto ambiental, inició la construcción de un tramo de carretera rural de 120 kilómetros en enero de 2011, lo que provocó el reclamo de Nicaragua, que dirigió la queja ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Magistrado de CCJ dice que no pueden ignorar esta corte

Carlos Guerra, magistrado y presidente de la CCJ, dijo en las conclusiones de la audiencia que Costa Rica no puede desconocer la jurisdicción del cuerpo judicial centroamericano, pues como Estado ya ha solicitado el cumplimiento de sentencias ante el mismo.

«Tenemos que fallar de conformidad a lo demandado, a las pruebas presentadas. La posición de Costa Rica (de no reconocer a la CCJ) es un argumento político y esta es una corte jurisdiccional y no podemos opinar sobre ello, eso ya está definido en el Protocolo de Tegucigalpa», sentenció Guerra

El magistrado apuntó que no existe una fecha definida para dictar la sentencia, pero la misma se basará conforme al derecho y en caso que Costa Rica no la cumpla, corresponderá a la Reunión de Presidentes del SICA expresar sus consideraciones.

Por su parte, el jurista Manuel Madriz dijo que Costa Rica debe acatar la resolución de la CCJ, y al observar las fotos y pruebas presentadas expresó que los daños son evidentes y dramáticos.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-El 19 Digital)

también te puede interesar