Nicaragua

Universidad Nacional Agraria estudia daños de carretera tica en el río San Juan

El propósito es determinar la cantidad de sedimentos lanzados a la cuenca y la alteración de la flora y la fauna

Redacción Central |

Universidad Nacional Agraria estudia daños de carretera tica en el río San Juan
El propósito es determinar la cantidad de sedimentos lanzados a la cuenca y la alteración de la flora y la fauna

Estudiantes y docentes de la Universidad Nacional Agraria (UNA) de Nicaragua llevarán a cabo este jueves investigaciones en la zona donde Costa Rica construye una carretera de 160 kilómetros paralela al río San Juan, de soberanía nicaragüense.
Telémaco Talavera, rector de la UNA, explicó que la acción pretende acopiar más pruebas para respaldar la demanda que dos organizaciones ambientalistas propusieron contra el gobierno de Costa Rica, autor de la obra, ante la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ.
El destacado ambientalista precisó que el estudio se enfoca en el agua, en la cantidad de sedimentos lanzados a la cuenca y en la alteración de la flora y la fauna.
Talavera no reveló la fecha cuando darán a conocer un informe final, pero dijo que emitirán informes periódicos para respaldar la demanda ante el tribunal centroamericano y calificó de grave e irreversible el daño ecológico ya causado al medio ambiente.
Las autoridades costarricenses anunciaron la suspensión momentánea de la construcción por falta de fondos y el pasado fin de semana voluntarios y escolares de ese país comenzaron a sembrar árboles a lo largo del camino con el objetivo de reforestar el área.
Para Talavera, esto podría significar la aceptación parcial de la disposición de la CCJ de detener la construcción, y un simulacro para reducir presión política en el asunto.
Por su parte, la Sala Constitucional de Costa Rica avaló la construcción de la carretera fronteriza el 7 de marzo anterior, tras rechazar un recurso de amparo en su contra, y el ministro de Obras Públicas y Transporte de ese país, Francisco Jiménez, declaró que la suspensión sería de dos o tres semanas.
El Gobierno necesita obtener más fondos para esta vía, cuyo costo estimado es de 30 millones de dólares y se encuentra en un 70 por ciento de ejecución, aseguró el funcionario.
Al ingeniero Talavera varios aspectos críticos le preocupan como la depredación de los bosques y las repercusiones físicas, biológicas y ambientales de la actividad a largo plazo, además advirtió que el daño ecológico podría crecer si la construcción continúa.
«Hay que tomar en cuenta que esa carretera se hizo sin estudios de impacto ambiental», afirmó el profesor universitario.
También dijo que por el bienestar de los pueblos espera que el gobierno de Costa Rica no continúe con la ejecución de una obra, que según reconocen ambientalistas costarricenses, hiere de muerte al ecosistema.
(Redacción Central de La Voz del Sandinismo-Prensa Latina)

también te puede interesar