Nicaragua

Promotoría Solidaria entrega viviendas a familias de San Isidro de la Cruz Verde

Núcleos que vivían en situación de riesgo tienen desde ahora techo seguro

Familias de San Isidro de la Cruz Verde
Promotoría Solidaria entrega viviendas a familias de San Isidro de la Cruz Verde. | El 19 digital

Redacción Central |

Núcleos que vivían en situación de riesgo tienen desde ahora techo seguro

Jóvenes de la Promotoría Solidaria entregaron este martes viviendas dignas a tres familias de la comarca San Isidro de la Cruz Verde, del municipio de Managua.

Según explicó Yubelka Gutiérrez, de la Promotoría Solidaria, estos núcleos vivían en situación de riesgo. Por tanto, tal como ha orientado el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, se procedió a la construcción de sus inmuebles.

Según Gutiérrez, los jóvenes de la promotoría construyeron las viviendas en una semana para el beneficio de 20 personas en total.

Además indicó que en todo el distrito se han construido otras viviendas como parte de la restitución del derecho a una vivienda digna para las familias nicaragüenses.

Una de las beneficiarias, doña Juana Francisca Reyes de 75 años de edad, vive con dos familiares y relató que antes vivía en la pobreza extrema. «Mi casita estaba cayéndose, era de tablitas y cuando llovía teníamos que ponernos en partes donde no se pasaba el agua», explicó.

«Le doy gracias a Dios y después al Presidente Daniel y a la compañera Rosario, porque ahora vivimos más seguros; la gente esta admirada porque dicen que yo me saque el mayor con el Presidente, si yo lo tuviera aquí le doy las gracias y le dijera que seguimos siempre de frente con él», aseguró doña Francisca.

Por su parte Eveling del Carmen López, madre soltera de dos niños, explicó que su casa era humilde de tablas y zinc. De su nueva morada dijo que «otros presidentes no han hecho esto que está haciendo él (Daniel), estas ayudas que están viniendo, desde estas viviendas dignas, el plan techo, todo eso es una ayuda para todo el que no tiene y no puede comprar porque a veces uno gana solo para comer» recordó Eveling y agregó que el deber de las familias es cuidar sus casas, estimarlas y quererlas.

Al final de la entrega, los niños de la comarca celebraron con una piñata, juegos y caramelos, la alegría de las familias que fueron beneficiadas con sus viviendas dignas.

también te puede interesar