Nicaragua

Féminas de León a la vanguardia de la pequeña industria en Nicaragua

Una cooperativa de mujeres son protagonistas de un trabajo que les garantiza el sustento para sus hogares de forma digna

Preparado de las semillas de marañón
La cooperativa Agroindustrial "Mujeres de Tecuaname” en La Paz Centro, departamento de León, es una asociación de mujeres exitosas que saben que su trabajo es importante porque ayuda a la economía del país y les garantiza un sustento digno para sus familias. | el19digital.com

Redacción Central |

Una cooperativa de mujeres son protagonistas de un trabajo que les garantiza el sustento para sus hogares de forma digna

La cooperativa Agroindustrial «Mujeres de Tecuaname» en La Paz Centro, departamento de León, es una asociación de mujeres exitosas que saben que su trabajo es importante porque ayuda a la economía del país y les garantiza un sustento digno para sus familias.

Desde muy temprano sus manos laboriosas inician el proceso de preparado de las semillas de marañón.

Según Yolanda Escobar, presidenta de la cooperativa, el centro cuenta con 35 socias, De estas, 18 laboran como procesadoras en la planta que con mucho esfuerzo han logrado mantener y 17 trabajan como productoras de los árboles de marañón que utilizan para presentar su producto ya terminado en presentaciones de 85 gramos y 25 libras con sabor a chile, sabor a sal o sabor natural, comercializado en los diferentes supermercados.

Pero eso no es todo, estas mujeres que se agruparon de manera informal en 1995, ya están exportando su producto a España (10 mil quintales), país donde esta semilla es considerada un bocadillo exquisito y exótico en su forma natural.

Un aliciente para esta cooperativa de mujeres emprendedoras es buscar cómo expandir sus opciones de mercados internacionales, mejorar la infraestructura y los equipos con ayuda del gobierno sandinista a través del IDR para agregar más valor a su marca «Delicias de Occidente».

La cooperativa nació por la necesidad de sobrevivencia hace 17 años. Ahora, con el apoyo del Gobierno a través del poder ciudadano, su sueño de afianzar el negocio de hace realidad.

«Tenemos 10 manzanas propias, pero tenemos que comprar más semillas para abastecer la demanda. Ahorita estamos en proceso de recibir un préstamo para mejorar nuestra cooperativa» expresó.

Por su parte, Cristina Espinoza indicó que ha sido un logro y un esfuerzo significativo poder estar agrupadas. «Para nosotras ha sido de gran importancia el apoyo que hemos recibido, sino lo hubiéramos recibido quizás la mayoría de nosotras habría tenido que emigrar a la capital a buscar trabajo de doméstica lejos de nuestra familia y nuestros hijos. Mientras que aquí estamos tranquilas trabajando ocho horas y cerca de nuestra casa» dijo Cristina Espinoza.

también te puede interesar