Nicaragua

Llaman a unir esfuerzos para el bien de nuestra niñez

La ministra de la Familia, Marcia Ramírez, subrayó que es necesario atender a los niños y ayudarlos en su desarrollo, porque serán los hombres y mujeres del mañana en Nicaragua. La ministra de la Familia, Marcia Ramírez, abogó este jueves por unir esfuerzos para eliminar en nuestro país los niños de la calle y lograr […]

Redacción Central |

Llaman a unir esfuerzos para el bien de nuestra niñez

La ministra de la Familia, Marcia Ramírez, subrayó que es necesario atender a los niños y ayudarlos en su desarrollo, porque serán los hombres y mujeres del mañana en Nicaragua.

La ministra de la Familia, Marcia Ramírez, abogó este jueves por unir esfuerzos para eliminar en nuestro país los niños de la calle y lograr un mejor desarrollo de la infancia desde antes de nacer, con el objetivo de obtener después mejores hombres y mujeres en la sociedad, con más recursos físicos e intelectuales.

Durante una comparecencia en la Revista en Vivo, del canal 4 de la televisión, la titular señaló que el programa de la niñez es amplio y se trabaja de forma integral por ese ministerio, el de la Salud y el de Educación, para lograr que cada familia y menor reciba las mejores recomendaciones por cada especialidad, a la vez que se conocen mejor los requerimientos más urgentes en cada región.

En el caso del programa Amor para los más chiquiticos, señaló que hay unas 6500 personas involucradas en esta tarea, que trabajan en comisiones integradas por los tres organismos, quienes visitan casas para captar a mujeres embarazadas y niños menores de seis años, a quienes atenderán de inmediato.

Señaló que en el caso de mujeres embarazadas se les explican los requerimientos de esa etapa, como es la ayuda médica, alimentación adecuada y cuidados, así como la preparación para la crianza del bebé cuando nazca, mientras que con los niños chicos se les ayuda a padres y demás familiares que conviven con el menor para que tenga una educación y desarrollo acorde con las recomendaciones de médicos, maestros y personal calificado en esa etapa de la vida, así como normas de conductas de los párvulos y de los que le rodean.

Puntualizó que en ambos casos es muy necesaria la comprensión de gestantes, niños y padres, pues esta labor tiene como elemento fundamental la persuasión, la conciencia de hacer cada acto con el deseo propio, pero nunca se impondrá, por la fuerza, una conducta.

Asimismo es propósito de crear Centros de Desarrollo Infantiles en todos los municipios del país, agregó, para cooperar a la educación y cuidado de los menores, así como facilitar a las madres la posibilidad de continuar trabajando, convencidas que sus hijos están seguros, en un centro digno de la familia nicaragüense, con todas las atenciones que exige la etapa, tanto médica, pedagógica como alimentaria.

La titular de La Familia subrayó el interés gubernamental de eliminar los niños de la calle, pero de forma consciente, mediante la persuasión tanto a menores como a los padres.

A estos últimos se les indica las posibilidades de enseñanza y de formación en las escuelas, que hoy son gratuitas, indicando que ese menor tiene un coeficiente de inteligencia que puede lograr ser el médico, el ingeniero, el maestro o el productor del mañana, lo cual se podrá apreciar de año en año con la aprobación de cada curso escolar.

Con el menor, indicó, se hace también su labor persuasiva, convenciéndolo y llevándolo a centros de desarrollo de lunes a sábado, desde temprano en la mañana, donde encontrará todo lo necesario para alimentar sus intereses de conocer cosas nuevas, alimentarse, hacer algún deporte y comprender los beneficios sociales que le proporciona esta nueva vida desde ahora y en el futuro, mucho mejor que estar en la calle, con los peligros que ello conlleva.

Para el trabajo con la familia nicaragüense se creó una cartilla, en la cual se encuentran todas las indicaciones necesarias para esta labor, que tendrá un guía por cada ocho familias, quien realizará visitas mensuales para ayudar a mayores y niños.

Este personal técnico tiene una mochila con todo lo necesario para su labor educativa.Hasta el momento ya se han visitado unas 200 mil familias, a las que se les han realizado sus correspondientes visitas de seguimiento, apuntó.

La ministra Ramírez reiteró la necesidad de la participación de toda la sociedad en esta gigante tarea, tanto de los familiares como de las instituciones del país, porque estos niños que hoy tenemos serán los médicos, maestros, científicos, productores industriales o agrícolas del futuro, por lo que mientras más desarrollo tengan ahora física e intelectualmente mejores serán los hombres y mujeres que tendremos en Nicaragua.

también te puede interesar