Nicaragua

Batallón Ecológico avanza para detener la tala ilegal de madera

Se realiza un fuerte trabajo en ese sentido en la Región Autónoma del Atlántico Sur

Redacción Central |


Se realiza un fuerte trabajo en ese sentido en la Región Autónoma del Atlántico Sur

Un gran esfuerzo está siendo realizado por el gobierno para detener la tala ilegal de madera en la Región Autónoma de Atlántico Sur por parte de dos compañías del Batallón Ecológico del Ejército de Nicaragua y entidades como el Instituto Nacional Forestal (INAFOR) y el Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (MARENA), entre otros.

El esfuerzo interinstitucional está centrándose en el territorio comprendido entre la reserva natural del cerro Wawashang y el territorio que se extiende hacia El Tortuguro y La Cruz de Río Grande, zona en la cual se están utilizando una serie de subterfugios para intentar hacer aparecer como legales los cortes en este sitio.

La zona habitada por indígenas Awaltara, está siendo invadida de colonos por sus cuatro costados, los que de acuerdo con denuncias de los pobladores están tomando miles de manzanas de la reserva que les pertenece, para posteriormente cortar los árboles, venderlos y pegar fuego, vender la tierra y luego irse a otra zona a hacer lo mismo.

Al respecto, el Coronel Oswaldo Barahona, jefe del V Comando Militar, durante un recorrido, dijo que desde el cinco de enero se lleva a cabo la operación Oro Verde, con el despliegue de las tropas del Batallón Ecológico para luchar contra la tala ilegal del bosque, producto de lo cual encontraron cinco acopios de madera que presentan irregularidades.

En ese sentido dijo que se conformó una comisión interinstitucional compuesta por el MARENA, la Procuraduría General de la República, INAFOR, la Fiscalía Ambiental y el Ejército de Nicaragua para definir la situación legal de cada uno de estos acopios, al tiempo que están coordinando acciones con los comunitarios indígenas.

De acuerdo con el coronel Barahona, con los indígenas comunitarios irán a los campos donde se está cortando los árboles y así verificar que tipo de madera se está cortando, que métodos están utilizando y si le están dando el verdadero empleo a los planes de manejo que se establecen para reforestar las áreas donde se está talando madera.

Aseguró el coronel que las tropas del Batallón Ecológico se va a quedar en la zona porque si salen de ese territorio, se vuelve a armar el relajo con el corte ilegal de madera.

En ese sentido exp0licó que se está tratando de dejar tropas en algunos puntos estratégicos como son Pueblo Nuevo, Kukra Hill, Nuevo Sauce o en el Mango, lo que van a cubrir con las tropas que están en el Tortuguero, en un esfuerzo entre el Batallón Ecológico, del V Comando Regional, la Fuerza Aérea y la Fuerza Naval.

La operación es coordinada entre todas estas fuerzas para cumplir con la meta de frenar la tala ilegal de madera, incluyendo el del ganadillo en las zonas de reservas naturales, así el de la caoba que está vedada, lo que ha sido prohibido por INAFOR, pero aparece en los acopios supuestamente como madera caída, explicó el jefe militar.

Entre las especies que están siendo aprovechadas están árboles de coyote, níspero, maría y granadillo, solo del cual se han detectado casi 250 mil pies tablares ya listos para salir del Kun Kun y del Wawashang, aseguró el jefe del V Comando Regional

Aseguró que solo en la zona del Wawashang se encontró dos acopios con 111 mil pies de madera que estaban totalmente ilegales, lo que se determinó al revisar toda la documentación en los campamentos madereros.

Por otra parte, Lenin Simon Watson, representante legal del gobierno indígena Awaltara, denunció que colonos les han invadido su territorio indígena con permisos de corte de El Tortuguero, de la Cruz del Río Grande y de Prinzapolka y posteriormente se están llevando esa madera hacia esos lugares donde las legalizan.

De acuerdo con el Coronel Barahona esa es una operación irregular que será objetivo de control por parte del Batallón Ecológico, por que su misión es tratar de preservar el bosque, cuidando de que las reservas naturales porque son el futuro de Nicaragua.

Watson, como representante del gobierno Awaltara, explicó que ese territorio está demarcado legalmente, pero las 16 comunidades indígenas tienen problemas con invasores que están extendiendo la frontera agrícola, e inclusive dijo, que hay empresas que están explotando los pinos de Macantaca, dentro del territorio de los Awaltara.

«De todas partes se nos están llevando la madera» explicó, mientras que el teniente Jorge Emilio Vanegas, del Batallón Ecológico, manifestó que algunos madereros están sacando en forma ilegal madera de granadillo, haciendo corte en pie, lo que no está permitido, por lo que el INAFOR ordenó detener el corte y se sacar las moto sierras de la montaña.

también te puede interesar