Nicaragua

Analiza INETER riesgos climatológicos y geológicos en el 2012

Señala el comportamiento atípico de los ciclos meteorológicos tradicionales y la recurrencia de enjambres sísmicos precursores de posibles eventos en sectores de Occidente

Redacción Central |

https://www.lavozdelsandinismo.com/img/info/pronostico-de-ineter-2011-07-21-31534.jpg
Señala el comportamiento atípico de los ciclos meteorológicos tradicionales y la recurrencia de enjambres sísmicos precursores de posibles eventos en sectores de Occidente

Un estudio de INETER divulgado este miércoles analiza los posibles riesgos climatológicos y geológicos que podría enfrentar el país durante el presente año.

Según el documento, los principales están determinados por el factor climatológico modificado por los efectos del cambio climático, por el factor geofísico, que se caracteriza por la actividad sísmica generada por la configuración de fallas continentales, el fallamiento local y la actividad volcánica que se ubica en la parte más poblada del territorio.

Actualmente, agrega, la principal amenaza está determinada por un comportamiento atípico de los ciclos meteorológicos tradicionales que han marcado los ciclos de vida humana y de los componentes medioambientales que conforman la infraestructura social.

Para el 2012 predominara la continuidad del fenómeno de «La Niña» que inicio en el 2011, con probabilidades de que mantenga sus efectos hasta no menos del tercer trimestre, generando índices superiores de precipitación, pero que posiblemente no correspondan con los ciclos tradicionales esperados, provocando efectos negativos no por su intensidad si por el desajuste con relación a las actividades humanas del ciclo agrícola vinculado a las estaciones.

Más adelante plantea que el principal desajuste probable además del incremento de la intensidad de precipitaciones en el periodo agosto – septiembre, es la posibilidad de la continuidad de ellas en el periodo noviembre – enero (120 – 200mm/m), generando trastornos en el régimen de cosecha, principalmente en el Centro Norte (café y frijol) y en la Región occidental de ambas Regiones autónomas.

Para la franja del Pacífico y Norte – Centro del País, se pronostica un falso inicio de la temporada lluviosa en mayo, un déficit de precipitaciones entre junio y julio, el incremento después de agosto, intensificada por los fenómenos propios de la temporada en septiembre – octubre (superiores a la media histórica 300 -400mm/m), como efecto de los fenómenos climatológicos generados en el Mar Caribe (huracanes, zonas de baja presión, tormenta tropical y ejes de vaguada) que influyen en los fenómenos climatológicos del territorio. La RAAN tendrá un ciclo de lluvias normal y la RAAS precipitaciones por encima de lo normal. Dichos efectos no se corresponden con el sistema de estaciones, más bien lo alteran.

Sigue diciendo el documento que la temporada de huracanes se proyecta con probabilidades normales de 9 a 12 eventos mayores clasificados (nombrados), los cuales de acuerdo a los comportamientos históricos tienen su máxima probabilidades en el periodo septiembre – noviembre´

Esta amenaza se puede apreciar con mayor probabilidad en la Costa Caribe, pero también pueden presentarse fenómenos en la Costa del Pacifico con similares intensidades. Estos fenómenos cambian radicalmente el comportamiento de las precipitaciones generando intensidad concentrada las cuales al generarse en los centros poblados, por su vulnerabilidad, tienen efectos de desastre, aunque no impacten directamente en el territorio.

El régimen de temperaturas sufrirá alteraciones, se esperan que de la misma forma que las bajas temperaturas están afectando el inicio del año 2012, las altas temperaturas se intensificaran principalmente en los periodos marzo – abril y julio agosto-

En el aspecto geológico, INETER dice que los principales puntos a destacar de la amenaza sísmica y volcánica, está determinado por la recurrencia de enjambres sísmicos precursores de posibles eventos en sectores de occidente (Golfo de Fonseca), Istmo de Rivas y Ometepe y Region de Managua, principalmente generados por la estructura de fallas locales del territorio y la franja volcánica

La amenaza volcánica se caracteriza por 7 volcanes activos, de los cuales el Cerro Negro (León) sigue siendo el más activo y peligroso, pero se mantiene una proyección de actividad intensa de los volcanes Telica (León), San Cristóbal (Chinadega) y Concepción (Rivas)

también te puede interesar