Nicaragua

Reconoce el pueblo trabajos realizados en la Plaza de la Revolución de Managua

El lugar es un sitio de reunión familiar, de descanso, con su nuevo piso que se une perfectamente con el entorno, formado por la Catedral vieja, el Palacio de la Revolución, la Casa de los Pueblos y los parques Darío y Central

Plaza de la Revolución de la ciudad capital
Habitantes de varios lugares del país reconocieron los trabajos de restauración llevados a cabo por el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional en la Plaza de la Revolución de la ciudad capital, sitio de recreación y de vínculo permanente con la historia. | el19digital

Redacción Central |

El lugar es un sitio de reunión familiar, de descanso, con su nuevo piso que se une perfectamente con el entorno, formado por la Catedral vieja, el Palacio de la Revolución, la Casa de los Pueblos y los parques Darío y Central

Habitantes de varios lugares del país reconocieron los trabajos de restauración llevados a cabo por el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional en la Plaza de la Revolución de la ciudad capital, sitio de recreación y de vínculo permanente con la historia.

Tal es el caso de Jasmina Bermúdez, chontaleña de nacimiento, quien considera que el sitio de la Plaza le hace sentir descanso, paz y reconoce que los trabajos de restauración realizados por el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional.

Otro tanto opina Roberto Espinoza, uno de los muchachos que visita la Plaza de la Revolución, quien dijo que el lugar es un sitio de reunión familiar, de descanso, con su nuevo piso que se une perfecta y armoniosamente con el entorno, formado por la Catedral vieja, el Palacio de la Revolución, la Casa de los Pueblos y los parques Darío y Central.

Espinoza dice aquí hay tres puntos de arquitectura neoclásica que son de referencia para las nuevas generaciones y menciona la Catedral con sus torres derruidas, el Palacio de la Cultura y el Parque Central, los que fueron testigos del triunfo revolucionario del 19 de julio de 1979 y que ahora miran al Pueblo asumir la Presidencia.

La glorieta del Parque Central, los mausoleos del Comandante Carlos Fonseca Amador y del Coronel Santos López del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional, la vieja catedral de Managua, la Plaza de la Revolución y el Palacio, guardan tanta historia y cultura de Nicaragua, que son centro de atracción para nicaragüenses y turistas extranjeros.

Una visita a todo el sector adyacente a la Plaza de la Revolución deja claro el interés de muchas familias nicaragüenses, en especial matrimonios jóvenes con sus pequeños hijos que buscan una conexión con el pasado temprano o lejano del país, que han conocido por medio de libros de historia, o los vivieron en su infancia.

Un nexo, es evidente la búsqueda de las raíces de acontecimientos del pasado temprano, revividos después de un lapso de 16 años de gobiernos neoliberales que pretendieron borrar, junto con los murales, hechos históricos, hitos en la vida nacional, como el triunfo revolucionario del 19 de julio y la Revolución Sandinista.

Sin embargo los esfuerzos de gobernantes neoliberales por borrar o alterar la historia fracasaron, el sacrificio, peligros y sudores de toda una generación no pasó en balde, aunque sufrió ataques, no logró ser borrada y surge con nuevos bríos desde hace unos cinco años para salir a hacer nido en una nueva fase de la Patria, de la Revolución.

Por la renovada Plaza de la Revolución, padres de familia dicen a sus pequeños, aquí miré yo, cuando era niño, a alfabetizadores que volvieron de las montañas tras llevar la luz del saber, derecho restituido ahora en campesinos o citadinos que en los gobiernos neoliberales les fue negado el derecho a educarse.

también te puede interesar