Nicaragua

Califican de vulgares y burdas declaraciones de vicepresidente de Costa Rica

El funcionario tico invitó a los costarricenses a que visiten Tiricias y otros lugares cercanos a Río San Juan para que vengan y se lo "coman"

Redacción Central |

https://www.lavozdelsandinismo.com/img/info/jacinto-suarez-2010-11-15-24214.jpg
El funcionario tico invitó a los costarricenses a que visiten Tiricias y otros lugares cercanos a Río San Juan para que vengan y se lo «coman»

Las declaraciones del segundo vicepresidente de Costa Rica Alfio Piva, quien llamó a sus conciudadanos a «comerse» nuestro Río San Juan son una confesión de las verdaderas intenciones que tiene ese país con algo que no les pertenece, manifestó el comandante Edén Pastora.

Esta zona limítrofe es una de las más bonitas de Costa Rica, y ahora deben ustedes aprovechar la apertura de la carretera paralela al río en beneficio propio. Invito a los costarricenses a que visiten Tiricias y otros lugares para que vengan y se coman el San Juan, dijo Piva, durante la inauguración de un proyecto de electrificación en un poblado cercano al Río San Juan.

Las declaraciones de Piva fueron calificadas de «vulgares y burdas» por el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Asamblea Nacional, compañero Jacinto Suárez, quien coincide con Pastora en afirmar que Costa Rica al no tener argumentos jurídicos sobre el tema del Río San Juan «dicen cualquier tipo de disparate».

Más claro no canta un gallo, se quieren tragar el río, todos los camarones y todas las especies de peces. Se quieren tomar toda la reserva Indio Maíz, se quieren hasta comer el lago Cocibolca y definitivamente más francos no pueden ser», comentó Pastora al brindar su opinión sobre lo expresado por el segundo vicepresidente de Costa Rica.

El ex guerrillero nicaragüense, manifestó que así como piensa Piva, igual opinión debe tener pensar la mandataria Laura Chinchilla, que de manera desafiante mandó a construir la carretera de 160 kilómetros de longitud a todo lo largo del margen derecho del Río San Juan, el cual histórica y jurídicamente pertenece a Nicaragua.

Señaló que esas actitudes tomadas por las autoridades costarricenses deben de preocupar a los nicaragüenses, pues de no hacerlo se corre el riesgo que Costa Rica, cumpla sus amenazas y verdaderamente se «coma» el río.

Pastora considera que lo expresado por Piva demuestra el cinismo y el irrespeto que tienen los gobernantes costarricenses por el pueblo de Nicaragua y sus autoridades.

Sostuvo que Nicaragua debe tomar medidas «drásticas» para que «los ticos no se harten los camarones, los peces, los venados, los chanchos de monte y toda la reserva. Lo grave de estas declaraciones de comerse el río, es que ni siquiera eructan, ya pecan de cinismo, de irrespeto total a un pueblo».

Dijo que esas medidas drásticas se deben centrar en seguir aumentando el caudal de nuestro Río San Juan y para eso anunció la llegada de otras cinco dragas al cuerpo de agua, para continuar sacando el sedimento que por años ha venido arrojando Costa Rica.

«Nosotros estamos pensando qué medidas tomar para que no se traguen el río, no se traguen la reserva Indio Maíz y el lago Cocibolca», dijo Pastora mencionado entre ellas el incremento de brigadas ecológicas, instalación de vallas de protección en las áreas protegidas y continuar con las obras de dragado.

«Como una venganza, porque existe un presidente que por primera vez le dice a la (presidenta) Chinchilla, doña Laura no es por aquí, es por aquí que dicen los laudos, los tratados Cañas-Jerez y como nadie les había hablado así, se resienten con el presidente (Daniel Ortega Saavedra) y ellos confunden al pueblo de Nicaragua, con el presidente Daniel Ortega, entonces actúan de esa forma violatoria, violenta y se destapan porque el mundo comienza a verla que Costa Rica no es ecologista».

El diputado Suárez, por su parte, considera que no debe dársele mucha importancia a las declaraciones del vicemandatario costarricense, porque dan la impresión que «no hablan en serio»

«No vale la pena estar hablando mucho de los ticos, porque parece que no hablan en serio, es decir yo comenté las cosas del vicecanciller, pero ahora sale el vicepresidente y parece que quieren que nos pongamos belicosos, pero no hay que ponerse belicosos», reflexionó Suárez.

«Son pinches, vulgares y burdas provocaciones que no valen la pena contestarlas», concluyó el presidente de la comisión de relaciones exteriores del parlamento.

también te puede interesar