Nicaragua

Confirman daños ecológicos al río San Juan

Los presidentes de la Corte Centroamericana de Justicia y del Fondo Nacional de Reciclaje ratificaron que continuarán el proceso judicial por las afectaciones al medio ambiente tras verificar in situ los daños ecológicos por la construcción de la carretera

Redacción Central |


Los presidentes de la Corte Centroamericana de Justicia y del Fondo Nacional de Reciclaje ratificaron que continuarán el proceso judicial por las afectaciones al medio ambiente tras verificar in situ los daños ecológicos por la construcción de la carretera

El presidente de la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ), doctor Francisco Darío Lobo, confirmó, tras efectuar un recorrido de más de 100 kilómetros por el río San Juan, los daños ecológicos ocasionados por la construcción de una carretera paralela en la ribera tica del afluente, transmitió este martes el programa Estudio, de TN8.

El magistrado aseguró durante la entrevista periodística que ese recorrido efectuado por especialistas y miembros de la CCJ es parte del proceso judicial, porque no podían tomar decisiones sin primero recibir pruebas y después verificarlas, como se ha hecho, que son las razones de la demanda impuesta por organizaciones ambientalistas, entre ellas el Fondo Nacional del Reciclaje.

Recordó que todos los países del área son firmantes del Tratado Internacional de Tegucigalpa y sobre esa base es que la CCJ actúa ante la demanda de gobierno u organizaciones por daños económicos, comerciales o ambientales ocasionados por determinada acción contra acuerdos internacionales establecidos para la región.

En este caso, puntualizó, existe un daño ecológico real, con afectaciones al medio ambiente y requiere entonces de cumplir las normas de procedimiento. Tras verificar los perjuicios, este martes los miembros de la CCJ analizan las medidas cautelares que aplicarán para continuar el proceso, porque le sigue la continuación del período probatorio, en que ambas partes tienen derecho a presentar las pruebas que consideren necesario.

El magistrado señaló que el gobierno costarricense solo presentó un documento de la cancillería, en el que no presenta pruebas sobre las medidas tomadas para la protección ecológica durante la construcción de la carretera, por el contrario mantienen una conducta de insultos contra el proceso judicial, en la que plantean inclinaciones a favor de Nicaragua, cuando se trabaja con profesionalidad e imparcialidad.

No obstante, pueden presentar aun las pruebas que tengan a su favor.

Después se hará una audiencia pública, en la que todos los interesados, inclusive la prensa, pueden participar, siguiéndole el paso de la sentencia, la cual debe ser cumplida por la parte condenada.

Si no se cumple la sentencia dictada, entonces la parte afectada puede solicitar una reunión de presidentes centroamericanos para ventilar allí la aceptación del dictamen judicial.

Es conveniente señalar que todo este proceso tiene una fuerte carga moral, como expresó el presidente del Fondo Nacional de Reciclaje, Camilo Lara, porque si bien Costa Rica fue objeto de un sello verde entregado por organizaciones ambientalistas por su protección al medio ambiente, ahora se le podrá otorgar el de vergüenza, por el daño que ocasiona a la naturaleza.

El especialista reiteró que todo esto es un proceso moral para el gobierno costarricense, que lejos de analizar y aceptar las afectaciones ocasionadas, procura justificar la construcción de esa vía y desconocer los llamados que han hecho organizaciones ambientalistas, inclusive de ese propio país, como es la Déjame vivir en paz.

Ya hay zonas en que los daños son muy grandes y requieren inhabilitarlas, para hacer una restauración ambiental, lo que siempre es a largo plazo.

Es necesario evitar que sedimentos continúen llegando al río, porque ya hay afectaciones económicas para los pescadores que tienen esa área como objeto de labor y de sustento.

El presidente de la organización Fondo Nacional de Reciclaje subrayó que los poblados ticos más cercanos al río están a más de 10 kilómetros, por lo que no era necesaria esa vía en la ribera del afluente para comunicarse con ellas.

Lara llamó a organizaciones costarricenses a exigir el respeto al medio ambiente, que se viva en paz con la naturaleza, porque los daños repercuten ya contra la población de ambos países.

también te puede interesar