Nicaragua

Casi lista la Plaza de la Revolución para la toma de posesión de Daniel

Será, una vez más, testigo de otro acontecimiento de alta trascendencia para Nicaragua

Plaza de Revolución
Labores de remozamiento en la Plaza de la Revolución, testigo mudo de importantes acontecimientos de Nicaragua | el19digital

Redacción Central |

Será, una vez más, testigo de otro acontecimiento de alta trascendencia para Nicaragua

Las labores de remozamiento en la Plaza de la Revolución, testigo mudo de importantes acontecimientos de Nicaragua, se encuentran a punto de concluir, lo que permite que el lugar recobre su valor histórico en lo político, social y cultural, que los gobiernos neoliberales quisieron borrar.

En este lugar se realizarán este martes 10 de enero, los actos oficiales de investidura del nuevo periodo presidencial del comandante Daniel Ortega Saavedra, quien por voluntad del pueblo nicaragüense fue el candidato ganador en los comicios del pasado 6 de noviembre.

Los trabajos de mejora en el lugar están muy avanzados, particularmente la instalación del nuevo «concreto estampado» que cubre el antiguo pavimento rústico que restaba vistosidad a la Plaza, sitio en el que se concentraron miles de ciudadanos para celebrar el triunfo histórico contra la dinastía somocista, entre el 19 y 20 de julio de 1979.

La Plaza de la Revolución, que durante los 16 años neoliberales quiso ser borrada física e históricamente con la construcción de una «fuente bailarina», luce ahora con nuevo acabado, remozada en sus cuatro costados y recobrando su valor histórico, turístico y arquitectónico.

La Plaza de la Revolución está rodeada de un conjunto de edificaciones, que incluyen la Casa de los Pueblos, la antigua Catedral de Managua, el teatro Rubén Darío, el Palacio Nacional, el Parque Central, el antiguo Gran Hotel, entre otros sitios que formaron parte del centro histórico de la ciudad.

Los trabajos de remozamiento de la Plaza Revolución, es parte de todo un proyecto de rehabilitación del antiguo centro de Managua, que incluye el paseo peatonal Augusto C. Sandino, que inicia en el antiguo Chipote y concluye precisamente en la citada plaza.

Trabajadores de la Dirección de Ornato de la Alcaldía de Managua, se daban a la tarea de colocar diversidad de plantas, césped, piedras decorativas e instalación de luces, entre otras obras menores.

En días pasados el Secretario General de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, manifestó que la rehabilitación de la Plaza y sus alrededores, se realiza con el objetivo de rescatar el valor histórico y resaltar nuestra identidad cultural, a un sitio donde han acontecido hechos importantes de nuestra historia.

«La intención es remozar la plaza, poder realmente darle un acabado más acorde con la historia, más acorde con nuestra identidad cultural», dijo Moreno, hace un par de semanas.

A tres días que se realicen los actos de toma de posesión del nuevo periodo presidencial del comandante Daniel Ortega Saavedra, los trabajos se han intensificado y ya se observa la instalación de diversas tarimas en las que se ubicarán los funcionarios de gobierno, diputados, mandatarios latinoamericanos y caribeños y representantes de gobiernos europeos, entre otros.

El proyecto también contempla en una segunda etapa, mejoras al antiguo Parque Central, al parque Rubén Darío y al mausoleo Carlos Fonseca Amador y Santos López.

El asta en donde será colocada la bandera de Nicaragua fue reubicada en el costado noroeste de la Plaza de la Revolución y está siendo vigilada por las imponentes figuras del general Augusto C. Sandino y Carlos Fonseca Amador, que se encuentran en las columnas del Palacio Nacional.

Pobladores que están siendo testigos de los cambios que se realizan en la Plaza de la Revolución, manifestaron su satisfacción por el remozamiento del lugar y estiman que esto ayudará a que muchos turistas extranjeros visiten el antiguo centro de la ciudad.

«Yo veo un cambio bueno, creo que es mejor, más elegante, va a haber más visita de turistas, una mejor comunicación con la gente que viene a visitar el parque y creo que es conveniente lo que está haciendo el gobierno», dice Roberto Irigoyen, que tiene un pequeño negocio de venta de café, gaseosas, golosinas y frutas.

En este sentido, consideró positivo que la investidura presidencial se realice en la Plaza de la Revolución, pues la misma ha servido de «escenarios para muchos eventos políticos»

Por su parte don José Félix Cano, de 75 años y que tiene 26 años de trabajar en los alrededores de la plaza como lustra-zapatos, calificó de elegantes los trabajos que se realizan en el lugar, pues los cambios vendrán a resaltar el valor histórico del antiguo centro de la ciudad.

«Esto va a quedar a las mil maravillas… los trabajos están buenos, ahora la Plaza va a estar mucho mejor y esto está bellísimo», manifestó don José.

también te puede interesar