Nicaragua

Movimientos Sociales participan, cada vez más, en decisiones del Gobierno y el Estado

Emitieron un balance del trabajo en esa dirección impulsado por Daniel y Rosario y como expresión del control social en el uso de los bienes del Estado, las finanzas gubernamentales y la inversión pública. Una evaluación del trabajo de los Movimientos Sociales durante los últimos cinco años muestra un avance muy positivo en el proceso […]

Redacción Central |

Emitieron un balance del trabajo en esa dirección impulsado por Daniel y Rosario y como expresión del control social en el uso de los bienes del Estado, las finanzas gubernamentales y la inversión pública.

Una evaluación del trabajo de los Movimientos Sociales durante los últimos cinco años muestra un avance muy positivo en el proceso de su participación en las decisiones del Gobierno y del Estado.

Siempre con el impulso de Daniel y Rosario desarrollan su labor como una expresión del control social en el uso de los bienes estatales, las finanzas gubernamentales y la inversión pública.

A continuación, el texto completo del documento de Evaluación de los Movimientos Sociales:

El contenido es una valoración cualitativa de las Fortalezas y Debilidades, avances y desafíos, guiados por los puntos de reflexión sugeridos por nuestra Jefatura Nacional de Campaña.

Esta evaluación es el resultado de varias reuniones y asambleas de discusión, sobre la guía de referencia, con diferentes líderes y miembros de los distintos movimientos sociales que están integrados en la Coordinadora Social, y por las discusiones realizadas en las reuniones previas y en la propia sesión del Consejo Nacional del FNT.

1.- Con el Gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional, han llegado tiempos que permiten la recuperación de una conciencia de valores y de derechos, los que se debilitaban progresivamente en un modelo social que robaba las esperanzas y las oportunidades a nuestro pueblo.

La estrategia de la Revolución a través del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional ha logrado que, con los programas sociales y económicos, se dé un proceso de restitución de derechos a una velocidad que permite impactar en las condiciones materiales de vida de muchas familias

Nicaragüenses, hace que vuelva a brillar la esperanza en otras, y se inicia un proceso de construcción de ciudadanía desarrollando conciencia de valores.

Las organizaciones sociales en este sentido estamos convocadas a procurar que, a la par de la satisfacción de necesidades materiales, se desarrollen y fortalezcan los valores Sandinistas y la conciencia revolucionaria. Cada acción realizada debe ir encaminada a transformar la base espiritual del nicaragüense. En cada programa social, en cada programa económico, debemos trabajar sobre la transformación de la conciencia. La labor cotidiana de las organizaciones es apoyar en el diseño y estructuración del nuevo ciudadano, en una nueva era, bajo los preceptos del modelo Revolucionario Sandinista de esta época que es Cristiano, Socialista y Solidario.

Las organizaciones y movimientos sociales hemos levantado las banderas de las necesidades materiales pero, sin lugar a dudas, en estos últimos años hemos comenzado a dar un lugar preponderante a la recuperación de valores y a la transformación de la conciencia, proceso que debe ser más enfático y que se ponga de manifiesto en todas las organizaciones.

2..-Las Organizaciones Sociales vienen transitando desde una etapa de sobrevivencia y de resistencia frente a un Modelo de exclusión en la que el Mercado y sus seguidores pretendieron y aún pretenden desarticularlas y desvirtuarlas, hacia una etapa de rescate de valores, restitución de derechos y construcción de ciudadanía, de transformación de la sociedad y de implementación de un Modelo incluyente, verdaderamente democrático, signado por las cualidades culturales de los nicaragüenses , los valores Cristianos, las ideas Socialistas y la actitud Solidaria.

Por muchos años las organizaciones y movimientos sociales sandinistas, contrario a las que se alinearon y fueron instrumentos del sistema, pasamos enfrentando y resistiendo los golpes del modelo capitalista neoliberal, entonces el protagonismo en cada espacio contenía este propósito: Resistir.

Ahora nuestra lucha no solo es de resistencia frente al modelo global que aún funciona con fuerza en nuestra sociedad y que mantiene vivos sus antivalores en la conciencia de muchos de nosotros, también es una lucha para transformarnos y transformar nuestro medio, nuestra sociedad.

Existen mejores condiciones y mayores fuerzas para llevar adelante esta lucha con un Gobierno Revolucionario. Pero, esta lucha se da en el campo de la formalidad, las ideas y en la práctica, generalmente hemos llevado esa lucha desde la formalidad, ahora debemos integrar la discusión de las ideas, y el ejercicio cotidiano.

Es importante mencionar que todos los sectores sociales manifiestan un buen nivel de participación y protagonismo en los diferentes espacios promovidos por nuestro gobierno, en particular se menciona el sector de personas con discapacidad, el sector de trabajadores por cuenta propia, el sector de organizaciones basadas en la fe, el sector de trabajadores de la salud, el sector de trabajadores de la educación, el sector de adultos mayores, entre otros; no así el sector de organizaciones comunitarias locales y barriales, las que sienten que aún persisten conflictos en el territorio.

3..-La mayoría de nuestras organizaciones poseen la capacidad de hacer propuestas, capacidad desarrollada y fortalecida en la lucha. En el nuevo contexto con un gobierno revolucionario, se han desarrollado más y mejores procesos de participación en diferentes niveles. Estos procesos han resultados en avances de propuestas de políticas públicas, sociales y económicas, de conformidad con los intereses de la población.

Es un desafío aún lograr ser escuchados por algunos funcionarios con responsabilidades políticas y/o gubernamentales estratégicas, y que este ejercicio ayude a que las organizaciones tomen mayor parte en las decisiones, todo esto a pesar de la orientación expresa del Comandante Daniel de que los funcionarios no deben «estar en las nubes». Aún hay prepotencia y arrogancia en [email protected] compañ[email protected] que ocupan cargos en el Estado, pero también hay timidez y mojigatería en parte del liderazgo de las organizaciones sociales los que prefieren callar para no ser señalados de «contrarios al proceso».

4.-Hemos logrado integrarnos a diferentes espacios de incidencia y acciones sociales, hemos realizado reflexión desde la práctica, siempre proponiendo, gestionando, luchando en la aparición de nuevos espacios. De forma gradual y a velocidades diferentes, los Movimientos Sociales han venido perfeccionando los mecanismos de participación en las decisiones, de denuncia y de mejoría de la técnica del trabajo.

En este periodo se ha venido desarrollando control social en el uso de los bienes del Estado, en las finanzas gubernamentales y en la inversión pública a través de los sindicatos y de algunas organizaciones sociales, sin embargo hace falta profundizar este ejercicio. Los Movimientos Sociales debemos iniciar la práctica de control social en el campo privado, principalmente en los temas relacionados con el medio ambiente y la Madre Tierra.

En el proceso de construcción de la democracia directa debemos lograr la articulación de los actores sociales en cada uno de sus ámbitos de acción, la Compañera. Rosario Murillo ha insistido con vehemencia que en este proceso hay lugar para [email protected], y así debemos aportar [email protected]

Durante el desarrollo de las diferentes actividades de esta evaluación una de las preocupaciones que más se puso de manifiesto es por inadecuada ejecución, práctica de «amiguismo», corrupción, y actitudes excluyentes y sectarias con los programas económicos y sociales impulsados por el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, lo que además de ser un fenómeno que nuestra Dirección Política del FSLN ya está enfrentando, pone de manifiesto la debilidad de los movimientos sociales para contrarrestar en forma oportuna este mal, ya que no hubo beligerancia para ello. Existe una orientación expresa del Comandante Daniel y la Compañera Rosario para que se enfrente el sectarismo, el amiguismo y la corrupción en la ejecución de los programas de Gobierno.

5. Las organizaciones hemos aprendido a realizar alianzas con actores que comparten un mismo fin y objetivos de transformación social. Se ha dado paso a la construcción del punto de Coordinación de las organizaciones sociales: La Coordinadora Social, donde coincidimos una serie de organizaciones que trabajamos diferentes temáticas con un mismo fin: «el bienestar de las personas», desde una plataforma revolucionaria y con la aceptación expresa y consciente de la conducción política por parte del FSLN.

Nos involucramos en diferentes temas: Derechos humanos, medio ambiente, servicios públicos derechos laborales, defensa del consumidor, seguridad ciudadana, participación política, entre otros temas.

Aún tenemos fallas en la sistematicidad del trabajo de coordinación y articulación de la Coordinadora Social.

Sigue siendo un reto, en algunos casos, el poder armonizar estilos de liderazgo entre las diferentes Organizaciones y Movimientos Sociales, así como de estos con los líderes políticos a diferentes niveles principalmente a nivel comarcal, comunitario, municipal.

Realmente no existen conflictos en lo relativo a los objetivos buscados, sino en los tipos de comunicación y liderazgo, muchos de estos conflictos son desde mucho tiempo atrás y tienen orígenes diversos, desde situaciones personales o familiares, actitudes personales, hasta heridas abiertas en los procesos de consultas y candidaturas.

Por otro lado, el Comandante Ortega ha impulsado un gobierno sobre la base de alianzas y consensos con otras fuerzas sociales, anteponiendo intereses nacionales a los intereses de sectores, eso ha empujado al movimiento sindical y a otros movimientos sociales a una práctica nueva de busca de consensos y alianzas entre trabajadores, empresarios y Gobierno en temas tan difíciles como la discusión salarial, o la inversión y los derechos laborales, en los que se ha logrado obtener buenos resultados.

Valoramos que los movimientos sociales debemos ser más beligerantes en la lucha contra las políticas neoliberales y en contra de las condiciones y/o pretensiones del FMI, lo que permitiría mayores espacios de negociación al gobierno del FSLN.

6..-Nuestras organizaciones se han construido sobre la base de la Solidaridad, de los principios revolucionarios inculcados por el FSLN y su historia de lucha, e igualmente impregnados de un espíritu cristiano fuertemente arraigado en los valores culturales del pueblo nicaragüense.

En cada una de las acciones están presentes dichos valores cristianos, socialistas y solidarios. De hecho, se tiene la convicción que este modelo tiene una acogida en la práctica misma de las organizaciones y movimientos sociales revolucionarios. Entonces el modelo es producto de las acciones, vive y se reproduce desde la lucha de los movimientos y organizaciones sociales bajo la conducción del Frente y con el liderazgo del comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, quienes identifican y encarnan estos valores y los proyectan al pueblo.

7. La guía para valorar la acción de nuestro gobierno, el impacto de los programas económicos y sociales, el avance de nuestro modelo, es la participación de la ciudadanía en la toma de decisiones en forma directa y la Satisfacción Ciudadana. Es importante contar con criterios de priorización de acuerdo a las necesidades de las familias, su cultura e idiosincrasia, de tal manera que cada día los programas sociales y económicos cumplan su objetivo de brindar bienestar y satisfacción a la ciudadanía.

Si bien es cierto, que la mayoría de las condiciones materiales se acompañan de sentido de bienestar, pero no se puede pensar que es el único ni el principal elemento que tiene el FSLN para lograr hegemonía, lo principal es lo relacionado con la conciencia.

A la par de cada programa que implemente nuestro gobierno, el Frente y los Movimientos Sociales debemos hacer el trabajo político necesario para el desarrollo de la conciencia. Consideramos que hay debilidad en este aspecto, y que los dirigentes de los Movimientos Sociales le dan mucho peso a la consecución de beneficios materiales, pero estos deben ir acompañados del trabajo político para fortalecer la conciencia. Esta es un área que se debe trabajar con más disciplina.

8.-Las acciones de las organizaciones sociales contemplan la preservación y perpetuación de la Cultura y Tradiciones Nacionales y consideran la idiosincrasia de las comunidades del Pacifico, Centro y el Caribe nicaragüense. Esto, aprendido a lo largo de muchos años de acción principalmente por el rescate y fortalecimiento que de estos valores hizo la Revolución Popular Sandinista. En este sentido se fortalece la cultura local y nacional. El fortalecimiento de la cultura y las tradiciones debe tener una expresión más clara en las organizaciones sociales, es importante desarrollar un movimiento cultural dentro de las organizaciones sociales y particularmente en el movimiento sindical.

9.-El Plan de Desarrollo Humano fue presentado en la Coordinadora Social y se promovió su análisis en cada una de las organizaciones a los diferentes niveles. Sin embargo, hizo falta debatir y estudiar los elementos de dicho plan a fin de observar en las organizaciones sociales el nivel de contribución que se puede hacer desde cada una de nuestras trincheras para alcanzar los objetivos.

El proceso de elaboración o revisión del plan en este nuevo período debe ser acompañado por los Movimientos Sociales.

Las organizaciones sociales han considerado de importancia la integración de jóvenes y mujeres al quehacer de cada una de ellas, sobre todo en la reproducción de los valores y la continuidad de cada una de las mismas organizaciones en el relevo generacional. Sin embargo, a pesar de la presencia mayoritaria de las mujeres y jóvenes en la mayoría de las organizaciones sociales, su presencia en los cargos de dirección no corresponde a su peso especíSe han tenido que debilitar las concepciones «machistas» y el «adultismo», y apoyar expresamente la integración y el protagonismo de los jóvenes y de las mujeres para abrir paso a su participación de forma plena en la cual se viene avanzando poco a poco.

Se han dado avances en cada organización para alcanzar el objetivo de participación de mujeres y jóvenes, no solo de forma cuantitativa de (50/50) sino en apertura a los espacios de diálogo, representación de la organización, capacitación y gestión.

Un tema pendiente en la mayoría de los sectores sociales es la poca participación de las mujeres y los jóvenes en los órganos de dirección y toma de decisiones, lo que se ha comenzado a enfrentar con la aprobación de nombrar o elegir Secretarias, Presidentas o Coordinadoras Adjuntas en cada una de las organizaciones a todos los niveles, según el caso.

11. Es una realidad que la agenda social estaba rezagada en los gobiernos neoliberales. En esto últimos años se observa un auge en materia de promoción del deporte, la cultura, recreación para todos y todas.

Este Gobierno ha llegado a todos y todas las nicaragüenses, si aún hay sectores que no tienen el beneficio directo del proyecto o el programa, al menos tienen la esperanza, la confianza, y cuentan con la voluntad política del Comandante Ortega, que les da garantía de que pronto les tocará, paulatinamente la población va desarrollando conciencia que sus necesidades no se resuelven en 5 años.

Nicaragua : De Victoria en Victoria !

Cristiana, Socialista, Solidaria …

2012 : Con [email protected], y por el Bien de [email protected] …!

Movimientos Sociales que participaron en la evaluación realizada por la Coordinadora Social.

Movimiento Sindical.

Comunitarios, Habitacionales y Barriales.

Trabajadores por cuenta propia.

Movimientos Ecuménicos de Base y Organizaciones basadas en La Fé.

Médicos, Enfermeras y técnicos sandinistas.

Maestros Sandinistas.

Personas con Discapacidad.

Trabajadores de los Servicios Públicos.

Defensa de los Consumidores.

Adultos Mayores.

Jóvenes Trabajadores.

Trabajadores con Enfermedades Crónicas Ocupacionales.

ONGs locales y Revolucionarias.

Consejo de Mujeres de la Coordinadora Social.

también te puede interesar