Nicaragua

Apoyo a micro, pequeña y mediana empresa un eje principal de la lucha contra la pobreza

Financiamiento, insumos, capacitación y asistencia técnica a través del Plan Nacional de Semillas constituyeron el Programa CRISSOL

Redacción Central |


Financiamiento, insumos, capacitación y asistencia técnica a través del Plan Nacional de Semillas constituyeron el Programa CRISSOL
» Instituto Nicaragüense de Desarrollo continuará apoyo a las pequeñas y medianas empresas

El primer borrador de la Evaluación de la transformación de Nicaragua durante los años 2007-2011, mediante la aplicación del Plan de Desarrollo Humano señala en uno de sus capítulos que la pequeña producción urbana y rural de Nicaragua genera 70 por ciento del trabajo y 40 por ciento del PIB.

De los 308 mil 332 productores agropecuarios del país, 94 por ciento son pequeños y medianos, incluyendo las 100 mil mujeres del Programa Hambre Cero. Este sector produce el 85 por ciento de los alimentos que consumen las familias pobres.

El apoyo a este sector, es uno de los ejes principales de las políticas del Presidente Daniel Ortega en la lucha contra la pobreza. Este apoyo ha consistido de financiamiento, insumos, capacitación y asistencia técnica a través del Plan Nacional de Semillas que se convierte en el Programa CRISSOL en 2011/2012.

En el período 2007-2011 se entregaron 683 mil 010 créditos y se está fortaleciendo el nuevo Banco Produzcamos para que se mejore el acceso de los pequeños productores al crédito a tasas justas. La cooperativa ALBA-CARUNA también juega un papel importante en el financiamiento de las pequeños y medianos productores a tasas de interés justos.

El Programa CRISSOL para la producción de granos básicos ejecutó 20 millones de dólares para financiar 148 mil manzanas, beneficiando a más de 97 mil pequeños productores.

Con el Programa Hambre Cero capitalizando a 100 mil mujeres pobres que tienen entre 1 y 10 manzanas de tierra, las beneficiadas se convierten en pequeñas productoras, mejora la nutrición familiar con proteína animal, aumenta su participación en la economía local mediante la venta de los excedentes de la producción de leche, huevos y animales de patio. Las mismas también tiene círculos de ahorro y crédito, incluso ya se han formado 107 cooperativas entre mujeres de Hambre Cero.

Usura Cero apoya a 108 mil mujeres de las zonas urbanas que han recibido 217 mil 454 microcréditos para sus pequeños negocios. Muchas de estas mujeres ya están en su tercero o cuarto préstamo, recibiendo con cada uno, capacitación para el manejo integral de sus actividades económicas. Ya se han formado 23 mil 500 grupos solidarios.

El apoyo a los pequeños productores también se ha dado a través del mecanismo de compras a futuro que implementa ENABAS, pagando precios justos a los productores.

También se está apoyando a 206 proyectos agroindustriales de cooperativas y asociaciones de pequeños y medianos productores beneficiando a 14 mil 190 familias. Estos proyectos permiten agregar valor a nuestros productos agropecuarios y mercados más estables para los productores, así como generar más trabajo.

Otra forma de apoyo a este sector ha sido el fomento y la facilitación para que los pequeños productores puedan crear distintas formas de organización que fortalezca su capacidad de negociación, mejoren su acceso al crédito, agreguen valor a sus producciones y generen mayor dinamismo económico en sus territorios. En este período se han formado mil 543 nuevas cooperativas que involucran a 182 mil familias.

también te puede interesar