Nicaragua

Diez razones por las que el Frente Sandinista ganó las elecciones el pasado seis de noviembre

La Voz del Sandinismo reproduce las reflexiones del Reverendo Miguel Ángel Casco González, presidente de la Coordinadora Evangélica-CEPRES, donde ofrece desde su perspectiva las 10 razones fundamentales por las que el FSLN ganó con el 62.46 por ciento en los comicios del seis de noviembre de 2011

Redacción Central |


La Voz del Sandinismo reproduce las reflexiones del Reverendo Miguel Ángel Casco González, presidente de la Coordinadora Evangélica-CEPRES, donde ofrece desde su perspectiva las 10 razones fundamentales por las que el FSLN ganó con el 62.46 por ciento en los comicios del seis de noviembre de 2011

A un mes de las elecciones donde el pueblo nicaragüense en un ambiente de paz y seguridad tuvo la oportunidad de decidir libre y soberanamente entre cinco fórmulas presidenciales y más de mil candidatos a diputados a la Asamblea Nacional y al PARLACEN, considero oportuno y necesario compartir un análisis sinóptico en torno a las razones fundamentales por las cuales el FSLN ganó abrumadoramente las elecciones.

Se pudiera señalar una sola o más de cien, pero por razones históricas y pedagógicas quiero señalar las diez que a mi criterio son las mas decisivas. También comparto este análisis en esta fecha, en saludo al Día Internacional de los Derechos Humanos, porque la inmensa mayoría del pueblo, al votar por el FSLN también estaba votando a favor de sus derechos humanos: Libertad, dignidad, salud, educación, vivienda, trabajo, autodeterminación.

Diez razones fundamentales por las que el Frente Sandinista de Liberación Nacional ganó con el 62.46 por ciento en las elecciones del seis de noviembre de 2011.

1- El FSLN es un partido con una PRESENCIA real que trasciende los límites de las estructuras de partidos tradicionales – quienes se conforman con tener 5 o 7 directivos en un barrio o municipio para llenar un formalismo legal- La militancia del FSLN integrada por hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, obreros, estudiantes, intelectuales, campesinos, hombres y mujeres de fe, es un gran contingente con una enorme capacidad de trabajo, que asume las elecciones como un reto histórico al que se debe responder con mística, disciplina, amor, creatividad en la articulación de conciencias y voluntades para afianzar el futuro.

2- El FSLN con sabiduría y perseverancia supo estructurar una ALIANZA estratégica con partidos, alcaldes, movimientos religiosos, sociales y gremiales que le permitió proyectar una visión de unidad. La Alianza Unida Nicaragua Triunfa en la que se integraron los partidos Alternativa Cristiana, Movimiento de Unidad Cristiana, Camino Cristiano Nicaragüense, Partido Resistencia Nicaragüense, Partido Liberal Nacionalista, la Unión Demócrata Cristiana, los pueblos indígenas representados en YATAMA y el PIM, mas de doce alcaldes y ochenta concejales liberales, todos ellos contribuyeron a que miles de nicaragüenses- mas allá de la militancia sandinista, indecisos o independientes- se integraran a esa gran marcha popular que el 06 de Noviembre con fe y esperanza en el futuro depositó su voto en la casilla 2.

3- La Ejecución de PROGRAMAS SOCIALES, sin distingos de credos religiosos o políticos se convirtieron en columnas sólidas en la construcción de la democracia participativa, donde el pueblo sujeto de palabra y acción restituyó sus derechos a la salud, a la propiedad, a la vivienda, al crédito, al trato justo, a ser persona con dignidad. Miles de nicaragüenses que en el pasado por el temor infundido y quizás por otras razones votaron en contra del FSLN ahora con sinceridad y honestidad supieron reconocer la gran sensibilidad humana del gobierno y decidieron respaldar con su voto al Presidente Daniel. Porque solo los ciegos y los anestesiados por la indiferencia no son capaces de ver las obras que con la ayuda de Dios el Gobierno ha venido impulsando.

4- El mensaje de RECONCILIACION llevado a la práctica mediante acciones concretas tuvo y mantiene un gran impacto en los diversos sectores de la sociedad, máxime cuando al frente de la Comisión de Paz y Reconciliación está el Cardenal Miguel Obando y Bravo, quien con su misión apostólica ha generado confianza y credibilidad. El binomio Fe y obras jugó un rol determinante en la conciencia de la inmensa mayoría de la población, al grado que las voces discordantes y altisonantes de algunos religiosos no tuvo acogida. Pastores evangélicos, sacerdotes católicos, lideres cristianos, todos como hermanos respaldamos los principios y valores que trascienden el mero accionar político y que se encarnan en la vida misma del pueblo.

5- El gobierno del Presidente Daniel ha sido reconocido por los expertos en la materia como un gobierno que ha conducido al país a una ESTABILIDAD macroeconómica. En medio de una crisis de la economía mundial en Nicaragua se ha logrado un Consenso económico, se han creado condiciones para impulsar con más fuerza un desarrollo sostenible, con una serie de inversiones publicas de gran envergadura. Al mismo tiempo se está dinamizando el crédito a la producción nacional, para el pequeño y mediano productor. La mediana y la gran empresa privada es conocedora de todos estos indicadores económicos y no hubo manera que en la campaña la derecha encontrara un sustento, una bandera de lucha para apuntalar sus promesas y la inmensa mayoría del pueblo no se equivocó, optó por la estabilidad social, económica y política del país.

6- El Pueblo ACEPTO la invitación del FSLN. Durante la campaña los miles de sandinistas, aliados y colaboradores pregonaron una buena nueva de casa en casa, en las comarcas, los barrios, en las asambleas populares, por los medios de comunicación. Se invitó al pueblo – entre otras cosas- a trabajar juntos con esperanza para crear prosperidad, para crear bienestar, para promover proyectos, a resguardar nuestras libertades, nuestra democracia, a vivir en concordia y solidaridad. Se invitó al pueblo a continuar con el Gobierno de Daniel y el Frente, a votar con el pecho lleno de cariño y verdad, a votar por Nicaragua. La inmensa mayoría del pueblo creyó que era una invitación sincera, de un amigo, de un hermano y aceptó la invitación.

7- El FSLN propuso continuar y profundizar un PROGRAMA DE GOBIERNO, creíble, realista, posible, solidario. Poniendo a DIOS en primer lugar para el impulso y desarrollo de los programas: Títulos de Propiedad, mas Plan Techo, mas Viviendas Nuevas y Mejoradas, Agua y Saneamiento, mas Electrificación, Telecomunicaciones, mas y mejor salud, Bono Productivo Alimentario, Bono Solidario, mas Financiamiento Agropecuario, Legalización de Cooperativas y Asociaciones, mas caminos y carreteras, Atención a las Familias, mas Zonas Francas, mas Educación, mas Deportes, mas Seguridad Social, Promoción de Pequeñas y Medianas Empresas, Desarrollo del Turismo, Atención Solidaria ante desastres . La inmensa mayoría de la población está convencida que esos programas no son promesas, son acciones en marcha, son compromisos en desarrollo y la gente votó para que esos programas continúen, se amplíen y sigan beneficiando cada día a mas hermanos nicaragüenses en el campo y la ciudad.

8- La campaña contó con una CONDUCCION INTEGRAL a la altura de las exigencias históricas. La compañera Rosario Murillo Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía con mucha visión y sabiduría le imprimió a la campaña una forma, un contenido que influyó e incidió en las mujeres, en la juventud, en los campesinos, en los creyentes, aun en los partidos que nos adversaron. Objetivamente no fue una campaña tradicional de discursos y slogans ofensivos o confrontativos, fue todo lo contrario de lo que otros hicieron. Fue una campaña constructiva, festiva, alegre, celebrante, con mucha fuerza juvenil, con fuerte presencia de mujeres, con mucha energía y mística revolucionaria, con mucha solidaridad. Fue una campaña con énfasis en la familia, de acercamiento e invitación al otro, inclusiva, de compromisos no de promesas, basada en ideales, valores y prácticas cristianas por el bien común.

9- El Comandante Daniel Ortega era el CANDIDATO que el pueblo quería, es por ello que de los 2 millones 512 mil 584 votos validos el Presidente Daniel obtuvo un millón 569 mil 287 votos, equivalente al 62.46%. El caudal de votos a favor del FSLN sepultó la crisis de legitimidad que denunciaba la oposición. El pueblo soberanamente eligió al presidente que quiere y se debe respetar la voluntad popular. La voluntad de la inmensa mayoría del pueblo, ratifica y expresa que el Comandante Daniel Ortega, el 10 de Enero del 2012 debe continuar un nuevo periodo de gobierno. Y es que el Comandante Daniel se ha ganado el cariño de su pueblo, ante los desastres naturales ha sido el primero en ponerse al frente en defensa de los mas necesitados y eso el pueblo lo valora y lo reconoce. Es el Presidente hermano, amigo, que hoy cosecha el amor y solidaridad que ha sembrado a lo largo de muchos años.

10- Los nueve puntos anteriores han sido legítimos y fundamentales para la victoria arrolladora, pero hay otra razón que sobrepasa a todas: Fue la VOLUNTAD DE DIOS que el Presidente Daniel ganara de esa manera, estaba en el designio y el plan de Dios. Los próximos cinco años tienen signos proféticos y le ha tocado al Presidente Daniel estar al frente de esta nación para ese periodo, en que cumplirá misiones dentro y fuera del país de gran trascendencia. Dios tiene un plan y un propósito el que se llevara acabo aunque algunos se opongan.

Que el Dios Yahvé, el Dios de las naciones, haga de cada uno de nosotros un instrumento útil para hacer visibles los signos de su Reino, aquí y ahora.

también te puede interesar