Nicaragua

Trabajar unidos desde las comunidades y fortalecer la paz, pidió Cardenal Obando

Participó, junto a Daniel y Rosario, en la entrega de más de cuatro mil títulos de propiedad a familias de cuatro departamentos

Cardenal Miguel Obando y Bravo
El Cardenal Miguel Obando y Bravo | César Pérez

Redacción Central |

Participó, junto a Daniel y Rosario,  en la entrega de más de cuatro mil títulos de propiedad a familias de cuatro departamentos

El Cardenal Miguel Obando y Bravo resaltó la tranquilidad de las más de cuatro mil familias que recibieron sus títulos de propiedad, como uno de los pilares fundamentales de la paz, de la seguridad de ver realizados sus anhelos de ser dueños legítimos y legales de sus terrenos.

Al hablar en el acto de entrega de títulos de propiedad por parte del Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Su Eminencia el Cardenal Miguel Obando, felicitó a los gobernantes por la obra que están llevando a cabo, así como a los que recibieron sus títulos de propiedad.

El Cardenal Miguel Obando explicó que «la tranquilidad que obtienen hoy con este título debe ser un aliciente para trabajar unidos desde sus comunidades y seguir fortaleciendo la paz, por la que tanto hemos trabajado y que es la base del verdadero desarrollo de nuestro país».

El alto prelado de la Iglesia Católica señaló que las cuatro mil familias beneficiadas recibieron la buena noticia en un mes muy bonito, en el que «todos los cristianos debemos alegrarnos y prepararnos para la venida del Salvador del mundo y añadió que Dios quiso hacerse hombre para habitar entre nosotros y compartir nuestras alegrías y también nuestras tristezas».

Destacó el Cardenal que se está entrando en la segunda semana de adviento, que explicó significa «venida».

Añadió el Cardenal Obando que este tiempo de adviento da la oportunidad de «prepararse en la esperanza y en el arrepentimiento por la llegada de El Señor, es un tiempo en el que podemos revisar como ha sido nuestra vida espiritual, nuestra relación con nuestros semejantes, con Dios, con nuestros hermanos y convertirnos de nuevo».

Apuntó Su Eminencia que el adviento es un tiempo en que el cristiano puede hacer un plan de vida para mejorar como personas, aprovechando la oportunidad para estar unidos en familia, que es «la célula primera de la sociedad, la familia es formadora de personas, educadora en la fe, promotora del desarrollo».

El máximo dirigente de la Iglesia Católica nicaragüense invitó a los beneficiados a aprovechar este tiempo en familia para reflexionar unidos y prepararse a recibir en sus hogares, de los cuales hoy son dueños legítimos, al Rey de Reyes.

también te puede interesar