Nicaragua

Destacan que, a pesar de los daños, NO hay ni una familia desamparada en Nicaragua

Señalan que la compañera Rosario informó sobre el arduo trabajo que realiza el Gobierno para atender a todos los afectados

Redacción Central |

Señalan que la compañera Rosario informó sobre el arduo trabajo que realiza el Gobierno para atender a todos los afectados

El temporal en Nicaragua mantiene hoy a 12 departamentos en alerta, numerosas zonas siguen anegadas, carreteras y puentes perdieron su vitalidad, pero ninguna familia está abandonada a su suerte, afirmó un despacho de Prensa Latina desde Managua.

Este domingo en la tarde el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales ofrecerá información detallada sobre el pronóstico climático para los próximos días, lo cual forma parte de una comunicación permanente del gobierno con los ciudadanos, añadió.

Datos de la Defensa Civil y del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres, señalan que en el departamento de Managua hay 152 barrios afectados, con más de cuatro mil personas damnificadas.

Solo en ese territorio, 35 casas quedaron destruidas y 70 sufrieron daños de consideración, y 303 familias fueron evacuadas con urgencia.

Los reportes del norteño departamento de Estelí confirman que los mayores daños se concentran en San Juan de Limay, Pueblo Nuevo, Condega, San Nicolás, La Trinidad y en el municipio cabecera, en este último continúan bajo las aguas 467 viviendas, mientras otras quedaron destruidas, 10 puentes están colapsados y se registran afectaciones en vías de comunicación, fuentes de agua y tendidos eléctricos.

Igual situación presentan varios territorios del departamento de Chinandega; allí también cientos de habitantes fueron llevados a refugios seguros, hay comunidades incomunicadas, personas muertas y desaparecidas.

Las noticias llegadas desde los norteños departamentos de Jinotega y Nueva Segovia describen panoramas similares, lo que condujo a la evacuación de numerosas familias a diferentes albergues temporales.

En Rivas los registros notifican lluvias intermitentes en 10 municipios y la crecida del Río Ochomogo, que dejó parcialmente incomunicadas a varias comunidades del municipio de Potosí.

También en los departamentos de Madriz, Carazo y Granada, hubo que acudir a la evacuación urgente de decenas de familias.

Por causa de las lluvias, varios municipios sufrieron la interrupción del servicio de agua potable mediante las redes de acueducto, ahí figuran los de Condega, San Juan Limay, Matagalpa, Masaya, Corinto, Somoto, Telpaneca y Palacagüina.

Pero ninguna familia quedará sin ser atendida, dijo al pueblo desde el primer momento el presidente Daniel Ortega.

Durante las últimas horas, la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosarillo Murillo, reiteró que todas las instituciones «estamos trabajando comprometidos para conseguir una pronta solución a los problemas».

Murillo señaló entre las prioridades la evaluación de damnificados, el restablecimiento del abasto de agua y la atención a los problemas derivados de las rupturas de las vías.

En Matagalpa, ilustró la líder sandinista, la Alcaldía y el Ministerio de Transporte e Infraestructura aseguraron la vialidad del puente de Sébaco, para dinamizar el tránsito por ese lugar de la carretera panamericana, siguió señalando Prensa Latina.

Medios del Ejército y la Defensa Civil siguen trasladando familias y un helicóptero militar debe salir en las primeras horas de hoy para llevar una brigada médica completa, con alimentos para las 600 personas que están aisladas en las Mojarras municipio de El Jicaral al otro lado del lago de Managua, informó.

«Vamos a continuar en alerta preventiva y mitigante previniendo la pérdida de vidas humanas, sobre todo, salvando a aquellas compañeras, hermanas y hermanos, aquellas familias que estén en situación de alto riesgo», subrayó.

La alerta preventiva dictada para 12 departamento «nos permite estar en absoluta disposición, en todas partes, para atender y lograr que este fenómeno nos afecte en términos de vidas humanas lo menos posible», insistió Rosario.

El corazón sandinista, dijo, «nos obliga a ser responsables, comprometidos, solidarios. Nos obliga, como siempre a lo largo de nuestra historia a servir a nuestro pueblo en toda circunstancia».

también te puede interesar