Nicaragua

Presentan a autor confeso de amenazas contra sacerdotes católicos

Las llamadas telefónicas amenazantes contra los sacerdotes Edwin Román Calderón, y Gerardo Rodríguez Pérez fueron hechas en septiembre por Alberto Leonel Conde Torres

Alberto Leonel Conde Torres
Alberto Leonel Conde Torres, autor confeso de llamadas telefónicas amenazantes a los sacerdotes Edwin Román Calderón, Cura Párroco de Nindirí, y al Padre Gerardo Rodríguez Pérez, de la Iglesia Purísima María, de Managua. | El 19 Digital

Redacción Central |

Las llamadas telefónicas amenazantes contra los sacerdotes Edwin Román Calderón, y Gerardo Rodríguez Pérez fueron hechas en septiembre por Alberto Leonel Conde Torres

Alberto Leonel Conde Torres, autor confeso de llamadas telefónicas amenazantes a los sacerdotes Edwin Román Calderón, Cura Párroco de Nindirí, y al Padre Gerardo Rodríguez Pérez, de la Iglesia Purísima María, de Managua, fue presentado por las autoridades policiales.

En conferencia de prensa, los comisionados Juan Ramón Gradiz y Fernando Borge, de la Policía Nacional, explicaron que el caso se aclaró cuando las autoridades policiales lograron detectar que los mensajes realizados fueron enviados del teléfono 8818-2393 perteneciente a Conde Torres, quien por medio de un video presentado por la Policía, confesó haber sido él, el autor de las «bromas», en contra de personalidades de la Iglesia Católica.

El Comisionado Gradiz recordó que los mensajes amenazantes contra los sacerdotes Calderón y Rodríguez fueron hechos a lo largo del mes de septiembre, profiriendo ofensas y amenazas que alarmaron al presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, Monseñor Leopoldo Brenes, quien de inmediato comunicó su preocupación a la jefa nacional de la Policía, Aminta Granera, quien ordenó iniciar investigaciones.

El Comisionado Gradiz explicó que las investigaciones policiales no sólo determinaron que Alberto Leonel Conde Torres es el autor de los mensajes ofensivos y amenazantes contra los sacerdotes, sino que también él confesó haberlos realizado.

En ese sentido, en el video Conde Torres solicitó perdón a los sacerdotes ofendidos, por enviar mensajes «en broma» a algunos religiosos católicos.

Yo fui quien envió los mensajes telefónicos al padre de Nindirí, aceptó Conde, quien a su vez confesó haberle enviado mensajes ofensivos al también sacerdote católico de la parroquia de la Purísima en Managua.

El comisionado Gradiz explicó que Conde Torres, de acuerdo con el Código Penal de Nicaragua será pasado a la orden de las autoridades judiciales.

también te puede interesar