Nicaragua

Se concretan los proyectos gubernamentales de cambio de matriz energética

En pocas semanas estará concluida la primera fase de expansión del programa geotérmico San Jacinto Tizte

Cambio de matriz energética
Cambio de matriz energética | el19digital

Redacción Central |

En pocas semanas estará concluida la primera fase de expansión del programa geotérmico San Jacinto Tizte

Los planes del cambio de matriz energética que impulsa el Gobierno Sandinista del comandante Daniel Ortega Saavedra en conjunto con empresarios privados, poco a poco están concretándose y una muestra es que, en pocas semanas ,estará concluida la primera fase de expansión del proyecto geotérmico San Jacinto Tizate, que aportará al sistema de generación del país, 36 megavatios que sustituirán la energía producida con petróleo.

En la primera fase de este complejo energético se invierten unos 191 millones de dólares, de los cuales 85 provienen de préstamos otorgados por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y otras entidades financieras internacionales, mientras 106 millones de dólares son aportados por los inversionistas que representan a Polaris Energy Nicaragua S.A, empresa que ejecuta el proyecto.

El proyecto ubicado en el municipio de Telica en León, contempla una segunda etapa de generación de otros 36 megavatios para completar 72, lo que garantizará reducir la dependencia del petróleo para generar energía. El costo total del proyecto en la primera y segunda fase es de unos 415 millones.

Este proyecto está contemplado dentro de los planes que el Gobierno Sandinista, a través del Ministerio de Energía y Minas, impulsa con el apoyo de inversionistas privados nacionales y extranjeros, de cara a cambiar radicalmente la matriz energética.

Fue en 2009 cuando el Presidente de Nicaragua, comandante Daniel Ortega Saavedra, inauguró los trabajos de ampliación del proyecto geotérmico, y a dos años ya existe un avance superior al 88 por ciento.

Antonio Rodríguez, Gerente General de Polaris Energy Nicaragua S.A, afirmó que a finales de octubre se concluirá la primera fase de las obras de expansión de la Planta San Jacinto Tizate y que en noviembre y diciembre, se realizarán las pruebas de generación de los 36 megavatios, los que serán sumados al sistema nacional.

Desde el 2005 Polaris Energy genera en San Jacinto Tizate 10 megavatios, pero una vez que entren en operación los turbogeneradores marca Fuji, se estarán produciendo 36 megavatios más de energía a base de geotermia.

Rodríguez afirmó que la segunda fase del proyecto estará listo a mediados del 2012, lo que garantiza que en el 2013, Nicaragua este utilizando un 23 por ciento de energía geotérmica, 5 por ciento de eólica, 15 por ciento por generación hidroeléctrica, 7 por ciento de energía generada por bagaje de caña y 49 por ciento por Fuel Oil (petróleo).

«Nicaragua es un país rico en geotermia y hay otras áreas del país que tienen bastante potencial», reconoce Rodríguez.

Igualmente destaca que los inversionistas han recibido excelente apoyo de las autoridades del MEM, así como del Ministerio de Recursos Naturales y del Ambiente (MARENA), entre otras entidades.

Aseguró que una vez se esté generando los 72 megavatios con energía geotérmica, Nicaragua estará ahorrando unos 62 millones de dólares, siempre y cuando el precio del barril de petróleo ronde los 70 dólares.

Alejandro Argüello, vicepresidente de desarrollo corporativo de esta empresa, reconoce que actualmente existe un buen clima para las inversiones y mencionó que existen las leyes 432 (Ley de Geotermia y Ley de exoneraciones fiscales a los proyectos eléctricos) y 532, las que permiten incentivar este tipo de proyectos.

La ley 532 permite al inversionistas ser exonerado del Impuesto sobre la Renta por un periodo de diez años, igualmente se les exonera del IVA y de impuestos aduaneros por los equipos necesarios.

Argüello señala Polaris Energy Nicaragua S.A y sus inversionistas están muy contentos en Nicaragua, ya que han encontrado la seguridad de ejecutar el proyecto, gracias a todas las garantías dadas por las instituciones gubernamentales.

«Cuando tenes todos eso y tenes estas variables, todas juegan un papel importante, obviamente también contar con el apoyo del gobierno porque estas son obras de infraestructura grande, todo eso creo que genera la tranquilidad y la confianza para hacer esta inversión y pensar en hacer más inversiones en Nicaragua», dijo Argüello.

Mario Arana, presidente de la Junta Directiva de Polaris Energy, catalogó como un proyecto emblemático, los trabajos de ampliación de San Jacinto Tizate, gracias al aprovechamiento de los diversos factores favorables que existen en Nicaragua y que ayudan a impulsar los proyectos de energía renovable.

Calificó que el Gobierno Sandinista y la empresa privada impulsan una estrategia clara para cambiar la matriz energética y que proyectos, como la ampliación de generación de San Jacinto Tizate, contribuirán a que seamos menos dependientes del petróleo.

Este proyecto ha generado fuentes de empleos para 800 personas de forma directa, de las cuales su mayoría son del occidente del país. Las comunidades han logrado beneficios, como la reforestación de 12 mil árboles en unas 40 manzanas, el mejoramiento de servicio de agua potable para la comunidad El Ternero, así como el acceso de electrificación para unas 40 familias de la comarca El Ojochal.

También se rehabilitó un puente peatonal para beneficio de los estudiantes del colegio Sara María Parrales de San Jacinto Tizate. Actualmente está por concluir un proceso de préstamo por un millón de dólares, para mejorar el sistema de distribución y saneamiento del agua para la comunidad de San Jacinto.

Los beneficios que deja la energía geotérmica son el aprovechamiento del calor (atrapado debajo de la superficie de la tierra) para producir energía estable y renovable. En Nicaragua también se impulsan proyectos hidroeléctricos y eólicos, los que permitirán cerrar la brecha de la dependencia del petróleo en los próximos años.

también te puede interesar