Nicaragua

Monseñor Carballo: Manipulación de la prensa derechista del asesinato del padre Pupiro

Monseñor Bismarck Carballo, párroco de la Iglesia Espíritu Santo, denunció la manipulación política por la prensa derechista del asesinato del padre Pupiro.

Monseñor Bismarck Carballo
Monseñor Bismarck Carballo | multinoticiastv4

Redacción Central |

Monseñor Bismarck Carballo, párroco de la Iglesia Espíritu Santo, denunció la manipulación política por la prensa derechista del asesinato del padre Pupiro.

Lamentó la lectura maliciosa que han hecho los medios de comunicación de la derecha, a los que señaló de tratar de llevar agua a su molino con claras intenciones políticas.

En declaraciones al programa En Vivo de Multinoticias Canal 4, Monseñor Carballo instó a la feligresía católica a saber interpretar las intenciones y el interés de esos medios para desenmascarar las medias verdades y mentiras que proclaman desde sus páginas.

El religioso dijo que la Iglesia reconoce la labor de investigación y la rapidez con que la Policía descubrió el plan del criminal que asesinó con saña al padre Pupiro, párroco de La Concha.

«También lamentamos que se hagan lecturas maliciosas de este hecho», dijo Monseñor Carballo en alusión a los diarios de la familia Chamorro de la Carretera Norte.

«Porque como decía usted, cada quien quiere jalar agua para su molino. Y lamentablemente hay algunos que por el interés de llevar agua a lo político han querido hasta estigmatizar al padre Pupiro», sentenció el religioso.

«Para nosotros es repudiable, a mí me parece que debemos esperar ahora el proceso de investigación judicial y sobre todo, hay muchos que dicen: queremos la verdad. Yo creo que en este caso la verdad va a ser relativa, porque para tener la verdad yo pienso que deberíamos resucitar al Padre Pupiro y que nos diga qué es lo que pasó», añadió.

«Pero eso va a ser imposible. Ahora, yo tengo temor de que el criminal, con todas las argucias legales él haga una verdad que la acomode y que le sirva y eso va a dañar más la imagen del Padre Pupiro», advirtió.

Reiteró que el sentimiento de dolor por la desaparición del sacerdote «nadie nos lo va a quitar».

«Y debemos procurar respaldar la investigación y evitar esas lecturas maliciosas que se hacen especialmente a través de algunos medios de comunicación escritos que están tratando permanentemente de llevar, una imagen maliciosa de este acontecimiento», recalcó.

Insistió Monseñor Carballo que la feligresía debe tener una percepción crítica frente a esos medios de comunicación de la derecha mediática.

» No podemos tragarnos todo lo que nos digan. La Iglesia promueve la percepción crítica, en el sentido de saber leer, qué cosa es verdad, que son medias verdades y qué son mentiras», insistió.

«Yo recuerdo aquí una historieta de un papá que le lee al niño la Biblia, está leyendo cuando Pedro negó al Maestro. Y el papá le dice al niño: y cantó el gallo. El niño le pregunta al papá ¡Por qué cantó el gallo? El Papá le dice: porque Pedro dijo una mentira. Y sigue leyendo la Biblia y más adelante el niño le pregunta y ¿Por qué cantan los gallos en la madrugada? Entonces el papá le dice: es que a esa hora están imprimiendo los periódicos», refirió Monseñor Carballo.

Explicó el religioso que esa «es una manera de tratar de decir que los medios de comunicación, en este caso escritos, llevan ese elemento (malicioso) que hay que saberlo leer».

Señaló que actualmente es un tiempo de mucha libertad en el país, de mucha amplitud y la Iglesia está trabajando sin contratiempos y tiene espacio en los medios.

«Yo siento que a veces, en esta campaña, se lamenta la muerte física del padre Pupiro, pero también hay otra muerte que es más silenciosa, pero que es dañina. Lamentablemente yo he sido uno de los que he expuesto en algunas reuniones de los sacerdotes, que estos medios de comunicación abren sus páginas para los comentarios más negativos y más dañinos para la dignidad de la persona humana», apuntó en alusión a las coletillas o comentarios de presuntos lectores que publican los medios derechistas en un lenguaje poco apropiado y que desde el anonimato atacan, desacreditan y denigran la dignidad de las demás personas.

«El problema es que el padre Pupiro ya está muerto y eso es también una manera de ensañarse contra él», concluyó.

también te puede interesar