Nicaragua

Fieles asisten masivamente a misa por la bajada de Santo Domingo

Se celebró en la iglesia de las Sierritas de Managua

Santo Domingo de Guzmán
Centenares de fieles católicos y devotos de Santo Domingo de Guzmán asistieron a una misa solemne en la Iglesia de las Sierritas de Managua para ser partícipes de la tradicional ‘bajada’ del altar de la pequeña imagen del santo patrono de los capitalinos, evento con el cual inician las fiestas patronales. | el19digital.com

Redacción Central |

Se celebró en la iglesia de las Sierritas de Managua

Centenares de fieles católicos y devotos de Santo Domingo de Guzmán asistieron a una misa solemne en la Iglesia de las Sierritas de Managua para ser partícipes de la tradicional ‘bajada’ del altar de la pequeña imagen del santo patrono de los capitalinos, evento con el cual inician las fiestas patronales.

La iglesia una vez más se revistió de fe, devoción, colores y algarabía para celebrar a Santo Domingo de Guzmán con la homilía que comenzó a las 10 de la mañana de este domingo 31 de julio y que fue presidida por Monseñor Leopoldo Brenes, Arzobispo de la Diócesis de Managua, Monseñor Bernardo Hombach y el párroco del templo, Héctor Treminio.

La ‘bajada’ de ‘Minguito’ se realizó como de costumbre a las once de la mañana seguido de la eucaristía. El acto se dio en medio de un ambiente de celebración por parte de los centenares de devotos, quiene aplaudían, lloraban, levantaban sus manos y hubo quienes danzaban y alzaban a sus pequeños niños.

Esta celebración religiosa se realiza previo a la peregrinación de la imagen del Santo desde su morada en Las Sierritas de Managua hasta el Templo de Santo Domingo en la capital, la cual es acompañada por miles de fieles.

Doña Carmen García se encontraba del altar mayor de la iglesia y expresó que desde que estaba muy pequeña su abuelita la educó en la fe católica y con devoción a Santo Domingo. «No le debo ningún milagro ni favor al Santo, pero para mí es muy significativo su amor por nuestro Señor Jesucristo».

Aseguró que siempre le pide a Santo Domingo que haya paz en Nicaragua y que este año las elecciones se desarrollen con mucha tranquilidad.

«Después de Dios, para mí Santo Domingo es lo más lindo que hay y vengo aquí desde que tengo uso de razón. Le tengo mucha fe y devoción porque cuidó a mi mamá. Ahora le pido que me dé fuerzas y salud para salir adelante lo mejor que pueda», dijo Yolanda Gómez,

La señora Rosa Membreño no paró de bailarle a ‘Minguito’ en agradecimiento de todos los favores que le ha hecho. «Yo le pide a Santo Domingo que la construcción de una carretera que atravesaría la vivienda de mi mamá, no la dejara sin hogar y por obra y gracia de Dios la pista la hicieron sin afectarnos, a cambio nosotros le prometimos al santo regalar agua, refrescos y gaseosas a los devotos durante la roza del camino».

Dijo que ahora le pide al Santo mucha salud y que le ayude a salir de las deudas que tiene pendientes.

La joven Narry Delgadillo, asistió a la ‘bajada’ del Santo con su mamá y ambas se encontraban bailándole a la pequeña imagen milagrosa. «Venimos con una gran devoción y fe, especialmente yo para agradecerle que tengo a mi mamá conmigo y saludable».

También pidió al patrono que las elecciones este año se desarrollen en paz y amor.

Las personas consultadas además instaron a las personas a seguir las fiestas patronales con mucha fe y devoción. «Nosotros debemos guardar respeto a las fiestas y no ser promotores de violencia, sino de hermandad, tal y como Santo Domingo evangelizó», dijo Rosa Membreño.

Por su parte, Monseñor Leopoldo Brenes durante el sermón de la eucaristía manifestó que se complace en saber que son centenares y miles de personas que han recibido la gracia de Dios a través de Santo Domingo de Guzmán.

«Es muy hermoso escuchar de ustedes esos testimonios. Y es que el Señor escucha a los humildes y los sencillos que son capaces de descubrir en las cosas más pequeñas las bendiciones de Dios».

En ese sentido, Monseñor Brenes instó a la feligresía a cuidar su tesoro, como es el amor y devoción a Santo Domingo de Guzmán. En ese sentido recomendó no apartarse del amor de Dios.

«Nada ni nadie podrá apartarnos del amor de Dios. A Santo Domingo también nada ni nadie lo apartó y eso debe ser un compromiso nuestro al participar de esta eucaristía y peregrinación religiosa que comienza este primero de agosto, desde las Sierras de Managua hasta el Templo de Santo Domingo».

Las lecturas de la eucaristía se refirieron al evangelio de San Mateo, el apóstol que relató el milagro de la multiplicación de los dos panes y los cinco pescados que hizo Jesús durante el tiempo que predicó en la Tierra para alimentar a los más de cinco mil hombres seguidores, además de las mujeres y niños.

también te puede interesar