Nicaragua

Ratifican derecho de Nicaragua a exigir a EE.UU. pago de indemnización

Es la decretada por la Corte Internacional de Justicia por la guerra de agresión imperialista en la década de los 80

Redacción Central |

Es la decretada por la Corte Internacional de Justicia por la guerra de agresión imperialista en la década de los 80

Ratifican derecho de Nicaragua a exigir a EE.UU. pago de indemnizaciónNicaragua tiene el derecho de exigir el cumplimiento de la sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que mandató a EEUU pagar una indemnización a nuestro país, debido a la guerra de agresión imperialista que provocó pérdidas humanas y económicas, ratificó el embajador de Nicaragua ante La Haya, doctor Carlos Argüello.

A través de una conversación telefónica desde Holanda y transmitida en vivo por Multinoticias, Canal 4, el embajador dejó claro que «la sentencia del 27 de junio de 1986 de la CIJ es cosa juzgada, no admite apelación ni desistimiento, ahí se condena a Estados Unidos por la intervención, por el uso de la fuerza, por las barbaridades cometidas. Es una condena histórica irreversible y no se puede poner en duda por que ya es un asunto juzgado».

Argüello aclaró que Nicaragua y Estados Unidos nunca se pusieron de acuerdo con el monto y la forma de la indemnización por lo que Nicaragua interpuso un recurso ante la CIJ, pero el gobierno de Violeta Barrios de Chamorro desistió del mismo.

También explicó que aunque el gobierno de Barrios decidió desistir del recurso interpuesto ante la Corte para decidir el monto y la forma de la indemnización, los efectos del disentimiento ante la Corte, son diferentes a los efectos de desistimiento de una demanda en Nicaragua.

«No es primera vez que un país desiste de una demanda y vuelve a interponerla. La Corte ha aclarado y ha dejado muy claro que el acto de desistimiento y otra cosa que nada tiene que ver con ese acto, cualquier acuerdo que haya habido entre las partes. En el caso de Nicaragua, ni se presentó un acuerdo ante la Corte para que constara, ni conozco ningún acuerdo al que se haya llegado en el cual Nicaragua renuncia a la indemnización».

«En cualquiera de estos casos la vía está perfectamente abierta para poder recurrir nuevamente ante la Corte o ante cualquier otro organismo internacional o el que Nicaragua decida o el pueblo de Nicaragua decida y el presidente tome la decisión final», dijo Argüello al considerar que todavía se tienen las puertas abiertas para continuar con el proceso.

En 1987 el gobierno de Nicaragua estimó la indemnización en 17 mil millones de dólares, pero el embajador Argüello afirmó que ese monto puede variar ya que en la misma memoria del cálculo estima los daños sin contabilizar aquellos que pudieron suceder producto del conflicto después de esa fecha.

«La cantidad definitiva que los Estados Unidos debe a Nicaragua es una cantidad que tiene que determinarse claramente y hay nuevas técnicas y mecanismos para hacerlo», precisó.

Estados Unidos participó activamente cuando Nicaragua presentó su demanda ante la CIJ, pero luego el estado norteamericano negó que la Corte tuviera jurisdicción. A partir de ahí la Corte tenía que pronunciarse sobre si tenía jurisdicción o no.

Según Carlos Argüello, quien participó en aquel proceso, «estuvimos frente a un batallón de abogados de los Estados Unidos discutiendo eso. Cuando la Corte decidió que tenía jurisdicción, entonces Estados Unidos decidió que no iba a continuar participando, porque obviamente sabía que la causa estaba perdida, que la única manera de evitarse, era que la parte dijera que no tenía jurisdicción».

Sin embargo, Argüello explica que ningún Estado puede decidir unilateralmente que no va a seguir participando en un juicio y que este no le va a causar perjuicio. «La Corte es la única que puede decidir como cualquier Corte del mundo si tiene jurisdicción o no y la Corte decidió que sí tenia jurisdicción», aclaró el experto.

«Los Estados Unidos, una vez que la CIJ decidió que sí tenía jurisdicción, se negó a continuar participando. Alegan que con esa no participación entonces la sentencia no los afecta. Eso es absolutamente increíble y que ahora vengan a decír que el caso está cerrado también es increíble», resaltó.

Una demanda interpuesta por Estados Unidos ante la CIJ en contra de Irán es uno de los precedentes que, según Argüello, confirman que ese país reconoce la jurisdicción de la CIJ.

«En la toma del 74, en el llamado caso del secuestro, los diplomáticos de Estados Unidos en Teherán, en ese entonces Estados Unidos recurrió a la CIJ y la Corte resolvió en el 81 en contra de Irán. Ese es uno de los antecedentes para nuestro caso», dijo Argüello.

«El desistimiento mismo no implica que uno está renunciando a sus derechos eso lo ha dicho la corte claramente» finalizó Arguello.

también te puede interesar