Nicaragua

Juan Pablo II dejó una estela luminosa en su camino, afirmó Cardenal Obando

Su Eminencia Reverendísima evocó sus vivencias con el Papa Juan Pablo II, quien visitó durante dos ocasiones a Nicaragua

el Papa Juan Pablo II y el Cardenal Miguel Obando y Bravo
Su Eminencia Reverendísima dijo que "yo creo que su mensaje no pasa de moda, su mensaje es de actualidad. Nos habló de Paz, yo creo que la Paz debemos siempre cultivarla”. | César Pérez

Redacción Central |

Su Eminencia Reverendísima evocó sus vivencias con el Papa Juan Pablo II, quien visitó durante dos ocasiones a Nicaragua

Juan Pablo II es un Papa que dejó una estela luminosa en su camino, ya que predicó con su palabra y su ejemplo, que debe ser seguido por los católicos, afirmó el Cardenal Miguel Obando y Bravo al evocar sus vivencias al lado del Su Santidad.

Su Eminencia Reverendísima  dijo que «yo creo que su mensaje no pasa de moda, su mensaje es de actualidad. Nos habló de Paz, yo creo que la Paz debemos siempre cultivarla».

Juan Pablo II visitó en dos ocasiones a Nicaragua y será beatificado en El Vaticano el próximo 1 de mayo, para júbilo de la feligresía católica nicaragüense.

Nos habló de Reconciliación, yo creo que debemos reconciliarnos con Dios y reconciliarnos con nuestros semejantes, añadió.

Tantas Cartas Pastorales que nos dejó, es un hombre que predicó la Palabra y escribió también documentos, resaltó.

El alto prelado nicaragüense señaló que el Papa Juan Pablo II nos enseñó a amar a Cristo que es el Camino, La Verdad y La Vida, y a amar a María la Madre de Cristo.

Nos dejó el mensaje de ser un misionero, un evangelizador que usted lo vio hasta en silla de ruedas, yendo a muchos lugares con dificultad (…) siempre hablándole a la gente de Cristo y de la Virgen, reseñó.

Dijo que las enseñanzas de Su Santidad se basaban naturalmente en los Mandamientos, que amemos a Dios, que amemos al Prójimo, refirió.

Yo creo que todos nosotros tenemos que hacer un esfuerzo de amar a Dios y amar a nuestros semejantes; el Papa nos inculcaba el deber de evangelizar; porque todo individuo que es bautizado tiene la obligación de evangelizar para que Cristo sea conocido y amado, creo que eso tenemos que ponerlo en práctica, exhortó.

También el Papa defendió la vida desde el momento en que está el niño en el seno materno, defenderlo hasta que Dios no llame; un hombre que defendió la vida con gran valentía, subrayó.

El Cardenal Obando indicó que Su Santidad Juan Pablo II amaba mucho a Nicaragua. Cuando tenía audiencias los miércoles en la Plaza de San Pedro, bastaba que un nicaragüense gritara: «Santo Padre, Nicaragua», para que él volviera la vista y exclamara emocionado Nicaragua, Nicaragua.

El cardenal Obando precisó que tenía un cariño muy especial para Nicaragua y la prueba de ese cariño es que estuvo aquí dos veces en un país chiquito como el nuestro y destacó que el Santo Padre rezaba mucho por la Paz de Nicaragua y que el pueblo correspondió expresándole su cariño en las dos visitas que realizó a nuestro país.

El Cardenal Obando y Bravo patentizó que está muy contento de poder asistir a la ceremonia de beatificación de Juan Pablo II en El Vaticano, el próximo 1 de mayo.

Me siento muy contento, refirió el cardenal Obando quien participará en la Eucaristía en la Plaza de San Pedro junto a los demás Cardenales en una ceremonia que se prolongará durante varias horas y los textos del Evangelio serán leídos en varios idiomas.

Vamos a estar Dios mediante muy contentos porque el Papa será beatificado, comentó.

también te puede interesar