Nicaragua

Señalan que opositores se identifican como generadores de violencia

Subprocurador de Derechos Humanos, Adolfo Jarquín Ortel, dijo que los jóvenes sandinistas les dieron una lección de amor y paz

Adolfo Jarquín Ortel
Subprocurador de Derechos Humanos, Adolfo Jarquín Ortel. | El 19 Digital

Redacción Central |

Subprocurador de Derechos Humanos, Adolfo Jarquín Ortel,  dijo que los jóvenes sandinistas les dieron una lección de amor y paz

El subprocurador de Derechos Humanos, Adolfo Jarquín Ortel, lamentó que la autollamada Sociedad Civil y los personeros de la alianza PLI-MRS se identifiquen como generadores de violencia y no siguen el ejemplo de  la Juventud Sandinista que les da  una lección de amor y paz.

Al referirse a las marchas del pasado fin de semana, subrayó que ·»hubo una lección, en esto hay que ser clarísimo y hay que destacarlo… la juventud por el otro lado marchaba con amor, paz y una disciplina increíble, eso está en todos los medios de comunicación internacionales, hay un desprendimiento a favor de la paz, eso es grande y nadie lo puede obviar. A mí me parece un contraste, por un lado un sector haciendo violencia y por otro lado un sector marchando ordenadamente por la paz, por el amor».

Se refirió a los intentos evidentes de la oposición de atentar contra la seguridad democrática del país  y le hizo un llamado a los dirigentes polìticos que están en esa posición a respetar las reglas del juego democrático existentes en Nicaragua.

Jarquín Ortel también criticó el actuar de organismos que dicen defender los Derechos Humanos y a los cuales se observó en una actitud de agresión a mujeres policías que estaban en un cordón de seguridad.

«Es un triste papel el de las organizaciones de Derechos Humanos (léase CENIDH y CPDH) porque francamente se miraron los activistas, se miraron al frente pretendiendo traspasar las vallas, cuando su papel debe ser observar el respeto y defender los derechos humanos y no volverse protagonista», recalcó el subprocurador.

El funcionario indicó que la presencia de dirigentes políticos como  Fabio Gadea Mantilla y  Edmundo Jarquín, volvió la concentración en un evento de organizaciones afines a estos candidatos, desvirtuando el supuesto «carácter civil» de la concentración.

Jarquín Ortel reconoció el papel ejercido por la Policía Nacional, quien se «comportó como una policía responsable. Aminta Granera (Directora de la Policía Nacional) se presenta a dialogar, sin embargo es recibida con abucheos, pedradas, inclusive la tiraron objetos (piedras)».

Aseveró que estos grupos prepararon su estrategia mediática, para después asegurar que en Nicaragua no existe libertad de expresión, ni de movilización.

«La Policía en ningún momento les ha negado el permiso, esto hay que quedar claro, porque de repente se maneja en diferentes medios de comunicación, diciendo de que ‘la dictadura, de que la violencia, que practicó la policía’… No, la policía se comportó como se debe comportar la policía, estableció su perímetro y de ese perímetro no se podía pasar», dijo Ortel.

también te puede interesar