Nicaragua

Daniel: Decimos al pueblo costarricense que Nicaragua quiere la paz

Lo que conviene a Centroamérica y a nuestros pueblos es el diálogo, la negociación, la paz y el respeto a las resoluciones de la Corte Internacional de Justicia

Daniel Ortega
El Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega Saavedra. | César Pérez

Redacción Central |

Lo que conviene a Centroamérica y a nuestros pueblos es el diálogo, la negociación, la paz y el respeto a las resoluciones de la Corte Internacional de Justicia

El Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega Saavedra, señaló este miércoles que la relación con Costa Rica esta seriamente debilitada por  las provocaciones ticas y agregó que el gobierno de esa nación tiene ahora la oportunidad de contribuir al mejoramiento de los vínculos.

«Esta noche le queremos decir al pueblo costarricense que Nicaragua quiere la paz», afirmó el mandatario nicaragüense, a la vez que demandó se respete la resolución de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya emitida el pasado 8 de marzo.

Al hablar durante su lección inaugural del Año Lectivo 2011 de la Universidad Nacional Autónoma de León, explicó que «lo que le conviene a Centroamérica y a nuestros pueblos es el diálogo, la negociación, la paz y el respeto a las resoluciones de la Corte Internacional de Justicia»,

Daniel se dirigió a los jóvenes concentrados en la Plaza San Sebastián de la ciudad y puntualizó que Nicaragua está lista para iniciar un diálogo con Costa Rica el próximo 12 de abril en el sector de Peñas Blancas, con el acompañamiento de las hermanas naciones de México y Guatemala.

Señaló que el encuentro entre Nicaragua y Costa Rica había sido acordado ya con anterioridad y uno de los puntos principales a abordar es el combate conjunto al narcotráfico.

«Nicaragua está lista a participar en esas reuniones con el canciller Samuel Santos, con el jefe del Ejército, el general Avilés, porque un punto de agenda central allí tiene que ver con el tema del narcotráfico», dijo Ortega.

El líder sandinista dijo que Costa Rica tiene que asumir su responsabilidad en la lucha contra la narcoactividad en la zona en bien de su propio pueblo y de la región centroamericana y que por eso es necesario establecer los mecanismos de coordinación con Nicaragua.

«Costa Rica tiene que asumir su responsabilidad de lucha contra el narcotráfico», manifestó.

El líder sandinista destacó la labor de jóvenes del Movimiento Guardabarranco, Juventud Sandinista 19 de Julio y de diversos grupos ambientalistas, quienes de forma pacífica se trasladaron al territorio nicaragüense de Harbour Head para hacer frente a la invasión a la soberanía nacional por parte de Costa Rica, con la complicidad de la Convención Ramsar, en referencia al traslado al sobrevuelo de esa zona en disputa de helicópteros de Costa Rica y Ramsar, violando nuestro espacio aéreo.

Daniel detalló que la cancillería costarricense envió una nota de protesta a Nicaragua porque jóvenes nicaragüenses impidieron que sus helicópteros aterrizaran en nuestro territorio. Al respecto, dijo que la protesta se hizo de manera pacífica porque es derecho y obligación de todos nosotros de proteger y defender nuestra Soberanía Nacional.

«Decidieron los jóvenes ir a hacer frente a lo que es una invasión. ¿Cómo? De forma pacífica, desarmados, simplemente van porque los que mejor pueden cuidar un humedal son los ambientalistas», manifestó.

«¿Acaso no tienen derechos los jóvenes de manifestarse? ¿Acaso no tienen derecho los jóvenes de defender ese humedal? ¿Acaso no tienen los jóvenes el deber de defender un patrimonio que es de Nicaragua?», se preguntó.

El Presidente Daniel reiteró que Costa Rica está interpretando de forma falsa y antojadiza la resolución de la CIJ, la cual mandata a las dos naciones abstenerse de mantener personal civil y militar en la zona nicaragüense disputada por Costa Rica, al no comunicar ni coordinar con nuestra nación la llegada a la zona con el acompañamiento de Ramsar.

Es por esto que el mandatario también señaló que Ramsar está exponiendo su credibilidad al prestarse a las provocaciones ticas, por lo que se está exponiendo también a que Nicaragua eventualmente se retire de esta organización.

Recordó que Ramsar el año pasado ya se había prestado a las pretensiones ticas al emitir un informe sin haber inspeccionado la zona, y que ahora lo está haciendo nuevamente trasladándose al sitio en abierta violación a la resolución de la Corte.

«(El año pasado) ellos hicieron un juicio sin haber venido a Nicaragua y ese juicio se lo trasladaron a la Corte Internacional de Justicia, actuaron por lo tanto de mala fe, y allí podríamos especular sobre qué intereses se podrían estar moviendo alrededor de este organismo», criticó.

Reiteró que Nicaragua siempre ha luchado por la integración de América Latina, pero mientras tanto tiene que defender la integridad de su territorio.

«Estamos en la obligación de defender nuestros territorios, y el Ejército está en la obligación de proteger la zona (del humedal de Harbour Head)», afirmó.

El mandatario acusó a Costa Rica de querer llevar el conflicto a una confrontación de mayor nivel. «Seguramente Costa Rica va a tratar de convertir esta situación, en una situación que vaya dejando a un lado el diálogo y que nos lleve a una confrontación mayor, sobre todo en los organismos internacionales», destacó.

Recordó que las ambiciones expansionistas de Costa Rica no son nuevas, sino que se remontan a la época de la invasión del filibustero Wiliam Walker, cuando Nicaragua tuvo que ceder parte de su territorio a favor del vecino del sur.

En este sentido expresó que las intensiones ticas van incluso más allá, pues el objetivo inicial del capital costarricense, al servicio del imperialismo estadounidense, era apoderarse no solamente del Rio San Juan y del Lago de Nicaragua, sino también de Rivas y Granada.

«Esto no es nuevo, tienen sus raíces en la política expansionista del capital costarricense», afirmó.

«No es el pueblo costarricense, es el capital costarricense el que está detrás de estos recursos (naturales) aprovechando contradicciones internas (de Nicaragua)», dijo haciendo remembranza de cómo se han desarrollado los conflictos limítrofes con el vecino del sur.

Señaló que si Nicaragua quisiera bien podría emprender una acción internacional para que se le restituyera la soberanía sobre la zona de El Guanacaste, anexionada a Costa Rica luego de la guerra contra Walker.

Afirmó que Costa Rica nunca ha dejado de tener Ejército, y que a raíz del conflicto con Nicaragua ha emprendido un proceso de fortalecimiento a través del entrenamiento y equipamiento militar.

«Tenían ejército, han tenido ejército, y tienen ejército que ellos están fortaleciendo aún más», sostuvo.

Daniel recordó que el actual conflicto con los ticos surgió tras la denuncia de una banda de narcotraficantes que estaba apostada en el sureste del país y que fuera desarticulada por el ejército nicaragüense.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo)

también te puede interesar