Nicaragua

Nicaragua acusa: Ramsar apoya provocación de Costa Rica

Desconoció resolución de la CIJ y llegó hasta la zona en disputa a bordo de helicópteros costarricenses y acompañada por periodistas ticos

Redacción Central |

Desconoció resolución de la CIJ y llegó hasta la zona en disputa a bordo de helicópteros costarricenses y acompañada por periodistas ticos

La confirmación de la parcialidad de la Convención Mundial de Humedales (Convención Ramsar) a favor de Costa Rica en el conflicto provocado por ese país con Nicaragua se demostró este martes cuando delegados de esa instancia aterrizaron en la zona en disputa nada menos que a bordo de helicópteros costarricenses y acompañados de periodistas ticos.

Los delegados de Ramsar no prestaron oídos a la denuncia hecha por nuestro país recordando que ese recorrido por el caño y otros lugares cercanos constituye una violación flagrante del fallo de la CIJ.

Esa decisión del alto tribunal el pasado 8 de marzo determinó que los dos países debían abstenerse de viajar a ese lugar a menos que hubiera daños irreparables y de significación que lo requirieran pero siempre mediante un acuerdo con Nicaragua.

La incursión de Ramsar apoyando a Costa Rica es todavía más criticable si se sabe que estamos a las puertas de una reunión entre comisiones de alto nivel de los dos países, lugar que debió ser el  escenario correcto para materializar acuerdos conjuntos que apunten a una solución pacífica y fraternal del diferendo.

Una decena de funcionarios de Ramsar hicieron un recorrido por el caño, luego de haber aterrizado en territorio nicaragüense, violando nuestra soberanía. Ninguno quiso dar declaración oficiales y solamente uno se limitó a decir que realizarían un «estudio ambiental».

Jóvenes del Movimiento Ambientalista Guardabarranco llegaron al lugar, a bordo de tres lanchas, expresando la soberanía de nuestro territorio y del Río San Juan de Nicaragua.

«¡Cómo está la moral! ¡Alta, muy alta! ¡Como es mi deber mantenerla… y con la resolución de La Haya está mucho mejor!», coreaban los muchachos y muchachas.

«Estamos aquí defendiendo nuestra soberanía y conservando nuestros recursos naturales. También queremos que cumplan con la resolución de La Haya, que respeten eso», dijo Erick Isaac.

Por su parte Adán Borge, indicó que todos los jóvenes ambientalistas de Nicaragua deben pronunciarse y cuidar nuestro medio ambiente. «Hacemos un llamado a no violentar lo dictado por la sentencia de La Haya, y por eso estamos aquí de manera pacífica defendiendo nuestros derechos»

A criterio del asesor presidencial para asuntos de Medio Ambiente, doctor Jaime Incer Barquero, la incursión de la misión Ramsar no debió realizarse, «ya que no existen agravantes que continúen sosteniendo el concepto errado que tenía Costa Rica que nosotros seguimos destruyendo el Río San Juan».

Asimismo señaló  que no se cumplió con lo estipulado por la Corte Internacional de Justicia de La Haya, «además se supone que ambos países deben convenir en observar conjuntamente el proceso y no en la forma unilateral a como se hizo hoy, y sobre todo, que es lo más grave, haber incursionado en la zona de conflicto cuando había una prohibición expresa de La Haya».

Incer Barquero agregó que Ramsar debió primero satisfacer la explicación que Nicaragua les solicitó, con respecto a la visita que ellos hicieron anteriormente.

«Antes de tomar una tercera acción debieron mandar las observaciones que hicieron cuando estuvieron acá, donde tuvieron todo el apoyo y toda la posibilidad de ver cómo era la situación. Esperamos que esta acción no se repita, porque realmente compromete a esa seria institución, y la parcializa a favor de uno de los litigantes».

Recordó que ha pasado un mes desde su primera visita que y aún no se conoce cuáles han sido sus reacciones acerca de lo que conocieron, estudiaron y verificaron en Nicaragua.

Por su parte el viceministro del Ministerio de Recursos Naturales y del Ambiente, compañero Roberto Araquistáin, expresó que se realizarán las protestas del caso a través de nuestra cancillería, «ya que violaron el espacio aéreo de Nicaragua, incluso aterrizaron en territorio nicaragüense en una flagrante acción que es muy peligrosa porque es una provocación muy grande».

«Prácticamente esta fue una operación comando la que nos montaron, y los dos helicópteros bajaron más de diez veces, bajaron personal hasta en número de veinte, pero tuvieron una respuesta contundente por parte de los jóvenes, del Movimiento Guardabarranco, que respondieron a como Dios manda, como todo ciudadano nicaragüense que se siente agredido, un rechazo total de forma pacífica, fue una lección la que se les dio a esta gente».

Araquistáin reiteró  que la incursión de Ramsar incumple con la resolución de La Haya del pasado 8 de marzo, «que dice que nadie, ninguna autoridad de ambos países puede entrar a esa zona, incluyendo el caño, y se metieron y lo estaban midiendo de un lado a otro, y debemos de estar claro que Ramsar está muy comprometido con Costa Rica, para sacar de forma positiva a Costa Rica en este tema.

Por su parte, el asesor jurídico de la Cancillería, Julio Vega, expresó el criterio oficial del Gobierno Sandinista.  «Nosotros queremos denunciar la actitud de Ramsar porque es público que cuando  fue llamado por Costa Rica en el mes de noviembre de inmediato se hizo presente para tratar de entrar a territorio nicaragüense en la zona que, según la Corte Internacional de Justicia, es un territorio en disputa», señaló.

Asimismo, planteó que denunciarán ante la CIJ la mala interpretación que está haciendo Costa Rica del punto dos de la resolución que señala que «Costa Rica puede enviar personal civil a cargo de la protección del medio ambiente al territorio disputado, incluido el caño, pero solo en el tanto sea necesario para evitar que se cause un perjuicio irreparable a esa parte del humedal donde ese territorio está situado».

«Vamos a protestar enérgicamente y vamos a hacer uso de todos los mecanismos legales e internacionales a fin de que la comunidad internacional se dé cuenta del desacato de Costa Rica de las resoluciones de CIJ y de la malinterpretación antojadiza y malintencionada que está haciendo de esa sentencia», dijo Vega.

Mencionó que la sentencia de la CIJ indica además que «Costa Rica debe consultar con la Secretaría de la Convención RAMSAR en relación con estas acciones, dar a Nicaragua previo aviso de ellas y utilizar sus mejores esfuerzos para encontrar soluciones comunes con Nicaragua en este respecto».

«Resulta muy extraño la actitud de la organización Ramsar porque, como dice la sentencia, primero deben de hacer las consultas para luego estudiar las acciones que se van a tomar previo aviso de Nicaragua», manifestó Vega.

Recordó que una comisión de Ramsar visitó los humedales nicaragüenses el pasado mes de marzo y puedo verificar que no se estaba causando ningún daño ambiental en la zona fronteriza del río.

«Tres meses pasaron para que Ramsar pudiera asistir a Nicaragua pero extrañamente ahora con solo un llamado y desacatando lo que dice la Corte pretende participar en una misión en la zona en disputa», dijo.

Vega reiteró la vocación de Nicaragua de preservar la paz y buscar un entendimiento con esa nación hermana. «Nicaragua siempre ha manifestado la voluntad de diálogo siguiendo son las orientaciones del Presidente Daniel pero lo que hemos recibido son provocaciones», subrayó.       

Por su parte, el viceministro del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena), Roberto Araquistain, señaló que Nicaragua tuvo una actitud abierta y transparente cuando la misión Ramsar estuvo en el país.

«Los llevamos hasta el caño y se quedaron asombrados al encontrar de que Nicaragua, que está siendo acusada de destruir el medio ambiente y los recursos naturales, ha resguardado ese humedal pero ahora vemos como Ramsar está coludiéndose con el gobierno de Costa Rica violando la sentencia de la CIJ y poniendo en tela de duda el prestigio de ese organismo», manifestó.

» Informe del gobierno nicaragüense traslada a la CIJ cumplimiento de su resolución

también te puede interesar