Nicaragua

Rosario: Nuestra Revolución retomó el poder de la inteligencia y la cultura

Al hablar en la inauguración del curso lectivo destacó el modelo educativo de responsabilidad solidaria impulsado por el Gobierno

Compañera Rosario Murillo
La compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, dijo que la Revolución Sandinista ha retomado el poder de la inteligencia y la cultura y devuelto la dignidad, orgullo, protagonismo social, económico y político al pueblo y sobre todo a la juventud”. | César Pérez

Redacción Central |

Al hablar en la inauguración del curso lectivo destacó el modelo educativo de responsabilidad solidaria impulsado por el Gobierno

La compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, dijo que la Revolución Sandinista ha retomado el poder de la inteligencia y la cultura y devuelto la  dignidad, orgullo, protagonismo social, económico y político al pueblo y sobre todo a la juventud».

Al hablar en la inauguración del Curso Lectivo 2011, Rosario explicó que el  modelo educativo de responsabilidad solidaria que impulsa el Gobierno del Pueblo Presidente se reafirma este año con una nueva meta, como es la Campaña Nacional por el Sexto Grado Universal, con la participación de familias, educadores y estudiantes.

Añadió que las modernas instalaciones del nuevo Instituto Augusto C. Sandino, que ofrecerá mejores condiciones a estudiantes y profesores, abre este ciclo escolar «con una nueva meta histórica, que representa nuestra propuesta de cambio del modelo educativo en infraestructura, en conciencia, en responsabilidad compartida y sobre todo en la búsqueda de más calidad y cobertura, como demanda la niñez, la juventud, la comunidad y las familias, inteligentes e informadas, que trabajamos para proyectar desde hoy nuestra Nicaragua libre con más educación, cultura y crecimiento económico y espiritual para disfrute de estas generaciones y las venideras».

La compañera Rosario recordó que hace cuatro años en ese mismo lugar, Ciudad Sandino,  inauguraron el primer ciclo escolar del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional.

«Hace cuatro años retomábamos el derecho de la ciudadanía, especialmente de la niñez y juventud a estudiar sin costo alguno Hace cuatro años la Revolución Sandinista, esta revolución Cristiana, Socialista y Solidaria y el Frente Sandinista de Liberación Nacional con el pueblo nuevamente en el gobierno, restablecía el derecho humano a una educación gratuita y de calidad, empezando con la alfabetización», indicó.

Añadió que así se reiniciaba una nueva «ruta de restitución de derechos para poder hablar de verdad de una Nicaragua libre con equidad, democracia, protagonismo social y opciones de futuro diferente para todas y todos los nicaragüenses».

Dijo que han transcurrido cuatro años desde esa fecha y hoy son millones de muchachas y muchachos los que han podido estudiar, y proponerse seriamente un presente digno y un desarrollo con justicia social, con fe cristiana, compromiso solidario y valores.

«Esta es precisamente la dimensión humana de nuestra Revolución que ha retomado el poder de la inteligencia y la cultura, así como ha venido devolviéndonos dignidad, orgullo, protagonismo social, económico y político al pueblo y sobre todo a la juventud», recalcó.

Subrayó que los últimos cuatro años han representado miles de nuevos bachilleres que hoy también cursan carreras técnicas, estudios profesionales, idiomas, o buscan trabajar y estudiar al mismo tiempo, proponiéndose mejorar junto a su familia y comunidades, al elevar la calidad de los vínculos sociales centrándolos en la solidaridad.

«Somos ya en nuestra Patria Libre una nueva historia que queremos escribir juntos promoviendo trabajo, salud, paz y rutas de bienestar, juntos queremos que la vida vaya siendo mejor, juntos queremos un país a la medida de nuestros sueños, juntos queremos seguir siendo el cambio que garantice seguridad y porvenir a todos los nicaragüenses», resaltó.

«Juntos sabemos que no hay desarrollo posible si los derechos básicos de las personas se irrespetan o se ignoran, todos sabemos que solo puede hablarse de prosperidad o de felicidad cuando todos de una u otra forma somos parte de un proceso en el que vamos estando mejor, materialmente, a la par que ampliamos nuestra concepción y nuestra practica de educación, salud, cultura y derechos ciudadanos», indicó.

«Juntos sabemos que solo desarrollamos nuestra capacidad plena si nos entrenamos cada vez más en el respeto y la relación complementaria que nos moviliza hacia el Bien Común, que moviliza además todos los recursos y todas las energías y facultades humanas», dijo la compañera Rosario.

Destacó que una educación con valores y un modelo de responsabilidad compartida entre personas, familias, educadores y estudiantes, es fundamental para crear esa sociedad generosa, responsable y orgullosa de sus ciudadanos, a quienes sabemos inteligentes y dignos.

Dijo que al igual que la Alfabetización, la batalla por el Sexto Grado en todas las escuelas de Nicaragua implica trabajar juntos por otro triunfo de la moral y la ética revolucionaria que prioriza derechos y libertades desde el conocimiento.

«En la vida globalizada, con la ilusión del consumo y el derroche que no solo abarca el mundo material, si no y sobre todo el universo íntimo de cada persona, es decir su conciencia, nos penetra la idea falsa de que hoy somos más poderosos o más potentes porque vivamos aislados socialmente, sin identificación entre nosotros como unidad, pero conectados con realidades ajenas y con modelos culturales lejanos, también desconocidos», advirtió.

Por eso resulta esencial para la interrelación, para la integración y la plenitud humana desplegar un modelo educativo, que afirme identidad cultural, solidaridad comunitaria, conocimientos para la libertad, ciencia, tecnología y valores para la humanidad, añadió.

La compañera Rosario recalcó que a la globalización del vacío y la voracidad que nos imponen medios de comunicación, publicidad y comercio injusto, a esa vorágine que nos deshumaniza, oponemos el espíritu y la ética de un proyecto Cristiano, Socialista y Solidario donde el ser humano y la familia cuentan y son el corazón de todas las estrategias.

«Sabemos que nos debemos al sentido justo de la historia, como memoria y como proyecto de futuro, la vivencia humana de individualidad, familia, comunidad, identidad y cultura debe producir estrategias centradas en el yo y el nosotros, coexistiendo y respaldándonos y estrategias que parten de la educación como conocimiento, reflexión y experiencia social transformadora para lograr que en este siglo XXI enfrentemos el reto inmenso de llenar el mundo de propósitos y así salvar Humanidad y Planeta», reflexionó.

«La educación para relanzar la fuerza de la persona y la familia que vivimos en comunidad, porque de eso habla nuestro modelo, nos abre caminos y nos convierte en seres capaces de luchar desde la más pequeña unidad social, por lo que creemos: la naturaleza, el ambiente, los recursos que nos pertenecen a todos, los valores familiares, la vida y por supuesto, estar en primera fila defendiendo la justicia social que nos libera a todos y a todas», añadió.

«Nos debemos a una educación con amplia visión que comparta reflexión, compromiso y deberes, en primer lugar con el estudiante mismo, a quien respetemos como ser pensante y luego con la familia y la comunidad educativa, entrelazados a como corresponde al recorrido que hacemos hacia una nueva manera de ser para compartir el mundo», concluyó.

también te puede interesar