Nicaragua

Daniel: Con el regreso del Sandinismo al Gobierno se escribe una nueva historia

Asistió junto a Rosario a la inauguración del Año Escolar 2011

Daniel Ortega Saavedra y Rosario Murillo
El Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega Saavedra, y la compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, inauguraron en el Colegio Augusto C. Sandino, en el municipio de Ciudad Sandino, el Año Escolar 2011. | César Pérez

Redacción Central |

Asistió junto a Rosario a la inauguración del Año Escolar 2011

El Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, afirmó este martes que, desde hace cuatro años, con el regreso del Sandinismo al Gobierno, se está escribiendo una nueva historia,  imperando un sistema educativo democrático, donde estudiantes, educadores, autoridades y comunidad convergen y se unen de cara a fortalecer la enseñanza

El  comandante Daniel  y la compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, inauguraron en el Colegio Augusto C. Sandino, en el municipio de Ciudad Sandino, el Año Escolar 2011.

Al acto asistieron la líder indígena guatemalteca y Premio Nóbel de la Paz , Rigoberta Menchú; el Secretario Permanente de la UNESCO, Juan Bautista Arríen; Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Miguel Obando y Bravo; autoridades del Ministerio de Educación (MINED); representaciones de estudiantes de diversos municipios del país y padres de familia de Ciudad Sandino que manifestaron su agradecimiento al Gobierno Sandinista por cumplir un compromiso más en el sector educativo.

En su intervención, el mandatario nicaragüense recordó cómo con la imposición en Nicaragua de las políticas neoliberales del Capitalismo Salvaje, a partir de 1990, se dio un retroceso en los niveles educativos en el país.

Además, señaló que los gobiernos neoliberales privatizaron la educación y hasta inflaron las cifras de estudiantes matriculados y profesores, con el fin de sacar más dinero con fines corruptos.

Afirmó, en este sentido, que la administración sandinista poco a poco, ha venido develando las mentiras de los gobiernos neoliberales y que las metas establecidas para este año en cuanto a matrícula todavía se basa en esos datos inflados.

El Comandante Daniel también recordó cómo el Frente Sandinista, cuando asumió el poder tras el derrocamiento de la dictadura somocista, se encontró con un 50 por ciento de analfabetismo, cifra que fue reducida al 12 por ciento durante la primera etapa de la Revolución. Luego esta cifra volvió a incrementarse durante los gobiernos neoliberales y ahora, con el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, se ha logrado avanzar contra este flagelo.

«Por eso es que es tan importante darle continuidad a este proyecto, por eso es que es tan importante que en las próximas elecciones le demos continuidad a este proyecto», dijo el mandatario nicaragüense.

«Tenemos que luchar con la verdad en la mano, con la conciencia en la mano, con el corazón en la mano, para darle continuidad a este proyecto».

Sostuvo que en 1990 cuando el FSLN deja el poder y asumen los gobiernos neoliberales, estos perdieron la oportunidad de darle continuidad a los programas sociales y educativos impulsados por la Revolución y en cambio privatizaron el sistema educacional.

«Empezaron a inventar cifras, datos, de que cada año llegaban más estudiantes a la primaria, más estudiantes a la secundaria, todo eso empezaron a inventarlo y a documentar las mentiras en el Ministerio de Educación», señaló.

Recordó que estos gobiernos impusieron el Capitalismo Salvaje, a como lo llamó el Papa Juan Pablo II, que produjo riquezas en pocos y más pobreza en la mayoría del pueblo, el cual tuvo que empezar a emigrar a otros países para poder subsistir.

«Salieron de Nicaragua muchos más nicaragüenses del año 1990 hasta el año 2006, salieron estrictamente por razones económicas y sociales que los que salieron cuando el periodo de 1979 a 80, cuando había una situación de grandes convulsiones de todo tipo en Nicaragua, pero habían programas sociales, había educación gratuita», dijo.

Sostuvo que en la medida que se fortaleció el modelo neoliberal y capitalista, en esa medida, el analfabetismo en Nicaragua se iba multiplicando, hasta alcanzar una cifra superior al 20 por ciento en 2006, cuando en la primera etapa de la Revolución, de 1979 a 1990, se redujo del 52 por ciento a un 12.5 por ciento.

«Con ese nivel de analfabetismo le entregamos nosotros el gobierno en 1990 a los neoliberales, al capitalismo salvaje, y ellos teniendo apoyo de los europeos, que se dicen muy demócratas, teniendo apoyo de los Estados Unidos, que se dicen muy demócratas, recibieron millones de millones ahí, cantidades gigantescas de dinero, ocuparon ese dinero para enriquecerse más, porque la pobreza fue creciendo en Nicaragua», detalló.

Dijo que a pesar que en los años 90 no había guerra y los gobiernos neoliberales recibieron dinero de Europa y Estados Unidos, los pobres se sumieron en mayor desesperanza y los ricos aumentaron sus bienes.

Afirmó que el aumento de la pobreza en el país, a pesar de recibir grandes recursos durante 16 años de gobiernos neoliberales, es la mayor prueba que al capitalismo le importa poco el pueblo y más bien le interesa que aumente el analfabetismo «porque un pueblo en la ignorancia, una juventud en la ignorancia, entonces tiene menos capacidad para defender sus derechos, para cobrar conciencia de cuáles son sus derechos».

Agregó que una juventud que adquiere mayor conocimiento y cultura «esa juventud va teniendo cada día mas poder, un poquito de conocimiento todos los días, más en todos los campos, es un poquito más de poder para cada joven».

Indicó que sacar del analfabetismo al 22 por ciento de nicaragüenses que dejaron los 16 años de neoliberalismo y reducirlo al tres por ciento, significa darle más poder a la gente que estaba en total oscuridad cultural.

Señaló que una persona que no sabe leer, ni escribir, no puede considerarse libre, por lo tanto no se puede hablar de democracia en una nación donde existan altos índices de analfabetismo.

«No se puede hablar de democracia si la gente está en el analfabetismo, no se puede hablar de democracia si la gente está en la extrema pobreza y en la pobreza».

Señaló que la batalla en Nicaragua está planteada y que en educación se han logrado grandes avances en cuatro años, pero reconoció que aún falta llegar a la verdad en cuanto a revelar las verdaderas cifras de estudiantes inscritos en primaria y secundaria en el 2006, pues recalcó que los neoliberales inflaron las cifras para robar recursos.

Hizo ver que el analfabetismo se tiene que reducir a la más minima expresión, incluyendo en comunidades lejanas donde los índices están arriba del tres por ciento, para eso se implementará programas como «Yo, Sí Puedo» y «Yo Ya Puedo Leer», entre otros, para seguir avanzando en la Batalla por el Sexto Grado.

Refirió que el neoliberalismo y sus personajes estuvieron 16 años en el poder, logrando únicamente cambiar sus rostros, pero la esencia y los intereses de cada uno de ellos era la misma, robar los recursos.

«Ellos estuvieron 16 años en el poder (…) nosotros apenas tenemos ahorita cuatro años, estamos entrando en el quinto año, por eso es importante darle continuidad a este proyecto, por eso es que es tan importante garantizar que en las próximas elecciones le demos continuidad a este proyecto. Ellos no quieren, lógicamente, con el cuento de que es continuismo dicen, (pero) que más continuismo que el de ellos, cambiaban de cara, pero eran los mismos intereses, los mismos propósitos, ninguno de ellos se detenía a buscar cómo atender los problemas de los pobres».

Dijo que en Nicaragua están planteados dos proyectos: uno que representa al pueblo, a los pobres y a la nación, que está basado en principios Cristianos, Socialistas y Solidarios; y el proyecto que está cimentado en las políticas del capitalismo salvaje,  como lo llamó el Papa Juan Pablo II.

Instó a los estudiantes a tomar conciencia del papel fundamental de los cambios que vive el país.

«Ustedes son el futuro, muchachos y muchachas de Nicaragua, de ustedes saldrán más adelante los que dirigirán los destinos de este país, saldrán los que continuarán, las transformaciones profundas en nuestro país (…) ustedes ya están contribuyendo en la transformación de Nicaragua, ustedes ya están participando del cambio en Nicaragua, pero a ustedes les va a tocar en un futuro asumir el liderazgo», indicó.

Por su parte, Su Eminencia Cardenal Miguel Obando y Bravo, instó a los alumnos y alumnas a estudiar para aprender y perfeccionarse y vencer el velo de la ignorancia.

«Aprestémonos para el estudio con ardor en la mente y calor en el corazón, hay que prepararse para corresponder a los esfuerzos de los profesores tratando de asimilar sus enseñanzas tanto técnicas como educativas», indicó.

Asimismo llamó a los estudiantes a tener fe a que serán mejores personas cuando terminen el año escolar y estarán dando un paso más hacia el éxito.

«Prepárense también para luchar contra el enemigo común, que aunque derrotado cada año, vuelve al siguiente con sus tentaciones y peligros, luchen contra la pereza y las distracciones y peligros. Luchen contra la indisciplina y la indolencia y eso lo lograrán concentrándose en el estudio dando un tiempo para cada cosa incluyendo la diversión y el reposo que son elementos indispensables para los estudiantes», manifestó.

«Procuren cada día cumplir con sus deberes a cabalidad para que al fin de cada jornada puedan acostarse con la conciencia tranquila y el espíritu listo para las labores siguientes», indicó.

Su Eminencia exhortó a los alumnos a practicar la solidaridad y el compañerismo.

«Consoliden y embellezcan el sentido de la amistad y franca camaradería y que todos lleven en sus corazones el lema de aquellos mosqueteros: uno para todos y todos para uno», dijo.

Destacó que la cultura es el arma emancipadora por excelencia y la historia no conoce ningún pueblo que no haya alcanzado su plena libertad y madurez cívica en medio de la ignorancia.

también te puede interesar