Nicaragua

Madres comerciantes del Mercado Industrial ya llevan sus niños al CDI

Construido por el Gobierno Sandinista con el apoyo de Taiwán

CDI del Mercado Oriental
A casi una semana de la reapertura del CDI, la mayoría de los pequeños entre las edades de tres a seis años disfrutaban del área de juego, mientras que los más tiernos se encontraban en las aulas. | el19digital.com

Redacción Central |

Construido por el Gobierno Sandinista con el apoyo de Taiwán

Dando acogida a 154 niños y niñas, cuyos padres trabajan en el Mercado oriental, está funcionando el Centro de Desarrollo Infantil (CDI) «Oscar Javier Dávila» construido por el Gobierno Sandinista con el apoyo de Taiwán.

El CDI, que originalmente fue fundado durante la primera etapa de la Revolución Sandinista para apoyar a las madres comerciantes de la zona cuidando a sus hijos más pequeños, en los 16 años de gobiernos neoliberales escapó de ser privatizado y al final quedó en abandono. Sin embargo, en la actualidad cuenta con modernas instalaciones las que están prestas a recibir a los niños y niñas.

Con el nuevo edificio, poco a poco,  se terminó con la situación que vivían las madres comerciales obligadas a  mantenían a sus pequeños durmiendo en canastos o carretones bajo el sol, porque no tenían quién se los cuidara mientras ellas se ganaban honradamente el pan de cada día.  Ahora ellas tienen un lugar seguro y en excelentes condiciones donde dejar a sus hijos.

A casi una semana de la reapertura del CDI, la mayoría de los pequeños entre las edades de tres a seis años disfrutaban del área de juego, mientras que los más tiernos se encontraban en las aulas.

La directora del CDI, Esmelda Espinosa, explicó que la atención a los niños se inició este miércoles y el personal se encuentra en una etapa de adaptación.

Sin embargo,  todos se sienten a gusto porque a diferencia de las pésimas condiciones en las que se encontró el centro luego de la pesadilla neoliberal, los niños cuentan con espaciosas aulas de clases, donde pueden acomodarse para hacer sus siestas,  tienen un área comedor y otra para esparcimiento,  disfrutan de los equipos audiovisuales, además del área de juego, la cocina y el área administrativa.

«Tenemos una estructura segura, cómoda y moderna, nada comparado a las condiciones anteriores que a nadie inspiraba a venir», afirmó.

La funcionaria lamentó que la demanda de las comerciantes madres de familia es alta, sin que a todas pudieran dar respuesta, debido a que se sobrepasaría la capacidad de atención.

No obstante, el gerente de la Nueva COMMEMA (Corporación de mercado Municipales de Managua) Augusto Rivera, manifestó que más adelante se podrá atender a más niños con un nuevo CDI que se está construyendo por el llamado sector de la Azucarera. Esa construcción está avanzada en un 50 por ciento, precisó el funcionario.

Yahoska Vanesa Ramos, hermana de una de las pequeñas alumnas de tres años, se mostró satisfecha por la atención que los educadores brindan a los menores y dijo que los estaban cuidando perfectamente.

Ella es del criterio que la recuperación del CDI es una gran ayuda para su mamá, que trabaja en el mercado vendiendo carne. «Antes no tenía con quién dejarla, tenía que ser yo la que la cuidara, pero mi mamá también necesitaba que la ayudara con el negocio, pero ahora no, todo está bien».

Karina Soza, quien vende café y pan en el mercado y es madre de otra pequeña, se presentó al CDI para avisar que  la próxima semana integrará a su hija a clases. «Estoy muy entusiasmada, porque sé que aquí me la van a cuidar muy bien y va a aprender muchas cosas buenas. Agradezco al Presidente Daniel Ortega que se preocupó por las madres trabajadoras del Mercado Oriental».

En el CDI trabajan 12 personas entre educadores, conserje, cocinera, guarda de seguridad y personal administrativo.

también te puede interesar