Nicaragua

Prioridad sandinista garantizar seguridad y soberanía alimentaria del pueblo

Plan de Desarrollo Humano apunta al incremento de la producción y la productividad

Redacción Central |


Plan de Desarrollo Humano apunta al incremento de la producción y la productividad

Principal esfuerzo del Gobierno Sandinista desde el regreso a la Presidencia del Comandante Daniel Ortega ha sido garantizar la seguridad y soberanía alimentaria del pueblo y especialmente de las familias de menores recursos.

Ese empeño está presente en el Plan de Desarrollo Humano y en los programas de aumento del nivel productivo en los casos del maís, el sorgo, arroz y frijoles, entre los alimentos de mayor consumo por el nicaraguense.

Son varios los éxitos alcanzados en esos rubros, con especial destaque de la producción de arroz que, en 2007, apenas satisfacía el 50 por ciento dela demanda nacional y hoy llega al 75 por ciento de esa demanda.

No obstante, el Gobierno también desarrolla programas y proyectos de fomento a la producción enfocadas en las familias campesinas, las que estuvieron prácticamente olvidadas por los anteriores gobiernos neoliberales. Estas ahora cuentan con programas como el Bono Productivo Alimentario, el que las ha convertido en sujetos y parte indispensables de los procesos productivos.

«El Plan de Desarrollo Humano del Gobierno Sandinista apunta no sólo a reactivar la producción, sino también a incrementar los niveles productivos por la vía de mayor productividad pero también con la incorporación de nuevos sujetos a la producción», explicó el director del Instituto de Desarrollo Rural (IDR), Pedro Haslam.

Un tema claro para lograr estos cambios son además el acceso a crédito, a través de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y el Banco Produzcamos.

Haslam destacó también la sustitución de alimentos importados por aquellos que se producen en el país, como por ejemplo el incentivo al cultivo del sorgo para de esta manera evitar la importación de maíz amarillo.

«Nuestros planes apuntan no sólo a incrementar la producción para aumentar consumo, sino también para sustituir las importaciones de alimentos», indicó.

De igual manera se está trabajando en el mejoramiento de la producción de semilla, la reactivación de los centros tecnológicos de la enseñanza técnica a los productores a través del Instituto Nacional Tecnológico (Inatec) y la incorporación de las universidades al Gabinete Nacional de la Producción.

En los últimos meses, según Haslam, la prioridad ha estado en la concretización del programa de cultivo de frijol de riego. Hasta el momento se ha logrado que 671 productores de tabaco, plátanos y caña de azúcar se sumen a esta iniciativa.

«Estamos hablando de tres mil 537 manzanas. Sin embargo, es válido decir que ya hay otros productores que se están incorporando y pensamos que vamos a llegar a las cuatro mil manzanas», afirmó.

De los 671 productores confirmados para participar en este programa, poco más de 600 son pequeños y medianos, confirmó.

también te puede interesar