Nicaragua

Presidieron Daniel y Rosario acto conmemorativo por los 85 años del Cardenal Miguel Obando

Daniel destacó la labor por la Paz y la Reconciliación a la que ha dedicado su vida su Eminencia Reverendísima

Rosario Murillo, Daniel Ortega y el Cardenal Miguel Obando
Presidieron Daniel y Rosario acto conmemorativo por los 85 años del Cardenal Miguel Obando. | César Pérez

Redacción Central |

Daniel destacó la labor por la Paz y la Reconciliación a la que ha dedicado su vida su Eminencia Reverendísima

El Comandante Daniel Ortega Saavedra, presidente de Nicaragua y la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo Zambrana, presidieron este viernes el Acto Solemne celebrado en la Casa de los Pueblos, en Managua, en conmemoración de los 85 años de Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Miguel Obando y Bravo.

Su Eminencia, que preside la Comisión de Verificación, Reconciliación, Paz y Justicia, cumplió 85 años de vida dedicada a Dios y al pueblo nicaragüense, el pasado 2 de febrero.

La compañera Rosario, en las palabras inaugurales de la ceremonia, manifestó que el Cardenal encarna ese apostolado desinteresado, desapegado, esa misión espiritual de instalar en el corazón de las personas, el ideal y el afán del Bien Común.

Además, señaló que lo acusan a usted, Eminencia, de hacer política, cuán equivocados están quienes llenan su boca de epítetos. Son infames y erráticos quienes ven en usted lo que a lo mejor anida todavía en sus corazones sin cambio.

Cardenal Miguel, Eminencia Reverendísima, Pastor de la Paz, la Reconciliación y la Unidad por el Bien Común, a nombre de todos los que creemos en la libertad con justicia, con fe, con valores humanos, en la democracia con solidaridad y caridad, a nombre de todos los que queremos ser hermanos en Cristo, y en el afán cotidiano de servir, le saludamos en este 85 cumpleaños, deseando que el Señor nos permita tenerle por mucho tiempo más, como Guía Espiritual de todas y todos los nicaragüenses.

Su Eminencia, por su parte, agradeció por este acto al Presidente Daniel y la Compañero Rosario, a la vez que rememoró su vida como hombre de Iglesia, que lo llevó a convertirse finalmente en Cardenal.

Esta mañana, pensando en los 85 años (…) pensé que hay que darle en primer lugar gracias a Dios, Nuestro Señor, que nos ha dado la Vida, y agradecerle todos los beneficios que me ha concedido.

Quiero agradecer las amables palabras de la Primera Dama, doña Rosario Murillo, qué bonitos conceptos, muy optimistas, le agradezco su muestra de fineza, y agradezco al Señor Presidente que ha tenido esta iniciativa de hacer este acto.

El Presidente Daniel destacó la labor por la Paz y la Reconciliación a la que ha dedicado su vida el Cardenal.

Le tocó realmente pasar por un largo Vía crucis, y continuar todavía en ese largo Vía crucis, simplemente porque se comprometió con el Pueblo, con la Reconciliación y la Paz, afirmó.

Su Eminencia siempre le abrió las puertas, le abrió su corazón, a todos los nicaragüenses, sin distingos de colores políticos, ideológicos, sociales, económicos, a todos. Aún, cuando había momentos difíciles, nunca de nuestra parte perdimos comunicación con Su Eminencia.

Hoy nos sentimos honrados de estar aquí, en esta Casa de los Pueblos, haciendo un más que merecido reconocimiento, en el 85 aniversario de su natalicio, Su Eminencia, Cardenal Miguel, Príncipe de la Iglesia, Príncipe de la Paz, Príncipe del Amor, porque el Rey es Cristo.

Quiero reconocer en nombre del Gobierno y Pueblo de Nicaragua, a Su Eminencia, ese trabajo pastoral, esa disposición permanente, donde a sus 85 años, Eminencia, usted sigue estando en la primera línea de lucha por la Reconciliación, por la Paz de los nicaragüenses. Gracias Eminencia, señaló el presidente nicaragüense.

también te puede interesar